Syncrossus beauforti (Botia camaleón)

Syncrossus beauforti (Botia camaleón)

Nombre común: Botia camaleón. Locha camaleón. Botia de Beaufort. Botia rayada o “Barred loach”. Botia beauforti (su anterior nombre). Syncrossus beauforti.

Nombres locales: “Pa kieo kai” (Laos), “Trey damrey” y “Trey kanchrouk” (Camboya) “Pla moo” (Thailandia).

Sinónimos en desuso: Desde el año 2004, con la reorganización del género Botia llevada a cabo por Kottelat, pasa de llamarse Botia beauforti a denominarse Syncrossus beauforti, en un nuevo género que incluye a las especies Syncrossus beauforti, Syncrossus berdmorei, Syncrossus helodes, Syncrossus hymenophysa y Syncrossus reversa. Antes se la denominó Botia lucasbahi, Fowler, 1937.

Clasificación:
• Orden: Cypriniformes.
• Familia: Cobitiidae.
• Subfamilia: Botiinae.

Biotopo:
Asociada a ríos de tamaño pequeño o medio y arroyos de agua clara, con cierta corriente y fondos rocosos o compuestos por cantos rodados sobre lechos arenosos, en los que excava. Ocupa las zonas inundadas en el período de aguas altas y regresa a los cursos normales de los ríos entre noviembre y diciembre.

Distribución:
Asia: Camboya, Malasia y Thailandia. Cuencas de los ríos Mekong, Chao Phraya y Meklong. Norte de la península de Malasia.

Forma:
Típica del género: ahusada e hidrodinámica; moderadamente alargada y lateralmente poco comprimida. Presenta una aleta caudal poderosa y cuatro pares de barbillones en la boca, de los cuales los ubicados en la parte inferior de la boca son muy pequeños. Cuenta con una espina eréctil corta junto al ojo, quepuede extender a voluntad y que le sirve como defensa (cuidado, esta espina se puede enganchar al cogerla con una red). Carece de escamas. Tiene 9 radios en la aleta dorsal.

Coloración:
Color de fondo marrón claro-dorado. El cuerpo está cubierto de puntos de color negro rodeados de un pequeño halo blanco o gris claro. El tamaño de los puntos no es uniforme, pero en ningún caso son superiores al de la pupila del ojo del pez. Los puntos de la parte central del cuerpo, bajo la aleta dorsal, son los de mayor tamaño –a menudo con forma elipsoidal, más anchos que altos– mientras que los de la parte inferior del cuerpo y el pedúnculo caudal son más pequeños.

En la zona de detrás de la cabeza presenta algunas rayas mezcladas con los puntos, que continúan a las de la nariz, horizontales y muy intensas, que descienden desde los ojos hasta el extremo de la boca.

Además de los puntos y estas rayas, el cuerpo también presenta de 9 a 14 anchas franjas verticales verdosas (como las que son siempre visibles en S. helodes o S. berdmorei), pero a diferencia de estas, en S. beauforti no son siempre visibles, palidecen o se oscurecen dependiendo del estado de ánimo del pez, siendo más fáciles de ver las de la parte posterior del cuerpo. Las dos o tres rayas que cruzan sobre el pedúnculo caudal son las más visibles, y se aprecian prácticamente todo el tiempo. Las aletas dorsal caudal y anal también presentan rayas verticales, más visibles y de menor grosor. También presentan un tono rojizo.

Syncrossus beauforti puede ser confundido con Syncrossus helodes, (antes Botia helodes) cuyo patrón de color está basado en las bandas longitudinales y la presencia de puntos se limita a la parte inferior del pez.

Pero sobre todo, S. beauforti. suele ser confundida con Syncrossus berdmorei(antes Botia berdmorei). De hecho en muchos libros y webs aparecen fotos de S. beauforti identificadas como S. berdmorei, cuando lo cierto es que esta última locha es muy rara y jamás ha entrado en los circuitos comerciales, por lo que casi se puede asegurar que toda foto de botia identificada como S. bermorei en la literatura acuariófila, en realidad es de una S. beauforti. La distribución de S. berdmorei se da en el norte de Myanmar, donde no existe por el momento actividad de pesca para la acuariofilia. En el aspecto fisiológico, S. berdmorei se distingue de S. beauforti en el mayor tamaño de las filas horizontales de puntos. En S. berdmorei los grandes puntos de los costados empiezan a aparecer justo después de los opérculos (cubierta de las branquias), mientras que en S. beauforti los puntos más pequeños se inician ya en la cabeza. S. beauforti tiene un cuerpo ligeramente más comprimido y en S. berdmorei se sabe que con la edad la coloración tiende a palidecer, dejando el aspecto general de un pez grisáceo con unos pocos puntos.

Tamaño:
Syncrossus beauforti alcanza los 15 cm de longitud, quizá algo más en libertad (algunas fuentes citan 25 cm). La tasa de crecimiento es rápida, ya que los ejemplares jóvenes que suelen importarse (4-5 cm) doblan su tamaño en un periodo de seis meses. No obstante, el crecimiento es más lento que en otras especies relacionadas y con las que se la suele confundir, como Syncrossus helodes.

Diferencias sexuales:
No existe dimorfismo sexual en esta especie.

Temperatura:
24º a 28ºC.

Agua:
De blanda a moderadamente dura y ligeramente ácida o neutra. KH=3-6ºd y GH=3-8ºd. pH entre 6.4 y 7.4. No tolera niveles altos de nitratos (deben de mantenerse tan bajos como sea posible con cambios de agua muy frecuentes). En la naturaleza incluso desaparece en aquellos lugares en los que se abonan los campos de arroz, lo que hace suponer que es muy intolerante con sustancias químicas como el cobre y los nitratos.

Acuario:
Es un pez agresivo y de gran tamaño, por lo tanto no es apropiado para un acuario comunitario de tamaño medio. También es conveniente mantenerlas en grupos numerosos, donde se mitigue la agresividad territorial, pero con muchos escondites donde protegerse de los ataques de los dominantes. El acuario debe de tener un sustrato suave, sin bordes cortantes, afilados o abrasivos, ya que rebuscará en él con sus barbillones. Deben proporcionarse rocas y troncos para que se refugie.

Alimentación:
Gusanos, larvas, crustáceos, pequeñas gambas, materia vegetal y comida seca (escamas, gránulos y tabletas, conviene que sean altos en proteínas). Debe de ser lo más variada posible. Como otras lochas, incluirá caracoles pequeños en su dieta.

Comportamiento:
Es una de las especies más agresivas del género (como Botia hymenophisa o Botia helodes). La agresividad es tanto intraespecífica (hacia sus semejantes) como hacia otros peces.

Botia beauforti es un pez agresivo y es bien conocido por su manía de atacar las aletas de otros peces. Curiosamente este comportamiento se diluye si es mantenida en bancos con otros congéneres de su misma especie, aunque también se producen ciertas agresiones de carácter territorial que, si el acuario tiene suficiente espacio y escondites, no pasan a mayores.

Con otros peces es muy territorial y echará de muy malos modos a todo pez que penetre en lo que considera su territorio, aunque le doble en tamaño. Lo mejor es mantener a Botia beauforti en grupos de 3-5 ejemplares para evitar ataques a otros peces en el mismo tanque. Todas las botias deben de ser más o menos del mismo tamaño, o las más grandes podrían herir gravemente e incluso matar a las más pequeñas.

Son bastante crepusculares, apareciendo en el acuario preferiblemente cuando las luces se apagan o bajan de intensidad. Si se quiere disfrutar de su comportamiento natural y observarlas mejor, un sistema que haga descender la intensidad de las luces, en lugar de un apagado brusco, es lo mejor.

En su comportamiento también hay que citar que tienen tendencia a mordisquear las plantas, especialmente si la dieta que se les ofrece es pobre en vegetales. Una hoja de lechuga hervida de vez en cuando, o porciones de guisantes pueden ser muy bien aceptados y evitarán daños mayores a la mayoría de las plantas.

Esta locha es excavadora. Su cara, más alargada que lo normal en el género y con un hocico muy afilado, le sirve para buscar presas enterradas y si el fondo es de arena suave no será raro verla meter la cabeza entera en el sustrato si hay algo que desenterrar.

Reproducción:
No existen informes de su reproducción en cautividad. En libertad su comportamiento reproductivo está supeditado a los movimientos migratorios que se producen en las épocas de inundaciones.