Rhodeus sericeus

Rhodeus sericeus

Nombre común: Bitterling, ródeo, vaquero, amarguillo. En francés se le denomina “Bouvière”; en holandés “Bittervoorn”. Rhodeus sericeus.

Sinónimos en desuso: Rhodeus mantschuricus, Cyprinus sericeus.

• Una curiosidad: Este pez fue utilizado como test de embarazo, ya que si a una hembra de Rhodeus se le inyecta orina de una mujer embarazada, desarrolla su largo ovopositor de 5-6 cm.

Sus poblaciones se han venido estudiando como indicativo de los niveles de fosfatos y otros contaminantes en el agua, debido a su especial relación con su ecosistema y los mejillones de agua dulce.

Clasificación:
• Orden: Cypriniformes.
• Familia: Cyprinidae (Ciprinidos).
• Subfamilia: Acheilognathinae.

Biotopo:
Ríos de poca corriente, lagos y estanques.

Distribución:
Norte y este de Europa. También existen varias subespecies en el sudeste asiático.

Existen tres subespecies. El R. s. amarus habita el norte y este de Europa; aunque ha sido introducido en el Reino Unido y EE UU. El R. s. sericeus está distribuido por el centro y noreste de Asia. Y por último, existe una subespecie china, el R. s. sinensis, en la cuenca del río Yangtse. • Nota: En Europa esta especie se encuentra protegida por el Apéndice III de la Convención de Berna desde marzo de 2002, lo que limita su captura y comercio.

Forma:
Recuerda a la de los barbos tropicales, aunque los Rhodeus no poseen barbillones. El cuerpo es pequeño y comprimido, las aletas dorsal y anal son grandes y bien definidas. La boca está en posición semi-inferior. La línea lateral es incompleta, finaliza en la mitad del costado del pez.

• Diferencias en las subespecies: En la europea (R. s. amarus) la línea lateral está formada por 4-5 escamas, mientras que en la asiática (R. s. sericeus) tiene 6-7. En la europea, además, la cabeza es más larga y profunda, y el pedúnculo caudal más largo.
La subespecie china, (R. s. sinensis) tiene más radios en las aletas dorsal y caudal, menos escamas en la línea lateral (2-3) y menor número de vértebras (32-33), mientras que las otras tienen unas 36-40.

Coloración:
Tiene una hermosa tonalidad gris-azulada en el lomo, plateada en la parte inferior, con reflejos violeta iridiscentes. Una línea verde-azulada se extiende por el costado, desde debajo de la aleta dorsal hasta la cola, donde se convierte en un punto rojo. Los ojos también pueden ser rojizos, y los primeros radios de las aletas pélvicas son blancos.

Las hembras tienen una coloración menos llamativa, son pardo-grisáceas, sin presencia de coloración rojiza ni en ojos ni aletas.

Tamaño:
5-6 cms. (máx. 9 cms).

Diferencias sexuales:
En la época de reproducción, el color de los machos se intensifica y se vuelve más violeta. Les aparecen unas protuberancias encima de la boca y ojos, y un punto negro detrás de los opérculos.

Como hemos dicho anteriormente, las hembras presentan una coloración menos llamativa, y es un rasgo identificativo la presencia del ovopositor, de entre medio y 1 cm, delante de la aleta pélvica. En la época de reproducción, en las hembras maduras el ovopositor se alarga hasta alcanzar unos 5-6 cm, para poder introducir los huevos en los mejillones.

Temperatura:
15º a 24ºC, aunque es capaz de resistir temperaturas más frías.

Agua:
Semiblanda y pH neutro o ligeramente alcalino. pH: 7 a 7.5 y GH: 10ºd-15ºd.

Acuario:
Un acuario de 40 l. es suficiente para 4 ejemplares, aunque al ser un pez pacífico y nada territorial, es ideal para acuarios comunitarios de agua fría.

Es recomendable tener una buena plantación para que pueda refugiarse, y gravilla sin aristas cortantes, de color preferiblemente oscuro.

Alimentación:
Omnívoros, en su hábitat natural se alimentan de pequeños invertebrados y algas. Podemos proporcionarles alimento en escamas, comida viva o congelada y pastillas de espirulina.

Comportamiento:
Muy pacífico con otras especies. A veces los machos ahuyentan a otros peces de su misma especie de la zona que defienden. Se recomienda tener varios ejemplares (4-6), aunque no es indispensable.

Reproducción:
Es importante la presencia de almejas y mejillones de agua fría (género Anodonta y Unio) en el acuario, ya que depositan los huevos en ellos. La época de reproducción comienza con el ligero aumento de temperatura del agua, entre Abril y Agosto.

Durante este periodo, a la hembra le crece un largo ovopositor de unos 5-6 cm, detrás del orificio anal, que utilizará para introducir los huevos a través del sifón del mejillón.

El macho defiende un mejillón y ahuyenta a los otros machos y a las hembras inmaduras. Sin embargo, si ve a una hembra madura acercarse, la cortejará y la atraerá a “su” mejillón. La hembra pondrá unos 40-100 huevos, a través del sifón del mejillón; posteriormente, el macho los fecundará aprovechando que el sifón absorberá el esperma al interior del mejillón.

Si la almeja es molestada prematuramente, puede expulsar los embriones inmaduros, que no sobrevivirán fuera del molusco.

A los 15-20 días los alevines abandonan el mejillón y comienzan a alimentarse de plancton y fitoplancton. Podremos alimentarlos con infusorios, y más adelante, con artemia, dafnias y comida finamente desmenuzada.

Los peces parasitan al bivalvo al poner sus huevos en él (los alevines nacen en medio de las branquias del molusco y permanecen allí hasta que son autónomos), pero este puede también parasitar al pez con sus propias larvas (gloquidios) que se fijan mediante un filamento pegajoso a las branquias y aletas de los peces, y que después se enquistan allí durante algunas semanas antes de caer al fondo. En caso de una infestación masiva de gloquidios, estos pueden causar graves problemas de salud al pez portador, al afectar seriamente a su capacidad respiratoria.