Hyphessobrycon pulchripinnis (Tetra limón)

Hyphessobrycon pulchripinnis (Tetra limón)

Nombre común: Tetra Limón. Hyphessobrycon pulchripinnis.

Primera importación en 1937 por la Sociedad Scholze y Pötzchke de Berlín.

Antigua denominación: Hemigrammus erythrophthalmus.

Clasificación:
• Orden: Characiformes.
• Familia: Characidae (Carácidos).

Biotopo:
Arroyos pequeños de aguas claras y vegetación densa de aguas tranquilas de la selva Amazónica, Sudamérica.

Distribución:
Región central de Brasil central; ríos Tocantins y Tapajós.

Forma:
Pez de cuerpo alto, comprimido lateralmente. De ojos grandes cuya parte superior es de color rojo electrico.

La aleta dorsal es triangular y nace en la mitad del dorso. A la altura del pedúnculo caudal presenta la aleta adiposa que caracteriza a la familia. La aleta caudal es bilobulada. La base de la aleta anal se extiende desde el orificio anal hasta el pedúnculo caudal.

Coloración:
La coloración base de éste pez es el plateado-traslúcido, provistos de una banda longitudinal brillante (poco visible) que recorre el costado desde el ojo hasta el nacimiento de la cauda, a la altura de la columna vertebral.

Los primeros radios de la aleta anal son de color amarillo brillante, netamente distinguibles de los siguientes radios que son transparentes y que presentan una terminación negra, que le forman un ribete a dicha aleta; éste es particularmente distinguible en los machos.

La aleta dorsal también presenta esta combinación de colores (amarillo, negro y transparente), pero con una distribución diferente; los primeros radios son básicamente negros, por lo que adopta la forma de una franja vertical. Hacia atrás de dicha franja suele existir una menor, de color amarillo; y el resto de la aleta es transparente.

La aleta caudal es translúcida, aunque puede tener matices negros en la terminación de los radios que la conforman.

Los ojos son muy grandes, y la mitad superior de dichos ojos es de color rojo brillante.

Cuando las condiciones en las que se los mantiene no son las adecuadas, suelen perder gran parte de su coloración, y por ende, de su atractivo.

Tamaño:
4,5 cms.

Diferencias sexuales:
Las hembras presentan el borde negro de la aleta anal mucho más fino que el de los machos. Además, los machos gozan de una coloración bastante más llamativa en general. Por lo tanto, cuando no es mantenido en las condiciones adecuadas, es bastante difícil su distinción.

Temperatura:
De 23 a 27ºC

Agua:
pH 5,5 a 7,5; prefiere aguas semi-blandas (GH 5ºd-15ºd) pero puede tolerar hasta 20-25ºd.

Acuario:
A partir de los 60 litros. Acuario dotado de algo de corriente e iluminación intermedia; no es un pez que requiera iluminación tenue, pero tampoco es recomendable que sea excesiva. Abundante vegetación al fondo y a los costados, con espacios libres para la natación.

La filtración con turba y el sustrato oscuro destacan su coloración. Requiere de cambios de agua parciales frecuentes, ya que es uno de los carácidos más sensibles a la contaminación.

Alimentación:
Especie omnívora que aceptará gustosamente alimentos vivos (pequeños insectos y larvas), aunque también aceptará de buen grado las hojuelas y el alimento liofilizado.

La mejor manera de alimentarlos, es ofrecerles una dieta variada que incluya dos veces a la semana alimentos vivos.

Comportamiento:
Pez de cardúmen, es conveniente mantener un mínimo de 7-8 ejemplares para que se sientan a gusto.

El tetra limón es un pez pacífico que convivirá fácilmente con otros peces de igual carácter; particularmente yo los he mantenido junto a cíclidos enanos de carácter pacífico, corydoras y otros carácidos de comportamiento similar.

Reproducción:
Como la mayoría de los carácidos, ésta especie no es de fácil reproducción. Se trata de un ovíparo de puesta libre.

Para que se dispongan a la cría es recomendable utilizar un tanque separado, de entre 20-40 litros, bien plantado, y alimentar a los progenitores con alimentos vivos. Tener en cuenta que no cuidan de la freza, por lo tanto, una vez hecha la puesta, es recomendable retirar a los progenitores. Los huevos deberán ser protegidos de la iluminación por su sensibilidad a contraer hongos, para lo que es conveniente tapar el acuario.