Scobinancistrus sp. (L133)

Scobinancistrus sp. (L133)

Nombre común: Carece de nombre común, y pese a sus escasas apariciones en los comercios, suele llegar siempre como Scobinancistrus sp. (L133). Se pueden encontrar referencias a él como Scobinancistrus sp. “Tapajós”, o Scobinancistrus sp. “Tapajós magnun” y Scobinancistrus sp. “Cupari”.

Especie no descrita por el momento. Su L-number es el L133 (DATZ 06/1993). Scobinancistrus sp. (L133).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Zonas de corriente media, con fondos arenosos y con rocas, escasa vegetación acuática y madera caída.

Distribución:
Brasil, estado de Pará, cuenca del río Tapajós. Las principales capturas son en el río Cupari a la altura de Aveiro, próximo a su desembocadura en el río Tapajós.

Forma:
Cuerpo característico de loricárido, alargado y aplanado ventralmente, de mayor ancho en la sección anterior y que se estrecha paulatinamente hasta el pedúnculo caudal. Ojos en disposición lateral y boca suctora en posición ínfera.

De géneros similares y con especies con coloración similar, se pueden establecer algunas diferencias:

De Hypancistrus se puede distinguir por la forma de la dentición, especialmente las hileras superiores, una cabeza mas larga, ojos más pequeños, y la cresta supraoccipital menos notoria. De Baryancistrus se puede diferenciar por un cuerpo menos robusto, por una boca de menor tamaño, y por no tener la aleta dorsal en contacto con el plato preadiposo. De Oligancistrus y Parancistrus se puede diferenciar principalmente por no estar en contracto la aleta dorsal con la aleta adiposa.

Del género Panaque es mucho más compleja su diferenciación, y durante un corto espacio de tiempo las especies descritas como Scobinancistrus estuvieron bajo el género Panaqolus creado por Innsbrücker, que fue enseguida invalidado, quedando a día de hoy como sinónimo de Panaque. Temporalmente, mientras se clarificó el asunto, todos los Panaqolus fueron reclasificados como Panaque, pero la tendencia actual es devolver a los Scobinancistrus que fueron integrados en Panaqolus a su antiguo género y no a Panaque. La forma de la dentición, y unos dientes en forma de cuchara en los Panaque (dientes más largos, y menos anchos y curvos en Scobinancistrus), es el modo visual más sencillo de diferenciar ambos géneros, aunque afortunadamente pocos Panaque coinciden en coloración con los Scobinancistrus.

Coloración:
Cuerpo de color negro, si se encuentra en buen estado muy marcado, con motas de gran tamaño por todo el cuerpo salvo en la zona ventral. Las motas son de un color blanco muy limpio.

Por coloración es muy similar a otros Scobinancistrus, y las diferencias que se pueden establecer son muy subjetivas, siendo el dato más fiable su lugar de procedencia. Entre los Scobinancistrus similares encontramos el L142-LDA33, L362 y L368. También pueden confundirse con otras especies de coloración similar, pero de géneros diferentes (Baryancistrus, Oligancistrus, Parancistrus, Hypancistrus…), siendo en estos casos más recomendable ver las diferencias morfológicas entre géneros.

Del L362 se puede diferenciar por tener este último motas más numerosas, de menor tamaño y todas circulares. Del L368 se puede distinguir también por tener motas más numerosas e irregulares en forma, siendo de un tamaño menor a las del L133 y mayores a las que tiene el L362.

Tamaño:
Alrededor de 25 cm, aunque algunas fuentes dan un tamaño cercano a los 40 cm.

Diferencias sexuales:
Características del género, no siendo muy fáciles de ver salvo en ejemplares adultos y maduros. Los machos presentan un mayor desarrollo odontal sobre todo el cuerpo, en especial sobre el radio duro de las aletas pectorales.

Temperatura:
Entre 25ºC y 30ºC.

Agua:
pH entre 6.2 y 7.4, aguas blandas, por debajo de 8ºdGH, y con una oxigenación alta.

Acuario:
El volumen del acuario deberá estar pensado en el tamaño adulto que puede alcanzar, siendo recomendable volúmenes superiores a 300 litros. La decoración del acuario no debe presentar grandes problemas, pudiendo basarla en rocas planas y raíces que formen cuevas y zonas de escasa luz. El sustrato debería ser de granulometría fina-media, preferentemente de tonos oscuros o negro. Las plantas no son necesarias, aunque siempre son aconsejables. Requiere de varias zonas con corriente, preferiblemente que incidan sobre zonas de escasa luz.

Alimentación:
Omnívoro, aunque los aportes vegetales estarán más presentes. No causará daño a las plantas siempre que su dieta esté debidamente completa.

En su dieta incluirá algas, especialmente marrones, pero debemos proporcionarle otros aportes vegetales, bien sea con pastillas para peces de fondo, o con productos naturales (pepino, calabacín, calabaza…)

No tendrá problemas en comer otros alimentos comerciales habituales (comida granulada, en escamas, papillas…), como también algún aporte eventual de larvas, artemia…

Comportamiento:
Pacífico e idóneo para un tanque comunitario, pero territorial con su misma especie, y en menor grado con otros loricáridos y otras especies con las que tenga que competir por territorio o alimento. Siempre que los escondites y el espacio lo permita, tampoco supondrá problema mantener varios ejemplares si les proveemos de suficientes escondites.

De carácter tímido y de hábitos nocturnos, pasará la mayoría del tiempo en su escondite o cueva.

Reproducción:
No se tienen datos sobre su reproducción, aunque es posible que sea un desovador en cuevas o cavidades.