Copella arnoldi (Tetra rociador)

Copella arnoldi (Tetra rociador)

Nombre común: Tetra rociador, Carácido rociador, Tetra saltarín. En Brasil se le denomina “Piratanta”. En Trinidad y Tobago se le llama también “Copeina” y en la Guayana francesa “Ti-yaya”. En inglés se hace referencia a él como “Splash tetra”, “Jumping characin” o “Spraying characin”. Copella arnoldi.

Primera importación en 1905 por Oskar Kittler para el grupo Rohmaler de Hamburgo.

Sinónimos y antiguas denominaciones (no válidas): Copeina arnoldi nombre con el que fue descrito originalmente por Regan en 1912 y también Copeina callolepis, Pyrrhulina filamentosa y P. rachoviana.

Clasificación:
• Orden: Characiformes.
• Familia: Lebiasinidae
• Subfamilia: Pyrrhulininae.

El género Copella incluye otras especies que a veces se confunden con la que aquí nos ocupa: Copella nattereri, Copella carsevennensis, Copella compta, Copella eigenmanni, Copella metae, Copella nigrofasciata y Copella vilmae.

Biotopo:
Varía de acuerdo a la época del año y la zona donde se ubican. En épocas de sequía se encuentran en pequeños riachuelos de aguas cristalinas. En invierno se desplazan por toda la sabana inundada radicándose en esteros y lagunas de poca profundidad, donde proceden a desovar

Distribución:
Brasil (curso principal del Amazonas, río Maranhao), Guayana Francesa, Guyana (ríos Essequibo, Demerara, Yarakita, Arau, Barama), Surinam (río Surinam). También se ha señalado su presencia en Venezuela (río Guarico).

Forma:
Cuerpo fusiforme, redondeado, boca en posición adelantada. Cuenta con aleta adiposa cerca de la cola y otra aleta más desarrollada en el lomo.

Coloración:
No posee color en el cuerpo, aparte de una pequeña mancha negra en el abdomen a la altura del ojo y en las aletas principales (dorsal y anal) poseen una banda delgada color blanco seguida por una franja más gruesa color negra y por último una amarillo claro cerca del cuerpo. En la aleta anal la coloración del amarillo es más intensa; en las aletas ventrales tienen unos pequeños puntos negros. Las puntas de la cola son de color rojo

Tamaño:
Llegan a medir hasta 4,5 cm. en su edad adulta.

Diferencias sexuales:
El macho es más delgado que la hembra, además su tamaño es menor. Una diferencia notable a simple vista es que los puntos negros de las aletas ventrales son muy pálidos a diferencia de las hembras que son más intensos. La hembra además de ser más grande, colorida y rechoncha, se le pueden ver los huevecillos en su abdomen cuando ya está madura y lista para desovar.

Temperatura:
24º a 28ºC.

Agua:
El pH debe encontrarse entre los 6.0 y 7.5, preferentemente se recomienda un pH neutro y dureza (GH) por debajo de 15°d.

Acuario:
Como es un pez de cardumen se recomienda que existan por lo menos 10 individuos. Es un pez que requiere un espacio amplio para desarrollar su natación a gusto, sin estrés, pero a la vez requiere lugares bien plantados, donde desovará si se da el caso. El acuario debe de ser por lo menos de 60 litros (mínimo), bien plantado, con algunas raíces y piedras.

Alimentación:
Son omnívoros por lo que aceptan fácilmente escamas, alimentos vivos como larvas de mosquito, pulgas, artemia, etc. Se recomienda el uso de alimentos de alta calidad para que después de algunos meses pueda desarrollar un mejor color

Comportamiento:
Pacífico. Es un poco tímido al principio pero, una vez adaptado al acuario, pierde su timidez y se vuelve muy sociable. Podríamos decir que compensa su aspecto con su comportamiento. Puede ser mantenido en cardúmen o pareja. Suele permanecer en la capa superior del acuario bajo las plantas flotantes.

Esperanza de vida:
Desconocida.

Reproducción:
El modo de reproducción es lo más interesante de este pez, ya que la realiza de forma espectacular fuera del agua. No obstante, y pese a lo inusual y espectacular, no es difícil de conseguir y puede resultar fascinante para el aficionado que busca nuevas experiencias.

Se debe realizar en un acuario especial ya que es casi imposible que lo hagan en un acuario comunitario. El acuario no debe ser muy grande ni profundo. El agua deberá mantenerse ligeramente ácida. Antes de la puesta es preferible alimentarlos con alimentos vivos.

Desovan por encima del nivel del agua, en una hoja que sobresalga, por lo que se recomienda la plantación de plantas como las anubias con hermosas hojas sobre el nivel del agua. En algunos casos incluso han llegado a fijar los huevos en la tapa del acuario. La pareja irá presionando sus cuerpos y saltando juntos, consiguiendo colocar la hembra entre 8-10 huevos cada vez, al mismo tiempo que el macho los fertilizará. Una vez tras otra irán saltando, con cuidado de no estropear los huevos ya puestos, hasta poner aproximadamente 200 huevos. Si un huevo cae al agua enmohece de forma casi inmediata y el embrión muere.

Los huevos son amarillentos y los embriones son visibles 24 horas después de la puesta. El padre cuida de la puesta, (chasqueando el agua con su aleta caudal para rociar y mantenerla mojada) y de las crías, pero es aconsejable separarlo una vez han nacido (caen al agua entre 36-72 h. después de la puesta). Alimentar a los alevines, que serán muy pequeños, con infusorios y artemia.