Pseudotropheus flavus

Pseudotropheus flavus

Nombre común:
Como otros muchos pseudocrenilábridos del Malawi recibe el nombre de “Mbuna”. Pseudotropheus flavus.

Sinónimos en desuso (no válidos): Anteriormente conocido como Pseudotropheus “elongatus dinghani”, al considerarse una subespecie de Pseudotropheus elongatus, hasta que Stauffer en 1988 lo elevó al rango de especie.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Pseudocrenilabrinae (Pseudocrenilábridos).

Biotopo:
Como buen “M’buna”, su hábitat natural son las zonas rocosas, donde pasa la mayor parte del tiempo alimentándose de las algas que tapizan las rocas y el “awfuchs” a profundidades de entre 1 y 15 metros.

Distribución:
Especie endémica de la zona de la isla de Chinyamwezi y del filón de Chinyankwazi en el lago Malawi.

Forma:
Estos peces tienen el cuerpo alargado y delgado.

Coloración:
En estado juvenil tanto machos como hembras presentan un color parduzco, muy poco atractivo con tonalidades amarillas poco marcadas. En estado adulto, las hembras mantendrán su coloración mientras que los machos lucirán colores muy brillantes dependiendo del estado de humor en que se encuentren. Los colores que presenta esta especie son el negro y el amarillo, con 8 franjas negras verticales sobre el cuerpo amarillo

Las hembras tienen una coloracion similar a la de los machos, aunque muchísimo más apagada. En los machos el color de fondo es un marrón claro, ligeramente oscurecido o con un tinte amarillo vivo, dependiendo del estado del pez, salvo la cabeza, donde el tono predominante es oscuro. Posee varias barras verticales muy oscuras, casi negras, a lo largo de todo el cuerpo. La aleta caudal posee el mismo color marrón-amarillento que el resto del cuerpo, pero con los radios duros de color negro, y algunas líneas de tonos azulados. Las aletas pectorales son muy oscuras en sus radios, y las membranas interradiales quedan casi transparentes. La aleta anal, al igual que las pélvicas, es totalmente negra, aunque cuenta con una fina línea azulada en el borde. La aleta dorsal en su mayor parte negra, contando con una linea azulada, y otra amarilla (la mas externa) en su borde.”

Tamaño:
10 a 12 centímetros. Las hembras son de menor tamaño.

Diferencias sexuales:
En estado adulto no tendremos muchos problemas para identificarlos pues la diferencia de coloración del macho con respecto a las hembras es muy evidente. (Ver apartado de coloración).

Temperatura:
24°C a 26°C.

Agua:
pH 7.5 a 8.5 (el valor óptimo rondaría los 8.2) con una dureza de 12-18ºdGH y 6-10ºdKH.

Acuario:
A partir de 200 litros en adelante, acondicionaremos el acuario para el mantenimiento de M’bunas. La base principal de la decoración serán las rocas, con las que formaremos diferentes estructuras que abarquen todo el acuario, creando muchas cuevas y escondites que sirvan para establecer diferentes territorios. De esta manera nos aseguramos el mejor mantenimiento y seguridad de esta especie.

El sustrato puede ser fino o mediano y con una buena iluminación para fomentar, el aumento de algas. Es mejor mantener un macho por tres hembras y no mezclarlos con Pseudotropheus elongatus para evitar posibles confrontaciones de estas dos especies o hibridaciones indeseadas.

Alimentación:
Este omnívoro en su hábitat natural se alimenta de plancton y de algas y de pequeños invertebrados que encuentra en el lago. En el acuario se le puede mantener con una alimentación lo más variada posible sin abusar de los cárnicos y sin olvidar la materia vegetal.

Comportamiento:
Esta especie tiene un alto grado de agresividad y territorialidad. En el acuario hará suya una pequeña zona no muy grande la cual defenderá, enérgicamente de cualquier especie que pase por el lugar aunque sea de mayor tamaño. Esta especie debido a su carácter no abandonará su zona aunque para ello tenga que pelear

Reproducción:
Incubador bucal, el macho excavará un hoyo en el sustrato para la puesta. El macho cortejará a la hembra para que entre en el nido. Tal como la hembra deposite los huevos el macho los fecunda y la hembra los recoge con la boca para su incubación. Tras la puesta la hembra buscará un lugar tranquilo y seguro para aislarse de los demás peces del acuario. La hembra mantendrá a las crías por un periodo de 21 días, transcurridos los cuales los liberará en el acuario. Se les puede alimentar con nauplios de artemia recién eclosionados y comida en escamas finamente pulverizada.