Placidochromis milomo

Placidochromis milomo

Nombre común:
Placidochromis milomo. Fue dado a conocer por Oliver en 1989, quien le puso la denominación de milomo, que en lenguaje Chichewa, lengua nacional del Malawi, significa “labios”, nombre debido a los grandes labios de esta especie. En otras lenguas locales de la zona del lago se le denomina “Chidondolo”, “Chisawasawa” y “Khumbuli”.

A este pez también se le ha conocido como VC-10 (avión comercial británico) o “Super VC 10” o “VC-10 hap” por su gran rapidez de movimientos. En inglés también se le denomina “Brown-white Labrosus” y en alemán “Milomobuntbarsch”.

Sinónimos y nombres en desuso (no válidos): Cyrtocara milomo.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Pseudocrenilabrinae (Pseudocrenilábridos).

Biotopo:
Estos peces están muy ligados a los fondos rocosos y a los sedimentos del lago a profundidades de 4 a 40 metros

Distribución:
Especie endémica del lago Malawi. Estos peces no tienen una zona concreta de localización pues se encuentran practicamente distribuidos en la totalidad del lago, en las zonas rocosas a lo largo del litoral. No obstante se señalan como zonas de mayor presencia las de Nkhata Bay y en el sur en las costas de la península de Nankumba Peninsula, así como desde la isla de Thumbi en el oeste a Zambo en el brazo este.

Forma:
Son peces de gran tamaño de cuerpo alto, relativamente cortos, aplanados lateralmente y de labios muy pronunciados.

Coloración:
Los machos dominantes lucirán una coloración azul brillante en la cabeza con destellos azulados en los laterales del cuerpo, las aletas caudal, dorsal, las pélvicas y anal negras. Las hembras y los juveniles presentan el cuerpo blanco a beige con franjas verticales en el cuerpo de color negras o marrones muy señaladas.

Tamaño:
De 20 a 25 centímetros para los machos, las hembras son algo más pequeñas.

Diferencias sexuales:
En estado juvenil será complicado diferenciar los sexos en esta especie. Una vez los peces sean adultos las diferencias son notorias en la coloración y en el tamaño final ya que las hembras son mucho más pequeñas que los machos.

Temperatura:
24°C a 28°C.

Agua:
pH 7.2 a 8.6 (el valor óptimo rondaría los 8.2) con una dureza de 10-20ºdGH y 6-12ºdKH.

Acuario:
Para mantener a esta especie en cautividad necesitaremos de tanques a partir de 350 litros en adelante. La decoración será a base de piedras para formar estructuras rocosas y construir grandes cuevas. Podemos mantener plantas resistentes como Vallisnerias y con una gran zona para su libre movimiento. El sustrato será fino, porque a estos peces les gusta estar rebuscando en los sedimentos en busca de alimento.

Una buena filtración que mueva de 5 a 6 veces la capacidad del acuario será suficiente para mantener a esta especie sin problemas en el acuario y cambios regulares de agua.

Para esta especie es mejor mantener un macho por tres hembras.

Alimentación:
En estado salvaje estos peces se alimentan de larvas de insectos, crustáceos y peces pequeños. En cautividad se les puede alimentar con todo tipo de alimento: vivo, congelado, granulados, escamas, materia vegetal. Con esta especie no tendremos problemas de alimentación. Lo ideal seria una alimentación lo más variada posible.

Comportamiento:
En estado salvaje los machos son más bien peces solitarios que no guardan territorios, más bien están siempre en movimiento recorriendo su hábitat rocoso en busca de invertebrados y demás alimentos. En cautividad se le debe mantener con especies similares en tamaño y necesidades parecidas a él. Son peces de movimientos muy rápidos.

Reproducción:
Incubador bucal. La puesta tiene lugar en “T” en algún lugar en el fondo o en alguna piedra plana que previamente habrá limpiado el macho. El macho se pavoneará delante de las hembras a la espera de alguna hembra receptiva. Una vez empiece la puesta la hembra empezará a poner huevos que el macho fecundará y la hembra ira almacenando en la boca. Una vez finalizada la puesta, la hembra se retirará a un lugar tranquilo, para iniciar la incubación que durará entre 21 y 30 días. Transcurridos estos la hembra los liberará de su boca. A las crías se les puede alimentar con comida finamente machacada y nauplios de artemia recién eclosionados.