Vesicularia dubyana (Musgo de Singapur)

Vesicularia dubyana (Musgo de Singapur)

Nombre común: “Musgo de Java”, “Musgo de Singapur”. En realidad el primer nombre se aplica a Taxiphyllum barbieri y el segundo a Vesicularia dubyana, pero históricamente parece haber una confusión sobre ambas especies. Hasta el año 2004 se creia que el Musgo de Java mantenido en los acuarios era Vesicularia dubyana, sin embargo, ese año un experto en musgos el Dr. Benito Tan determinó que el Musgo de Java era en realidad Taxiphyllum barbieri.

Familia: Hypnaceae.

Distribución:
Sudeste de Asia. Se cita Singapur y Malasia como origen de Vesicularia dubyana y la isla de Java como origen de Taxiphyllum barbieri.

Forma:
Talo vegetativo muy ramificado y con brotes aplanados opuestos que forman grandes masas. Tienden a anclarse a los objetos que le rodean (troncos, rocas, etc.), mediante unas estructuras a tal efecto denominadas rizoides.

Tamaño:
Las hojas miden aproximadamente 1.3mm de largo y son relativamente ovaladas. Las cerdas miden entre 1.5 y 2 cm de longitud

Forma de propagación:
Por división o por esporas. Crecimiento lento/rápido, dependiendo de la disponibilidad de nutrientes y de la iluminación.

Temperatura:
15°C a 28°C.

Agua:
pH: 5.0 – 8.5; GH: prefiere agua blanda y ácida, pero soporta agua medianamente dura e incluso dura. Puede usarse incluso en acuarios de agua salobre, pero necesita para ello una aclimatación lenta.

Existe la creencia de que esta planta va mejor en agua vieja y en acuarios con pocos cambios de agua, pero tal afirmación es muy aventurada y no tiene fundamento real. Tal cosa es posible en zonas de agua dura donde sólo con el tiempo se consigue la acidez necesaria, pero si el agua de partida es blanda, agradece los cambios de agua. El conocido Takashi Amano, en los acuarios en los que introduce esta planta como centro de la composición, realiza cambios del 50% semanal.

Iluminación:
Se adapta a cualquier condición de iluminación, de muy baja a muy alta. No obstante con exceso de luz puede llenarse de algas, que son prácticamente imposibles de eliminar entre sus finos filamentos.

Tipo de sustrato:
Puede crecer anclada sobre elemntos del sustrato, o preferiblemente adherida a rocas o troncos, donde es muy decorativa. Para que enraíce sobre cualquier superficie, basta con sujetar el musgo de Java con un poco de hilo de nylon, que se puede retirar en un par de meses si todo ha ido bien. Si crece en exceso conviene podarla para evitar que las partes ancladas al sustrato o superficie se queden sin luz y mueran asfixiadas, soltándose.

V. dubyana puede también ser usada de forma no sumergida en terrarios (como musgo tapizante emergido) siempre que haya suficiente humedad.

Dificultad:
Baja-Media. Hay que tener cuidado de que no se llene de restos en suspensión, para los que es un imán, así como de algas, que asfixian a la planta. En casos de suciedad acumulada entre sus filamentos, se puede sacar del acuario y enjuagarla bajo el grifo de agua templada, cosa que soporta perfectamente. Si hay invertebrados en el acuario (caracoles, Caridinas, Neocaridinas… ellos se encargarán de esta labor).

Anuncios: