Triops cancriformis

Triops cancriformis

Ficha sobre la alimentación, comportamiento, reproducción y cuidados en el acuario del triops cancriformis

Nombre común: Triops o Triops cancriformis.

Sinónimos no válidos: Seamonkeys

Clasificación:
• Orden: Notostraca
• Familia: Triopsidae.

Biotopo:
Suelen habitar en charcas estacionales poco profundas y tranquilas de agua dulce, con agua no fría y limpia.

Distribución:
El triops cancriformis habitan en Europa, Norte y Centro América, Asia, África, las Islas Maltesas e Israel.

Forma:
Tienen tres ojos, de lo cuales, dos son compuestos internos y uno naupilar que está entre el escudo dorsal que cubre la cabeza, patas y articulaciones de los segmentos del cuerpo. Casi no ha tenido cambios en su morfología desde el Triásico.

Coloración:
Marrón grisáceo. Las mandíbulas, branquias y extremidades son de un color anaranjado llegando al rojo.

Tamaño:
Hasta 10 cm de longitud.

Diferencias sexuales:
Las hembras poseen un escudo dorsal más pequeño y la cola más larga. Normalmente son de un tamaño mayor a los machos además de tener dos bolsas blancas de huevos en cada lado.

Temperatura:
Pueden vivir en un rango de temperatura entre 15 º y 30º, aunque si la temperatura baja o sube de 25ºC, el número de huevos eclosionados disminuirá e irán perdiendo fertilidad.

Agua:
Ph entre 7 y 9 y una dureza media. Acepta un rango amplio de variación.

Acuario:
Mejor mantenerlos en acuarios con una altura mínima de 5 a 10 cm, teniendo en cuenta que a la vez sea lo más largo y ancho posible. Es muy conveniente añadir sustrato.

Alimentación:
La alimentación del triops cancriformis no es un problema ya que comen de todo: brotes de plantas,  gusanos, larvas, verdura, fruta, pescado, carne, pastillas de fondo, alimento en escamas comerciales de peces, papillas caseras, etc. Es habitual que excaven en el sustrato en busca de comida. Si les falta alimento pueden inducir al canibalismo además de tener cuidado con las plantas que tengamos plantadas.

Comportamiento:
Son tranquilos y no agresivos en unas condiciones óptimas. Suelen nadar por todo el acuario libremente e, incluso, se le puede ver nadar boca abajo. Además, son tímidos ys i tenemos un movimiento de agua fuerte tenderán a esconderse en la decoración. Se le puede juntar con otras especies en el acuario siempre que sean de mayor tamaño o algo menores.

Reproducción:

Se reproducen con facilidad aunque deben separarse por el alto riesgo de que se coman las puestas. Para evitarlo, es útil tener una zona con abundantes rocas, plantas y troncos, que les permitan esconderse. También es aconsejable tener un sustrato grueso para que los huevos se cuelen entre el sustrato y el resto de elementos del acuario.

Las hembras disponen de huevos fértiles aunque no es hayan apareado nunca y prácticamente a diario desarrollan una bolsa de 15 huevos. Los adultos mueren durante las sequías, pero los embriones permanecen en un estado de diapausa (animación suspendida) hasta que vuelva el agua con las siguientes lluvias. A las 24-48 horas de entrar en contacto con el agua, los pequeños nacerán.