Poecilia velifera (Molly velífera)

Poecilia velifera (Molly velífera)

Nombre común: Molly vela, Molly velífera. Poecilia velifera.

Clasificacíón:
Familia: Pecílidos (Poeciliidae); Subfamilia: Poeciliinae; Orden: Cyprinodontiformes.

Biotopo:
Viven en ambientes muy diversos, pero en general en aguas salobres.

Distribución:
Península de Yucatán (México).

Forma:
Es similar al Poecilia sphenops, su cabeza es puntiaguda, siendo muy prominente la mandíbula inferior haciendo de esta forma que su boca esté prácticamente en posición horizontal. Tienen un cuerpo robusto, siendo más estrecho en la parte de la cola. Su aleta caudal es de forma redondeada y lo que caracteriza más a este pez es su aleta dorsal, que tiene entre 18 ó 19 radios espinosos, la cual suele desplegar espectacularmente en forma de abanico.

Coloración:
La coloración silvestre muestra ejemplares de color grisáceo con tonos verde oliva. La coloración se ha vuelto variable con la cría en cautividad, y se han conseguido diferentes coloridos, entre los que podemos encontrar: blanco, negro, marmol, naranja… A estos ejemplares se les considera como veleros.

Tamaño:
En los machos oscila entre los 11 y 13 cms. siendo el de las hembras entre 13 y 15 cms.

Diferencias sexuales:
El macho posee una aleta dorsal mucho más desarrollada que la hembra, la cual puede abrir en forma de abanico, además de la diferencia característica entre los machos ovovivíparos, el “gonopodio”. (aleta anal modificada en forma de órgano copulador).

Temperatura:
Su temperatura ideal ronda entre los 25 y los 28º C.

Agua:
El agua debe de ser alcalina y dura o muy dura, ph entre 7.0 – 8,0; GH 15ºd – 25ºd. Son peces que se sienten agusto en aguas salobres, aunque después de muchos años de cría en cautividad se adaptan a aguas dulces. Es preferible para evitar infecciones añadir una cucharada de sal marina por diez litros de agua.

Acuario:
Pueden convivir en acuarios comunitarios, recomendándose siempre (como en la mayoría de ovovivíparos) una proporción mayor de hembras que de machos, 3 hembras por cada macho, para que no se estresen por el constante acoso de estos; debería contar también con abundantes plantas, tanto para el refugio de las hembras como el de los alevines; un buen acuario para que se sientan cómodos sería a partir de 60 ó 96 litros.

Alimentación:
Son peces omnívoros, aunque necesitan un gran aporte de alimento vegetal. Suelen aceptar de buena gana larvas de mosquito, gránulos, escamas e incluso papilla. También ramonearán algas que encuentren entre las plantas.

Comportamiento:
Pácificos pero activos, suelen picotear las algas que aparecen en las rocas o las plantas. El macho siempre está dispuesto para la fecundación, expandiendo su aleta dorsal y agitando la aleta caudal en el hocico de la hembra.

Reproducción:
Es una especie fácil de reproducir, en un tanque donde haya machos y hembras tendremos asegurada la reproducción. La gestación suele durar entre 8 y 10 semanas, obteniéndose entre 30 y 70 alevines, cuyo tamaño es considerablemente mayor que el de otros ovovivíparos (platis, gupys, xiphos.)