Planorbis corneus (Caracol planorbis)

Planorbis corneus (Caracol planorbis)

Nombre común: Caracol planorbis,Ramshorn Snails. Planorbis corneus.

Clasificación:
• Orden: Basommatophora.
• Familia: Planorbidae.

Biotopo:
Cursos de aguas lentas con abundante vegetación.

Distribución:
Nativo de Europa y Asia Central aunque con una amplia distribución, se le encuentra en todas las zonas de clima tropical del mundo.

Forma:
Concha discoidal, aplanada, carecen de opérculo. Pueden llegar a confundirse con otro de los caracoles típicos del acuario, el Gyraulus, si bien mientras que los Planorbis se desplazan con la concha perpendicular al sustrato, los Gyraulus lo hacen con la concha en paralelo. Además, los Planorbis suelen alcanzar un mayor tamaño, no llegando los Gyraulus a medir más que unos pocos milimetros.

Coloración:
Existen distintas variedades: marrones, azules, dorados, rojos, rosas. Dicha coloración es consecuencia tanto de la coloración de la concha como de la del cuerpo, pudiendo encontrar variaciones de ambos dentro de cada variedad, incluso dentro de la población de un acuario pueden darse estas variaciones del color. Los Planorbis jóvenes suelen mostrar un característico moteado, que es parte de la pigmentación del manto, y que en la mayoría de las ocasiones suele dejar de observarse mientras van creciendo debido al engrosamiento de la concha.

Tamaño:
Pueden alcanzar los 2 cms.

Diferencias sexuales:
No existen dado que son hermafroditas.

Temperatura:
El rango óptimo se encuentra entre los 20 y 26ºC. Si la temperatura cae a menos de 18Cº entra en hibernación, se encierra en su concha y segrega una substancia que se endurece.

Agua:
pH 7.0 – 8.5, no es recomendable mantenerlos en un ph menor de 7 ya que sus conchas comenzarán a deshacerse. Dureza media a alta para evitar posibles descalcificaciones.

Acuario:
Como muchos otros caracoles tienen fama de comerse las plantas, si bien el Planorbis corneus no suele tocar las hojas sanas, sólo comerá hojas ya en estado degradado, su rádula no es lo suficientemente dura para “roer” las hojas sanas. Por ello, pueden mantenerse sin problemas en acuarios plantados. En condiciones favorables tienen una alta tasa de reproducción, en un acuario donde se sobrealimente sin ningún predador natural, pueden llegar a convertirse en una plaga, aunque en el caso de esta especie no suele ser de forma tan drástica como en otras especies de caracoles.

Alimentación:
Omnívoro y carroñero, gran comedor de algas, aceptará todo tipo de alimentos comerciales así como diversos vegetales: zanahoria, calabacín, pepino… No duda en comer los restos de la comida de otros peces del acuario, y además si algún pez muere será devorado.

Comportamiento:
Pacífico. Puede mantenerse en casi cualquier acuario. Se debe tener en cuenta que algunas especies como los botias, peces globo o grandes cíclidos pueden predar sobre él.

Reproducción:
Como caracoles hermafroditas que son, bastan dos de ellos para su reproducción. Realizan las puestas casi en cualquier superficie: cristales del acuario, filtro, plantas, e incluso sobre otro caracol. He observado que tienen especial preferencia por la zona de unión entre cristales, justo sobre la silicona que los une. Las puestas tienen forma redonda u ovalada, son de aspecto gelatinoso y en un solo plano. Cuando están recién hechas son prácticamente transparentes, pero a medida que se vayan desarrollando y se acerque el momento de la eclosión, los pequeños caracolillos irán adquiriendo un tono más amarillento. El número de huevos dependerá sobre todo del tamaño del caracol, el número normal oscila entre unos pocos y 20 huevos. Se reproducen fácilmente, sin ningún cuidado especial, aunque su crecimiento no es demasiado rápido, influirá mucho en el la alimentación que les suministremos, si les damos alimento a diario el ritmo de crecimiento siempre será mayor que cuando dejamos que coman resto de la comida de nuestros peces, algas del acuario, etc… Por lo que para un óptimo crecimiento se recomienda una alimentación específica. A diferencia de los adultos, los planorbis recién eclosionados tienen forma cúbica, a medida que van creciendo es cuando van adquiriendo su característica forma aplanada.