Shinnersia rivularis (Hoja de roble mejicana)

Shinnersia rivularis (Hoja de roble mejicana)

Nombre común: Hoja de roble mejicana o “Mexican oak leaf”. Esto es debido a la similitud de sus hojas con las que posee el roble. Shinnersia rivularis.

Familia: Asteraceae.

Distribución:
Centroamérica, principalmente en México.

Forma:
El crecimiento de esta planta es de tallo vertical, con hojas de color verde brillante de formas muy variables, aunque generalmente toman formas lanceoladas. Guardan su parecido lejano con la hoja del roble.

Tamaño:
Altura de 30-60 cm, entre 10 y 15 cm de ancho, y hojas de hasta 2,5 cm. Como planta emergida en zonas húmedas puede llegar al metro de longitud.

Forma de propagación:
Principalmente por esquejes cortados y plantados en el sustrato, aunque también se puede dar por si sola a través de vástagos.

Temperatura:
Entre 18ºC y 30ºC, aunque se desarrolla mejor en temperaturas cercanas a los 25ºC.

Agua:
pH entre 5.5 y 9.0, aunque se desarrolla mejor en aguas en torno al neutro o ligeramente alcalinas. La dureza no parece ser un parámetro importante, pudiendo mantenerse en aguas desde blandas a duras.

Iluminación:
Es una planta que requiere una gran energía lumínica, hablamos de más de 0,5w/l, de lo contrario su tallo adelgazará y se debilitará. Además, la distancia internodal será mayor en condiciones pobres de iluminación, y de igual modo sus hojas serán de menor tamaño y robustez.

Tipo de sustrato:
El sustrato no es el punto importante, ya que hojas sueltas pueden llegar a desarrollar raíces y puede mantenerse un tiempo como planta flotante; pese a ésto, un sustrato mínimamente nutritivo o un abonado en pastillas en las cercanías lo agradecerá.

De igual modo que un sustrato nutritivo, la adición de CO2 no parece ser estrictamente necesaria si la luz es adecuada, aunque se desarrolla mejor si se le suministra CO2.

Dificultad:
Es una especie fácil de cultivar ya que se trata de una planta cuya única exigencia es una iluminación elevada y un emplazamiento espacioso. Si se la cuida medianamente bien, su crecimiento es muy rápido.