Sturisoma nigrirostrum (Carachama)

Sturisoma nigrirostrum (Carachama)

Nombre común: En Ecuador “Carachama”, en Alemania “Nadelstreifen bartwels” y “Störwels”, en Finlandia “Perusampimonni” y en Perú “Shitari”. Sturisoma nigrirostrum.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Loricariinae.

Biotopo:
Zonas de corrientes suaves, con formaciones leñosas y sin apenas plantas, salvo flotantes como Pistia y/o Eichornia.

Distribución:
En Perú, río Ucayali. Se han localizado ejemplares en la cuenca del río Caquetá, en Colombia.

Forma:
Cuerpo aplanado ventralmente, y alargado que se estrecha según se aproxima al pedúnculo caudal; ésto, aunque característico de los loricéridos, es mucho más pronunciado en este género. Boca en posición ínfera, y cabeza con forma triangular.

Labios carnosos a ambos lados del disco bucal que provienen del labio superior, en cual es de forma circular. Las hileras de dientes forman en cada labio un triángulo en ángulo agudo.

Diagnosis de varios ejemplares: aletas pectorales (1 radio duro + 6 blandos), aleta dorsal (1 radio duro + 7 blandos).

Coloración:
Cuerpo de color marrón claro, con una banda negra horizontal a ambos lados del cuerpo que le recorre desde el principio de la cabeza hasta el pedúnculo caudal. Las aletas, poseen la misma coloración parda, con motas oscuras.

Algo característico de esta especie es el tono marrón oscuro que posee en la parte final de su cabeza en la parte ínfera, es decir, la parte inferior del rostrum.

Tamaño:
Entre 20 y 25 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos poseen un desarrollo odontal (o bigotes) pronunciado a ambos lados de la cabeza, mientras que las hembras carecen por completo de ellos.

Temperatura:
Entre 24ºC y 28ºC.

Agua:
pH entre 5.8 y 7.2. Agua blanda o semiblanda, nunca agregar sal. Nivel de oxígeno disuelto alto, y componentes nitrogenados bajos o nulos.

Acuario:
Acuarios a partir de 200 litros, aunque este volumen sería el mínimo para introducir 2 ó 3 ejemplares siempre y cuando sean juveniles o adultos y sólo uno sea macho.

No requieren de acuarios plantados, aunque si lo están no supondrán un peligro para las plantas salvo que les molesten en sus movimientos. Agradecen muchos escondites, cuevas, piedras planas, formaciones leñosas o similares.

La luz no deberá ser demasiado intensa, y en caso de serlo será aconsejable disponer de plantas flotantes u otras de tallo alto que creen zonas sombrías o no muy iluminadas.

Alimentación:
Omnívora, pero de marcado carácter vegetal. Incluirá algas en su dieta, pero deberemos suministrarle además otros aportes similares (pepino, calabacín, guisantes…). Si la parte vegetal de su dieta está cubierta respetará las plantas.

También habrá que incluir en su dieta aportes proteicos (larvas, pequeños crustáceos…) e incluso otros comerciales como granulados, escamas o papillas.

Al menos un tronco o raíz será imprescindible para, además de guarida, para que pueda raerlo y extraer celulosa para completar sus procesos digestivos.

Comportamiento:
Pacífico, tranquilo y de hábitos crepusculares. Dado esto, no deberemos buscarle como compañeros de acuario otros loricáridos, otros Siluriformes, cíclidos… especies en general que compitan directamente con ellos por territorio y/o alimento, salvo que se trate de especies de menor tamaño y carácter similar o más pacifico.

Reproducción:
Apenas hay datos sobre su reproducción, aunque no debe distar mucho de otras especies afines como Sturisoma panamense .

Se sabe que son desovadores en cuevas, que ponen entre 100 y 200 huevos, y el macho es el encargado de custodiar la puesta.