Squaliforma cf. emarginata (L011, L035, L108, L116)

Squaliforma cf. emarginata (L011, L035, L108, L116)

Nombre común: En inglés es conocido como “Thresher pleco” y “Red fin thresher pleco”.

Recibe varios L-number: L011 (DATZ 03/1989), L035 (DATZ 08/1989), L108 (DATZ 09/1992) y L116 (DATZ 10/1992). Squaliforma cf. emarginata (L011, L035, L108, L116). Aunque todos hacen referencia probablemente a la misma especie, no es extraño encontrar en numerosas fuentes sólo el primer L-number con el nombre de Squaliforma cf. emarginata. Los otros tres L-number es más frecuente ver referencias a ellos como Hypostomus sp., Hypostomus cf. emarginata, o Squaliforma sp.

  • Etimología: El nombre del género de esta especie se compone de squali (squalis=squalo=shark=tiburón), y form (forma), en referencia a la forma que posee y que recuerda a un tiburón.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Hypostomini.

Biotopo:
Zonas de corrientes medias-rápidas, con suelos de arena muy fina, escasa vegetación y numerosas rocas.

Distribución:
Principalmente en el estado de Pará, Brasil.

  • L011, río Xingu, en el estado de Pará, Brasil. – L035, río Araguaia, en los estados de Pará y Goias, cerca de la confluencia con el río Tocantins. – L108, río Napo en Ecuador, aunque es probable que se pueda encontrar también en Perú. – L116, río Trombetas, en el estado de Pará, Brasil.

Forma:
Forma característica de Loricárido, aunque ligeramente mas alargado que otros géneros, notándose en la distancia entre la aleta adiposa y la aleta dorsal. Cuerpo aplanado ventralmente, de mayor ancho en la sección anterior y que se estrecha gradualmente hasta el pedúnculo caudal.

Ojos en disposición lateral. Boca suctora en disposición ínfera, con dos prolongaciones carnosas a ambos lados procedentes del labio superior.

La aleta dorsal de esta especie es distinguible de muchos otros Loricáridos. Cuenta con 1 radio duro ligeramente arqueado en su mitad distal, y de gran tamaño. Los radios blandos son 7, muy rectilíneos y también de gran tamaño. Esta característica aleta dorsal recuerda mucho a la aleta de un tiburón, y es en parte lo que da nombre al genero de esta especie (squalis).

La aleta caudal, en forma de lira, es de gran tamaño con respecto al cuerpo, y aunque no las posee como la mayoria de Loricariinae, ambos radios duros se prolongan ligeramente.

Coloración:
Cuerpo de color gris anaranjado, salpicado por motas ovaladas negras. Estas motas son ligeramente más pequeñas y numerosas en la cabeza, y en las aletas pélvicas y pectorales. La aleta caudal apenas posee moteado.

En etapas juveniles el moteado esta repartido de manera más igualada, tanto en tamaño como en concentración, y la aleta caudal luce moteado igual que el resto del cuerpo.

Algo que distingue a esta especie de otras cercanas, es la llamativa y fuerte coloración roja-anaranjada que posee en todas sus aletas. Ejemplares muy juveniles apenas poseen esta coloración, siendo más dificultosa su correcta clasificación.

También cabe reseñar el destacado color plateado del ojo, contrastando con la coloración del cuerpo.

Tamaño:
Alrededor de 17 cm.

Diferencias sexuales:
No se conocen caracteres sexuales visibles.

Temperatura:
Entre 24º y 28ºC

Agua:
pH entre 6.4 y 7.2, Aguas de dureza blanda, nunca por encima de 10ºdGH.

Acuario:
Acuarios de tamaño medio, a partir de 400 l. La decoración del tanque debe basarse en proporcionar amplios lugares de nado con luz tenue. Esto se puede conseguir fácilmente utilizando plantas flotantes. De igual modo, requiere de escondites sombríos y amplios donde pueda guarecerse, siendo idóneas las terrazas de pizarra o las raíces que proporcionen este mismo efecto.

No es obligatorio dotar al acuario de corrientes fuertes, aunque alguna moderada será agradecida. Podemos aprovechar estas corrientes para aumentar la oxigenación del agua, hecho importante para mantenerlo en buenas condiciones.

Alimentación:
Omnívoro, aunque la parte vegetal en su dieta es de mayor cuantía.

Podemos alimentarle con los habituales productos específicos para especies de fondo con alto contenido vegetal, siendo preferidas antes que las típicas hortalizas (pepino, guisantes…), las cuales se le pueden suministrar eventualmente.

Por otro lado podemos suministrarle, directa o indirectamente, otros alimentos con mayor contenido proteico, como pueden ser larvas y/o artemia, y alimentos preparados en gránulos, escamas o papillas.

Comportamiento:
Tímido y asustadizo, prefiriendo los lugares sombríos. Pese a esto, puede ser visto frecuentemente en sus largos y rápidos nados en zonas despejadas.

Territorial como buen Loricárido que es, aunque comparado con otras especies de la misma familia se le puede considerar pacífico. Puede ser mantenido sin problemas con otros Loricáridos y especies de fondo a las que no desplazará siempre y cuando sean de menor talla y carácter que él, en caso contrario puede ser desplazado en la competencia por territorio y alimento.

Como compañeros ideales de tanque podemos elegir entre discos, escalares, otros Cíclidos sudamericanos, Calíctidos y Carácidos.

Reproducción:
No se ha documentado en cautividad, aunque como muchos Loricáridos en libertad será desovador en cuevas.