Satanoperca jurupari (Pez demonio)

Satanoperca jurupari (Pez demonio)

Nombre común: Pez demonio, Acará-chibante (Brasil), Cara bicudo (Brasil), Agan Koi (Guayana francesa), Vieja (Ecuador).

Sinónimo (ya en desuso): Geophagus jurupari. Satanoperca jurupari.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae.(Cíclidos)
• Subfamilia: Geophaginae.
• Tribu: Geophagini.

Biotopo:
Tropical amazónico. Se encuentra cómodo en aguas oscuras (desde color verdoso hasta color café oscuro).

Distribución:
Sudamérica. Cuenca del Río Amazonas, desde Perú, Ecuador y Colombia hasta la desembocadura del Río Amazonas en Amapá (Brasil) y al este de la Guayana Francesa además de encontrarlo en la cuenca del Amazonas boliviano excepto en el Río Guaporé.

También lo podemos encontrar en el Río Orinoco, Río Negro, en la Laguna Cashibacocha (Ucayali – Perú) (amazonía peruana) y en el Río Nanay.

Forma:
Su forma es muy parecida a la de los cíclidos africanos. Pez alargado y ligeramente comprimido lateralmente. Cabeza triangular con la frente alta. Aletas ventrales y anales muy desarrolladas así como la aleta dorsal que llega, en extensión, casi hasta la aleta caudal.

Este pez es fácil de confundir en las tiendas con otros miembros del género Satanoperca (en concreto con S. leucosticta). La mejor característica para diferenciarlos es la ausencia de manchas blancas en el opérculo por parte del S. jurupari.

El Satanoperca jurupari tarda 3 – 4 años en desarrollarse por completo.

Coloración:
Presenta una llamativa coloración que va desde tonos color cobre hasta color verde esmeralda.

Sus ojos parecen tener en su interior una luz naranja que destaca en las zonas con poca iluminación.

Por todas estas características se dice que el S. jurupari es un muy buen pez para acuarios comunitarios sudamericanos.

Tamaño:
De 18 – 25 cm. aunque en acuario rara vez sobrepasa los 15 cm.

Diferencias sexuales:
No existe un claro dimorfismo sexual en esta especie por lo que es difícil distinguirlos. La única diferencia apreciable radica en el cuerpo del macho, que es más delgado que el de la hembra.

Temperatura:
23º C – 28º C siendo la temperatura ideal para mantenerlo 25º C.

Agua:
pH: 6 – 8 siendo el pH ideal 6,8 – 7. Agua desde blanda hasta semidura con un GH máximo de 10º d.

Acuario:
El tamaño mínimo del tanque para mantener a este pez será de 100 litros si solo se tiene pensado mantener a un individuo o 200 litros como mínimo para mantener a una pareja aunque es muy aconsejable que su capacidad sea lo más elevada posible sea cual sea el número de individuos que mantengamos, pues de ésta manera el pez se encontrará más a gusto además de evitar que se vuelva agresivo con sus compañeros de acuario debido a la falta de espacio.

Deberá disponer de aguas sin mucho movimiento pues procede y gusta de aguas tranquilas.

La decoración deberá ser a base de rocas y cuevas con algunas plantas de por medio aunque no demasiadas pues acabarán siendo arrancadas por el pez. El acuario deberá estar adaptado a los hábitos alimenticios de esta especie, pues de no ser así, el pez se estresará y enfermará.

El sustrato para los alevines ha de ser arenoso o estar cubierto por hojas e incluso embarrado. Una vez que el pez madura, se podrá poner un sustrato de grava fina pues acostumbra a meter arena y piedras en la boca en busca de alimento al mismo tiempo que recoloca el sustrato a su gusto y así, con este tipo de sustrato, no se lastimará la boca.

Alimentación:
Se alimenta de la comida que encuentra rebuscando entre el sustrato. Su dieta consiste en alimento vivo, vegetales y fruta como complemento a la comida en escamas y gránulos.

Comportamiento:
Es un pez sociable y pacífico siempre que disponga de espacio. De no ser así, se puede volver algo agresivo con el resto de sus compañeros de acuario. Se debería mantener en grupos de al menos 6 individuos.

Este pez se moverá por la zona media y baja del acuario.

Reproducción:
Para estimular su reproducción conviene reducir tanto el pH como la dureza del agua.

Esta especie es una auténtica incubadora bucal. Esto quiere decir que recoge los huevos en su boca después de la fertilización, en donde cuida y mantiene hasta la eclosión.

Su madurez sexual no la alcanza hasta los 2 años de edad.

La hembra pondrá entre 150 – 400 huevos en una roca que previamente habrá limpiado con mucho cuidado. A continuación, el macho pasará sobre ellos fecundándolos.

Pasadas 24 horas desde la fecundación, la hembra recogerá los huevos en su boca en donde los mantendrá hasta que se produzca la eclosión de los mismos 2 semanas después. En éste momento el macho deberá ser retirado del acuario en donde naden los alevines.

Hoy en día no está claro si esta especie es monógama o polígama pues existen referencias escritas que versan sobre los dos tipos de comportamiento.