Pomacea lineata (Caracol manzana rayado)

Pomacea lineata (Caracol manzana rayado)

Nombre común: Caracol manzana rayado. Pomacea lineata.

Clasificación:
• Orden: Mesogastropoda.
• Familia: Ampullariidae.

Biotopo:
Habita todo tipo de ecosistemas acuáticos poco profundos y de corrientes lentas: pantanos, canales de riego y charcas.

Distribución:
Original de Sudamérica (Brasil).

Forma:
La concha es esférica, con las curvaturas de la espiral en ángulo de menos 90º en las uniones. Esto le confiere un aspecto globoso, y es una característica importante aunque no definitiva para diferenciarlo de otras especies del género Pomacea. Forma parte de la familia de los canaliculata, cuya denominación le viene de estos “canales” formados entre las uniones de las espirales de su concha. En el caso de los limneata estos surcos son menos pronunciados que en los Pomacea canaliculata, siendo fácilmente confundidos con caracoles manzanas salvajes (Pomacea bridgesii). Es especialmente crítica su diferenciación de los manazanas salvajes cuando son pequeños.

Posee pulmones y branquias, lo que le permite vivir en aguas pobres en oxígeno, e incluso sobrevivir a periodos de sequía encerrándose en su concha. Utiliza un órgano especial, el sifón, que puede llegar a ser 2 veces tan largo como la concha, para respirar aire permaneciendo sumergido. Aunque es capaz de tomar oxígeno del agua a través de sus branquias, se ahogará si no tiene un espacio para tomar aire del exterior.

Coloración:
La coloración de la concha es marrón con rayas. La coloración del cuerpo es gris-marrón con pigmentación oscura.

Se puede diferenciar de los Pomacea bridgesii variedad “salvaje rayada”, en que el cuerpo de los P. bridgesii es mucho más oscuro, casi negro, mientras que el de los P. lineata es más claro, grisáceo con algunas manchitas.

Como se ha comentado, es muy parecido al Pomacea canaliculata en cuanto a la forma de la concha, y los canales que forman los ángulos de unión de las espirales. Para diferenciarlos con seguridad, no hay mejor forma que observar el color del racimo de huevos: los de P. lineata tienen un color rojizo mucho más intenso que los de P. canaliculata.

Tamaño:
Hasta 6 cm de ancho medidos en sentido axial a la concha y 7,5 cm de alto.

Diferencias sexuales:
Externamente es difícil diferenciarlos, por lo que se recomienda tener varios ejemplares para aumentar las posibilidades de tener al menos un ejemplar de ambos sexos. Generalmente los machos suelen tener la salida de la concha más redonda que las hembras, pero es un rasgo difícil de apreciar. Otra manera es hacer salir al caracol de la concha y mirar la zona superior izquierda, donde podrá apreciarse el pene en los machos. Otra manera poco fiable de sexar caracoles jóvenes es fijarse en las 2 primeras vueltas de la concha. Los que presentan la espiral de color marrón oscuro son las hembras, pues esa zona oscura es el ovario que se transparenta a través de la concha. Lógicamente esto no sirve si la concha es de color oscuro o gruesa. Los machos, por el contrario, presentan esta zona del mismo color que el resto de la concha. Esto es más apreciable con el caracol en ayunas.

Temperatura:
20°C – 25°C. A temperaturas menores de 18ºC se muestran poco activos, si bien se adaptan a acuarios de agua fría. Es un caracol muy resistente a las bajas temparaturas, llegando a sobrevivir incluso a 5-8ºC durante algunas horas. Si se mantienen en acuarios de agua caliente, por encima de 25ºC, su metabolismo y su actividad aumenta, pero su ciclo de vida se reduce.

Agua:
Requiere un pH entre 6.5 y 8.0, ya que si es más ácido (< 6.0), su concha se comenzaría a disolver. El agua tampoco ha de ser muy blanda, ya que requiere carbonatos para formar su concha.

Acuario:
Se recomiendan unos 20 litros de agua por cada caracol de tamaño medio. Es necesario colocar una tapadera para evitar las fugas nocturnas y dejar un espacio de aire entre la superficie del agua y la tapadera. Es muy voraz y suele ensuciar y enturbiar mucho el agua, sobre todo si se le alimenta con verdura, lechuga o pepino.

Alimentación:
Omnívoro e insaciable. Puede comer practicamente de todo: algas de todo tipo, guisantes, acelga, pepino, larvas de mosquito, artemia, pescado, carroña y alimento en escamas para peces. Suele devorar la vegetación acuática (hojas, tallos y raices) del acuario sin excepción, incluidas Anubias. No es recomendable para acuarios plantados.

Comportamiento:
Muy pacífico, como cualquier caracol, aunque en acuarios con otros caracoles menores, puede llegar a eliminarlos. Es mucho más activo que su primo el caracol manzana (Pomacea bridgesii) y similar a su hermano el Pomacea canaliculata.

Puede permanecer en su concha 1 ó 2 días hasta que sienta la necesidad de alimentarse de nuevo. La actividad del caracol aumenta con la subida de temperatura del agua (25ºC), y se muestra bastante inactivo por debajo de 18ºC. Sin embargo, con temperaturas altas, como hemos comentado antes, se reduce su ciclo vital (entre 1 y 2 años aprox. a temperatura tropical y hasta 5 a temperaturas suaves).

Reproducción:
Son sexualmente maduros a partir de los 2,5 cm de diámetro. Presentan sexos separados, como el resto del género Pomacea, por lo que es necesario contar al menos con un macho y una hembra. La reproducción se favorece con un aumento en la temperatura hasta unos 25ºC, simulando la primavera.

El macho copula con la hembra durante varias horas, abrazando con su cuerpo la concha de ésta. La hembra, al cabo de un par de días tras la fecundación, abandona el agua por la noche para depositar los huevos fuera de ella, por lo que es necesario dejar un espacio aéreo de por lo menos 10 cm entre la tapa del acuario y el nivel del agua. Los huevos son de color rosado intenso, y forman un racimo menos compacto que los de P. bridgesii, estando los huevos apenas pegados entre sí. El racimo puede comprender entre 200 y 300 huevos de unos 3 mm de diámetro, que deben permanecer húmedos, cerca del agua.

Tras 1-4 semanas semanas (dependiendo de la temperatura) eclosionan y los caracolitos caen al agua. En esta etapa, es necesario proporcionarles comida suficientemente blanda para que puedan masticarla, por ejemplo algas, guisantes pulverizados o comida para peces finamente desmenuzada. Las hembras pueden guardar el esperma durante meses, por lo que hembras solitarias pueden hacer puestas. Igualmente una puesta puede ser originaria de diferentes machos.