Tandanus tandanus

Tandanus tandanus

Nombre común: En inglés “Tandan” y “Dewfish” o pez del rocío. En Australia “Eeltail catfish”, “Freshwater catfish” y “Jewfish”. En Alemania “Kenaru” y “Tauwels”. En Finlandia “Marmoritandani” y en Dinamarca “Australsk ferskvandsmalle”. Tandanus tandanus.

Descrito originalmente por Mitchell en 1938 como Plotosus tandanus, cambiando de género el mismo año y quedando como sinónimo no válido.

La etimología del nombre de esta especie, probablemente proceda de algún nombre común aborigen australiano para hablar de pescados.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Plotosidae.

Biotopo:
Zonas de curso lento-medio en ríos y lagos, con vegetación densa en las orillas. Suele encontrarse en zonas de al menos 10 m de profundidad.

Distribución:
Este de Australia.

Forma:
Cuerpo alargado y aplanado lateralmente, que se va estrechando poco a poco desde la cabeza a la región caudal.

Ojos en disposición lateral, boca ligeramente ínfera. Alrededor de la boca cuenta con 6 barbillones, 2 procedentes de la mandíbula superior, 2 de la mandíbula inferior, y los otros dos ubicados a ambos lados de la boca.

Posee dos aletas dorsales. La primera está compuesta por un radio duro y 6 blandos, y esta ubicada poco después de terminar la cabeza. La segunda aleta dorsal, en algunas literaturas mal llamada aleta adiposa, comienza aproximadamente en la mitad del cuerpo y se extiende hasta la región caudal, siendo de la misma longitud que la aleta anal y uniéndose ambas.

Coloración:
El color puede variar desde el verde oliva y grisáceo pálido hasta marrón, siendo la parte posterior del cuerpo ligeramente transparente, al igual que las aletas pectorales, pélvicas y dorsal. La zona ventral es muy clara, prácticamente blanca.

Los ejemplares juveniles, de menos de 30 cm, poseen el cuerpo salpicado por motas oscuras; éstas van desapareciendo paulatinamente según crecen.

Tamaño:
Entre 80 y 90 cm. Cuando alcanza su talla adulta suele pesar entre 5 y 6 kg.

Diferencias sexuales:
Fácilmente diferenciados por la papila genital. Las hembras poseen la papila genital con forma triangular, mientras que en los machos es de forma cilíndrica y de mayor tamaño.

Temperatura:
Entre 10º y 25ºC.

Agua:
pH entre 6.5 y 8.0. Aguas semiduras y oxigenadas.

Acuario:
Dada su talla adulta requiere de un acuario de grandes dimensiones.

Deberemos dejar amplias zonas, con una leve corriente, donde tengan un espacio cómodo para nadar.

El resto del acuario lo podemos plantar densamente, siempre teniendo en cuenta los movimientos de los ejemplares. Entre la vegetación es necesario colocar raíces o algún otro tipo de guarida, acorde a su tamaño, donde puedan guarecerse.

Alimentación:
En libertad, la mayoría de su alimentación esta compuesta por pequeños peces, crustáceos, moluscos, larvas e insectos.

En cautividad habrá que proporcionarle una dieta similar, con alto contenido en proteínas y preferentemente vivo. En ejemplares mantenidos en cautividad se ha podido comprobar que no es una especie difícilmente aclimatable al alimento preparado, siempre y cuando este sea de alto aporte proteico.

Podemos utilizar comida granulada, escamas y papilla de discos. Igualmente, larvas y artemia congelada, serán de su gusto.

Comportamiento:
Es una especie pacífica, pero habrá que evitar colocarla con compañeros de acuario que sean de pequeño tamaño, ya que pueden suponer una fuente de alimento extra.

Seria deseable mantenerlos en acuarios específicos. Es aconsejable mantenerlos en grupos cuando son juveniles, en muchas ocasiones podremos observar un comportamiento típico de cardumen, aunque no lo sea propiamente. Ya en etapas adultas, carece de un marcado carácter territorial intraespecifico, pero no será habitual verlo nadar en compañía.

Reproducción:
La reproducción de este especie no se ve incentivada por la alimentación, y parece ser que el aumento de temperatura durante la primavera y el verano, pasando de 10º-15ºC habituales en invierno a los 20º-25ºC, es el mecanismo activador.

Los ejemplares son sexualmente maduros cuando alcanzan aproximadamente los 40 cm.

La hembra construye un nido sobre la grava o entre rocas, y suele medir entre 0,5 m y 2 m de diámetro. Una vez hecho el nido, comienza el cortejo con el macho y la hembra nadando sobre el nido y cruzándose. Tras el baile, la hembra, a una altura de 30 cm sobre el nido, arqueando el cuerpo y agitando las aletas pélvicas, suelta los huevos. El macho en ese momento baja al nido para fecundarlos.

Los huevos son de un tamaño aproximado de 2-3 mm esféricos, antiadherentes y son de color amarillo verdoso. En etapas tempranas, recién alcanza la madurez, el número de huevos por puesta suele rondar los 3.000, mientras que en ejemplares adultos, superan fácilmente los 30.000.

Normalmente es el macho el encargado de vigilar la puesta durante el tiempo que tarden en eclosionar, normalmente unos 7-10 días. Los alevines al nacer tienen un tamaño aproximado de 7 mm, pero en una semana doblan ese tamaño y empiezan a mostrar el cuerpo similar a un adulto.