Pimelodus pictus (Pimelodela angélico)

Pimelodus pictus (Pimelodela angélico)

Nombre común: Pimelodela angélico, Pimelodela leopardo. Pez gato angélico, Tigrillo. Pimelodus pictus.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Pimelodidae. (Pimelódidos).

Biotopo:
Muy diverso: desde zonas arenosas en pequeños islotes hasta afluentes con lechos pedregosos.

Distribución:
Afluentes del Perú y Colombia.

Forma:
Cuerpo fusiforme con disposición ventral. Presenta 3 pares de barbillones en la boca. Ojos de gran tamaño. Presenta espina de refuerzo en todas las aletas; excepto en la adiposa y caudal.

Coloración:
*Variedad Peruana : Fondo plateado azulado muy brillante con motas negras muy ordenadas y estilizadas (un círculo bien definido); con un ordenamiento en todo su cuerpo, se le denomina variedad Dálmata.

*Variedad Colombiana: Fondo plateado azulado muy brillante con motas negras discontinuas y sin formas estilizadas (ondeada: muchas veces semejando la imagen de una bandera ondeante).

Tamaño:
12 cm.

Diferencias sexuales:
Poco aparentes, pero se cree con un mayor tamaño a la hembra contando con caracteres tales como: robusta y forma redondeada. El macho más esbelto y de menor tamaño. Se necesitan más estudios al respecto.

Temperatura:
22° a 27°C.

Agua:
pH: 6.0 a 8.0. GH: 4°d a 15°d. Blanda a semidura.

Acuario:
A partir de 180 litros.

Alimentación:
Omnívoro; desde vegetales escaldados, tiras de pescado, moluscos, crustáceos hasta todo alimento comercial de calidad.

Comportamiento:
Se trata de una especie nocturna que gusta de medios umbríos para descansar.

No debe ser mezclada con especies de menor tamaño que él, pues podría suponer una comida fácil para este silúrido; puesto que hace uso de sus hábiles barbillones como todo depredador nocturno para encontrar presas.

Su compatibilidad es preferentemente con cíclidos amazónicos de tallas media a grande.

Esta especie necesita amplio espacio para nadar pues es muy hiperactiva; además de evitar cantos cortantes dentro del acuario ya que puede verse lacerado su cuerpo; algo en lo cual deberemos ser precavidos.

Su manipulación requiere un cuidado extremo ya que la pinchadura con alguna de sus espinas suele ser muy dolorosa, por tanto las redes para esta especie deben quedar excluidas; para utilizar en su lugar un buen pedazo de tela húmedo, esto siempre y cuando supervisado por una persona con experiencia en el manejo de este tipo de Silúriformes; pues las fuertes espinas serradas se localizan en el dorso y aletas pectorales.

Reproducción:
Se desconoce mucho de su biología reproductiva.