Teleocichla centrarchus

Teleocichla centrarchus

Nombre común: Teleocichla centrarchus.

Etimología: El nombre del género procede del griego, telos = fin, finalización y cichlae = a la denominación del género Cichla según Kullander, este nombre hace referencia a las similitudes morfológicas entre este género, el Teleogramma (género de cíclidos africanos) y también con el género Crenicichla.

El nombre de la especie proviene del griego, kentos = “espina”, y por archos = “vientre”. El nombre hace referencia a la 4 espinas que posee este pez en la aleta anal.

Primera importación: Al final de 1994 se importaron a Alemania varias especies de Teleocichla, y entre ellas, había algunos ejemplares de T. centrarchus.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlinae.
• Tribu: Crenicichlini.

Biotopo:
Amazónico, habita en zonas de sustrato arenoso.

Distribución:
De momento se le presume endémico del alto río Xingú en Brasil.

Forma:
Muy comprimidos lateralmente y alargados.
Poseen la aleta caudal redondeada y la aleta dorsal aserrada.
Lo más característico de esta especie es que posee 4 espinas en la aleta anal.

Coloración:
La coloración base es de un gris blanquecino y pequeños tonos amarillentos o anaranjados en la zona superior del pez.

Posee colores rojizos y azulados en las distintas aletas, y tiene una banda horizontal discontinua en forma de pequeñas manchas.

También tienen 7 barras verticales que partiendo desde el dorso finalizan en la banda lateral horizontal, y en el pedúnculo caudal tiene una marca alargada y en disposición vertical.

La hembra tiene el vientre de color rojizo.

Tamaño:
Machos 15 cm, hembras 10 cm.

Diferencias sexuales:
Aparte de las diferencias de tamaño y coloración en el vientre, la sección de los radios blandos de la aleta dorsal es más puntiaguda mientras que en las hembras es más redondeada.
Además, las hembras adultas cuentan con un vientre más desarrollado (abultado). Se aprecia fácilmente la curvatura de la que carecen los machos, cuya zona ventral es plana.

Temperatura:
Entre 25ºC y 33ºC. Lo ideal es mantenerla en torno a los 28ºC.

Agua:
Es una especie algo delicada en este aspecto: pH entorno a 6.0 y GH inferior a 4ºd, y tanto nitritos como nitratos a 0, ya que como las demás especies del género, es muy sensible a ellos.

Necesitan un cambio de agua todas las semanas, al ser muy sensibles a los ácidos húmicos.

Acuario:
A partir de 120 litros con piedras dispuestas a modo de losas y otras superpuestas de forma que creen refugios para el pez. El sustrato puede ser de grava, de arena, o una mezcla de ambos, siendo de su preferencia la arena.

Alimentación:
Prefieren alimentos vivos (artemia, dafnias, gusanos de grindal…) y en segunda instancia congelados (larvas de mosquito…).

Comportamiento:
Instraespecífico: agresivo entre los machos. Como en todos los cíclidos, su agresividad aumenta considerablemente en época de reproducción. Son peces que salen poco de sus refugios, es raro verlos fuera si no están reproduciéndose o comiendo.

Reproducción:
Para su reproducción necesitamos mantener los parámetros de agua ya mencionados en el apartado “Agua”, en caso contrario será muy difícil.

La puesta tiene lugar bajo una piedra, raíz, u otro objeto que tengamos en el acuario. Después de adherir los huevos (que suelen ser entre 50 y 100), la hembra forma barricadas a la entrada del sitio de la puesta con arena y/o grava y se encarga del cuidado de los huevos. Los huevos eclosionarán a los 5 días aproximadamente, y los alevines comenzarán el nado libre a los 12 días tras la puesta, momento en el cual ya le podremos suministrar nauplios recién eclosionados de artemia salina.