Centromochlus perugiae (Siluro del aceite)

Centromochlus perugiae (Siluro del aceite)

Nombre común: Siluro del aceite. Barbudito en Ecuador y Pirillo en Perú. Centromochlus perugiae.

El nombre de Centromochlus hace referencia a su espina dorsal del griego kenteo picadura y mochlos palanca.

Debe su nombre a Albert Pericia descrita en 1882 por Steindachner, originalmente como Centromochlus perugiae, aunque en el mismo año se le cambio de genero, quedando como Tatia perugiae.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Auchenipteroidae.

Biotopo:
De los ríos del Perú cerca de Pucallpa, en aguas de mucha corriente y limpias.

Distribución:
América del Sur; Colombia, Ecuador y Perú

Forma:
Cuerpo fusiforme y alargado. Los ojos están dispuestos en la parte frontal de la cabeza y cerca del borde de la boca.

En la mandíbula superior cuenta con 4 barbillones o bigotes de pequeño tamaño, y otro dos que parten del labio superior, cerca de los ojos y de gran tamaño.

Coloración:
Blanco con lunares que van del verde oscuro a negro los cuales están en la mitad superior, iniciando con lunares pequeños en la parte media y haciéndose más grandes hacia el dorso y sin ningún tipo de orden o alineación.

El vientre carece de esta coloración y es blanco totalmente. Las aletas no presentan estos lunares y su tonalidad blanca es muy leve, dando la sensación de transparencia. En ejemplares adultos, la aleta dorsal puede presentar alguna mota similar a las del resto de cuerpo en el radio duro, y la aleta caudal igualmente puede presentar una o dos motas en la parte media.

Tamaño:
Entre 5 y 6 cm.

Diferencias sexuales:
Se diferencian por la aleta anal, la cual en el macho es solamente una extensión que termina en pico y en la hembra es una aleta en forma de abanico.

Temperatura:
26º a 28ºC.

Agua:
pH entre 6.0 y 7.2, prefiriendo agua neutra o ligeramente ácida, y con una dureza de blanda a semiblanda. Requiere agua limpia y cristalina, con niveles nulos de NO2 y lo mas bajos posibles de NO3.

Acuario:
El acuario no requiere ser muy grande, pero si bien plantado o con abundantes escondites de un diámetro mayor de 2,5 cm ya que puede atorarse con la espina dorsal, puede estar en aguas tranquilas pero de preferencia con corrientes.

Solo en caso de criarlos se deberá tener una pecera de no menos de 50 cm de frente ya que son muy exitosas sus puestas de casi el 100% en cada puesta. Necesitan una filtración potente (lo ideal es un filtro que mueva de 3 a 5 veces el volumen del acuario por hora) para mantener limpia el agua.

Alimentación:
Es un pez muy exigente en cuanto a la alimentación ya que prefiere larvas de mosquito, insectos y artemia, de preferencia vivos (alimento principal en libertad) pero llega a aceptar congelados o secos y clara de huevo (cocida), rara vez acepta la escama seca.

Come únicamente hasta quedar satisfecho por lo que no hay problema de sobrealimentación, pero si hay que tener cuidado en darles comida de tamaño que pueda introducir en su boca ya que devora, no mastica. De hábitos nocturnos para alimentarse, darles de preferencia al apagar la luz, pero al estar mucho tiempo en ayunas pueden salir con luz encendida. Si se le acostumbra subirá a la superficie por la comida pero normalmente se alimenta en el fondo.

Comportamiento:
Son peces pacíficos que suelen ignorar a los otros inquilinos; tratan en todo momento de no tener contacto con ellos y permanecen escondidos o a la sombra la mayor parte del día, no sobrepasan un territorio de más de 90 cm cuadrados, sólo para comer.

Reproducción:
Suelen poner sus huevos en escondites, se puede poner pequeñas ollas de barro, bambú o inclusive tubos de pvc, todo esto de un diámetro mayor a 2,5 cm.

Ponen un promedio de 100 huevos de un diámetro de 4 mm, los cuales eclosionan entre el tercer y cuarto día, con una efectividad de casi el 100% tanto el pez como sus huevos son inmunes a los hongos. La hembra es la encargada de cuidar y vigilar la puesta.

Al sexto día de nacidos se inicia con la alimentación, dándoles infusorios, larvas de mosquito y nauplio de artemia. Al nacer son de un color pardo oscuro y a los 50 días toman su color y forma original. La puesta puede pasarse a un criadero si problema alguno, siendo este con una buena filtración y realizando cambios del 50% cada 3 ó 4 días.