Prionobrama filigera (Tetra vidrio)

Prionobrama filigera (Tetra vidrio)

Nombre común: Algunos de los nombres comunes que recibe son: “Carácido de cristal de cola roja”, “Tetra vidrio”, y “Cola de sangre”. En inglés se refieren a él como “Glass bloodfish”, y en alemán lo citan como “Rotflossen-Glassalmler”. Prionobrama filigera.

Nombres en desuso (no válidos): Aphyocharax filigerus nombre que le fue dado originalmente, Aphyocharax analis, Aphyocharax analialbis, Bleptonema amazonae, Paragoniates muelleri y Prionobrama madeirae.

Hay dos especies descritas en el género Prionobrama: P.filigera y P.paraguayensis. Se cree que es posible que sean variaciones geográficas. El cuerpo de los peces del norte (zona amazónica) es menos transparente y ligeramente amarillento en comparación con los del sur (zona de Argentina y Paraguay). La segunda especie, P.paraguayensis, se halla pendiente de revisión.

Clasificación:
• Orden: Characiformes.
• Familia: Characidae (Carácidos).
• Subfamilia: Paragoniatinae.

Primera importación: La primera importación conocida de este pez está datada en 1931.

Biotopo:
Ríos con corriente moderada, y con presencia de vegetación superficial.

Distribución:
El pez que nos ocupa habita la cuenca del Amazonas: Bolivia, Colombia, Brasil, Perú y Ecuador. La otra especie similar mencionada arriba habita las zonas de Brasil y Bolivia llegando hasta el litoral argentino, pasando por Paraguay.

Forma:
Alargada fusiforme, ligeramente comprimido lateralmente. La boca está ligeramente orientada hacia arriba y posee una pequeña aleta adiposa.

Coloración:
Aparte de lo mencionado arriba, el pez es en su mayoría translúcido en condiciones de tranquilidad e iluminación correctas, de ahí muchos de sus nombres comunes. Dependiendo de la iluminación podremos notar ligeros brillos el la línea lateral, y variaciones en la translucidez del cuerpo. Lo más llamativo es el color rojo vivo que posee en toda la aleta caudal, manchando ligeramente también el pedúnculo caudal. Se observa en todos los ejemplares una fina línea blanca que bordea los primeros radios de las aletas pélvicas y anal.

Tamaño:
Este pez no sobrepasa los 6 cm. de longitud.

Diferencias sexuales:
No son muy evidentes pero a modo orientativo cabe mencionar que los machos suelen ser más comprimidos y las hembras más redondeadas. Además los machos tienen la aleta anal más alargada y un borde negro posterior al borde blanco de la aleta anal.

Temperatura:
Se trata de un pez resistente y adaptable que aguanta un rango de 22ºC a 30ºC, siendo los valores óptimos entre 24ºC y 26ºC.

Agua:
Tolera un rango de pH muy amplio, que abarca de 6.0 a 7.8, aunque al tratarse de un carácido amazónico siempre estará más a gusto con valores ácidos entre 6.4 y 6.7. Lo mismo dicho para el pH es aplicable a la dureza, ya que tolera hasta 20ºdGH, pero obviamente se encontrará mejor con un GH menor a 8ºd. El KH por tanto deberá ir acorde con los valores de pH y GH, pero si su valor es bajo, el pez se encontrará más a gusto.

Acuario:
A partir de 60 litros, podemos mantener a esta especie, que como todos los carácidos tiene una necesidad fundamental, el espacio para nadar. Además es conveniente tener plantas flotantes como Pistia o Lemna, o altas como las Vallisnerias ya que hacen que el pez se sienta más seguro, y le protegen de la luz muy directa de los fluorescentes. Le agrada una ligera corriente superficial.

Alimentación:
Omnívoro. No es exigente y comerá de todo. En la naturaleza suele alimentarse de pequeños insectos y crustáceos. Lo importante será variar su alimentación ofreciéndole tanto alimento vegetal como animal.

Comportamiento:
Pez pacífico, que convivirá con cualquier especie no agresiva. Se encontrará mejor en el seno de un grupo numeroso, con el que formará un cardumen bastante conjuntado. No mantener menos de 6 ejemplares. Cuantos más especímenes tengamos más disfrutaremos de él. Su zona de natación es superficial media, de ahí la necesidad de tener plantas que le protejan de la luz de los focos.

Esperanza de vida:
Como se ha comentado, es muy resistente y puede vivir hasta por 12 años.

Reproducción:
Relativamente fácil. En un acuario con temperatura elevada (26ºC-30ºC), la pareja frezadora desovará sobre alguna hoja de planta fina, o sobre las raíces de plantas flotantes, poniendo un gran número de pequeños huevos. Separar a los padres después de la puesta, ya que la devorarán. Alimentar a los alevines con nauplios de artemia recién eclosionados.