Syncrossus helodes (Botia tigre)

Syncrossus helodes (Botia tigre)

Nombre común: Botia tigre, Locha tigre (ambos compartidos con Syncrossus hymenophysa, lo que puede llevar a confusión, acrecentada por la similitud de ambas especies). Locha tigre verde, Botia de bandas, Locha barrada, Locha rayada. Syncrossus helodes.

Sinónimos en desuso: Desde el año 2004, con la reorganización del género Botia llevada a cabo por Kottelat, pasa de llamarse Botia helodes a denominarse Syncrossus helodes, en un nuevo género que incluye a las especies Syncrossus beauforti, Syncrossus berdmorei, Syncrossus helodes, Syncrossus hymenophysa y Syncrossus reversa.

Hay varias lochas que son conocidas como las botias “tigre”, o en círculos más científicos, como el complejo Helodes-Hymenophysa, que además de a estas dos incluye a las antes denominadas como Botia beauforti, Botia reversa, Botia berdmorei y la especie relacionada Botia cf. berdmorei, todas ellas incluidas ahora en el género Syncrossus. Se distinguen por variaciones en el patrón de color, además de por su distinta distribución geográfica.

Nombres locales:”Pa kheo kai” (Laos), “Trey kanchrouk”, “Trey kanchrut” y “Trey kanchrouk chhnoht” (Camboya),

Clasificación:
• Orden: Cypriniformes.
• Familia: Cobitiidae.
• Subfamilia: Botiinae.

En la descripción de las especies de cobítidos de lo que entonces se llamaba “Indochina” (a lo que hoy nos referimos como “el sudeste asiático”), Henri-Emile-Sauvage (1844-1917) no estableció diferencias entre Syncrossushelodes y Syncrossus hymenophysa. No fue hasta 1984 cuando en la primera revisión del género Botia en esa zona hecha por Kottelat estableció que se trataba de dos especies distintas claramente distinguibles. Una de las razones para diferenciarlas en dos especies distintas (aparte de aspecto externo y tamaño final ligeramente distintos) es una distribución geográfica distinta, encontrándose a Syncrossus helodes en Laos, Vietnam, Camboya y Thailandia, mientras que Syncrossus hymenophysa está prácticamente restringida a Indonesia (Sumatra y Borneo).

Hay que ser cauto porque la mayoría de la literatura (incluyendo algunos de los libros de identificación más usados) confunden a Syncrossus helodes con Syncrossus hymenophysa, apareciendo a menudo la primera etiquetada bajo el nombre de la segunda, aún denominadas como “Botia”. Lo mismo ocurre con la información de muchas webs.

Biotopo:
Ríos y especialmente lagos con agua cristalina y muy oxigenada.

Distribución:
Asia: Camboya, Laos, Thailandia, cuencas de los ríos Mekong, Chao Phraya y Meklong basins; así como el norte de la península de Malasia.

Forma:
Es una locha esbelta y alargada, que presenta una cabeza de forma cónica y afilada, con la boca muy proyectada hacia adelante.Forma moderadamente alargada y lateralmente comprimida (más comprimida que otras botias como la popular “Botia payaso”, Chromobotia macracanthus). Presenta una aleta caudal poderosa y tres pares de barbillones en la boca, de los cuales los ubicados en la parte inferior de la boca son muy pequeños. Cuenta con una espina eréctil corta junto al ojo, quepuede extender a voluntad y que le sirve como defensa (se puede enganchar al cogerla con una red). Carece de escamas.

Coloración:
La parte superior del cuerpo es de color parduzco o marrón amarillento, mientras que la mitad inferior es de color amarillo pálido. Los flancos presentan un tono amarillo grisáceo o gris verdoso, y son atravesados por 10 ó 11 barras transversales, situadas de forma ligeramente oblicua en los flancos. Dichas barras están separadas por zonas más estrechas de color pálido que forman el color de fondo. Las barras verticales no llegan a la parte ventral, que es de color ocre pálido, y en la zona ventral hay numerosos puntos.

Las aletas son amarillentas o verdosas. Las aletas dorsal y caudal muestran finas bandas oscuras en sentido vertical.

Cuando son jóvenes, los ejemplares presentan un leve halo púrpura en los bordes de sus franjas verticales. En los ejemplares adultos estos halos desaparecen.

A menudo confundida con Syncrossus hymenophysa por su similar patrón de color, si nos fijamos detenidamente hay bastantes diferencias entre ambas. Syncrossus helodes tiene menos franjas y no llegan hasta la zona ventral. Se pueden diferenciar especialmente porque Syncrossus helodes tiene puntos en la zona ventral que no existen en Syncrossus hymenophysa. La aleta dorsal de S. helodes también está punteada (la de Syncrossus hymenophysa presenta grandes rayas y manchas).

Otra manera de difrenciar entre estas dos lochas es que las franjas verticales de Syncrossus hymenophysa en la primera mitad del cuerpo se inclinan hacia atrás (la parte inferior de la franja está más adelantada que la superior), mientras que las de la parte inferior (por detrás de la aleta dorsal) son rectas o ligeramente inclinadas en sentido contrario. En Syncrossus helodes es al revés: todas las franjas se inclinan hacia adelante (la parte superior de cada franja está más adelantada que la inferior).

Aparte de eso hay otras diferencias que podemos señalar entre estas dos botias:
–Syncrossus helodes tiene 10-11 franjas, mientras que Syncrossus hymenophysa tiene de 11 a 15.
–Las franjas de Syncrossus hymenophysa están bordeadas de un color azulado iridiscente más intenso y llegan hasta la zona ventral, sin que haya puntos en el vientre. Las de los ejemplares jóvenes de Syncrossus helodes tienen un reborde púrpura, pero este desaparece con la edad y presenta franjas sin reborde alguno.
–Las franjas de Syncrossus hymenophysa son más estrechas.

Tamaño:
Hasta 30 cms.

Diferencias sexuales:
No existe dimorfismo sexual en esta especie.

Temperatura:
25º a 30ºC.

Agua:
Agua preferentemente blanda y ligeramente ácida o neutra. KH=3-6ºd y GH=3-12ºd. pH entre 6.4 y 7.4. Cambios de agua frecuentes.

Acuario:
Es un pez agresivo y de gran tamaño, por lo tanto no es apropiado para un acuario comunitario de tamaño medio. También es conveniente mantenerlas en grupos numerosos, donde se mitigue la agresividad territorial, pero con muchos escondites donde protegerse de los ataques de los dominantes. El acuario debe de tener un sustrato suave, sin bordes cortantes, afilados o abrasivos, ya que rebuscará en él con sus barbillones. Deben proporcionarse rocas y troncos para que se refugie. Buenos coimpañeros para esta especie serían otras botias no agresivas y cualquier especie de barbos, así como otros ciprínidos asiáticos.

Alimentación:
Gusanos, larvas, crustáceos, pequeñas gambas, materia vegetal y comida seca (escamas, gránulos y tabletas, conviene que sean altos en proteínas). Debe de ser lo más variada posible. Como otras lochas, incluirá caracoles pequeños en su dieta.

Comportamiento:
Una locha muy agresiva, aun que un escalón por debajo en agresividad a Syncrossus beauforti. Para reducior la agresividad hacia otros peces es necesario mantenerlas en grupos de 3-5 individuos del mismo tamaño. Las luchas entre ellos mantendrán a salvo a los otros comopañeros de acuario.

La agresividad es tanto intraespecífica (hacia sus semejantes) como hacia otros peces. Este comportamiento se diluye si es mantenida en bancos con otros congéneres de su misma especie, aunque también se producen ciertas agresiones de carácter territorial que, si el acuario tiene suficiente espacio y escondites, no pasan a mayores. Si se mantiene un ejemplar en solitario con otros peces, es casi seguro que los atacará.

Con otros peces es muy territorial y echará de muy malos modos a todo pez que penetre en lo que considera su territorio, aunque le doble en tamaño. Lo mejor es mantener a Syncrossus hymenophysa en grupos de 3-5 ejemplares para evitar ataques a otros peces en el mismo tanque. Todas las botias deben de ser más o menos del mismo tamaño, o las más grandes podrían herir gravemente e incluso matar a las más pequeñas.

Son crepusculares, apareciendo en el acuario preferiblemente cuando las luces se apagan o bajan de intensidad.

Reproducción:
No existen informes de su reproducción en cautividad. En libertad su comportamiento reproductivo está supeditado a los movimientos migratorios que se producen en las épocas de inundaciones. Se traslada a las áreas inundadas durante la época lluviosa y retorna a los cauces habituales de los ríos entre noviembre y diciembre.