Xenophallus umbratilis (Olomina)

Xenophallus umbratilis (Olomina)

Nombre común: Olomina. Xenophallus umbratilis.

Clasificación:
• Orden: Cyprinodontiformes.
• Familia: Poeciliidae .

Biotopo:
Habita en aguas profundas, en ríos cuya corriente es variable y en sitios elevados que abarcan desde los 35 a los 590 metros; se encuentra también en lugares con densa vegetación, que es donde las hembras se reproducen.

Distribución:
Principalmente en América Central, desde el Lago Nicaragua en la cuenca del Atlántico al Río Parismina y en el drenaje del río Tenorio, en la vertiente del Pacífico.

Forma:
Cuerpo delgado y tranlúcido, con algunas partes de color amarillo.

Coloración:
Tienen colores claros, con un cuerpo color oliva y su aleta dorsal es oscura. Cuando son mantenidos en buenas condiciones los machos muestran en su cuerpo una coloración amarilla muy brillante. Los machos y los ejemplares jóvenes pueden tener algunas rayas verticales tenues en la mitad posterior de su cuerpo. La aleta dorsal es negra.

Tamaño:
Los machos llegan a los 4 centímetros, mientras que las hembras alcanzan los 5.

Diferencias sexuales:
El macho es más pequeño y delgado que la hembra, y presenta color amarillo a lo largo del cuerpo. Posee gonopodio que le sirve como órgano copulador. Una peculiaridad de su gonopodio es que tiene una especie de ganchos que son visibles en éste y se encuentran ubicados al final del mismo.

Temperatura:
Preferentemente elevada, entre los 27° y los 31°C.

Agua:
Preferentemente dura, aunque también se adapta a aguas semiduras. Un pH de 7 a 7.5 es ideal para esta especie. Son sensibles a la presencia de amoníaco en el acuario.

Acuario:
Un tanque de 20 litros es buen espacio para esta especie debido a su tamaño pequeño, aunque para un mejor desarrollo se recomienda un acuario de, al menos, 40 litros. Debe estar provisto de densa vegetación y rocas o troncos que les sirvan de escondite a los alevines.

Alimentación:
Aceptará todo tipo de alimento comercial, desde hojuelas hasta gránulos, aunque es importante dotarles de alimento vivo. En su hábitat natural se alimenta de detritos, algas filamentosas e insectos acuáticos.

Comportamiento:
Pacífico, aunque si se tiene con otras especies suele ser tímido y le costará trabajo comer. Se encuentra más tranquilo viviendo en grupos numerosos.

Reproducción:
Ovovivíparo. Luego de que el macho fecunda a la hembra y tras 28 días de gestación nacen entre 15 y 50 alevines, a los que se debe de proveer de plantas elodea y sagitarias para que no sean devorados por los adultos, que tienen cierta tendencia a este comportamiento. Una buena porción de musgo también es recomendable. Alcanzan la madurez sexual después de los 3 ó 4 meses.