Pseudanos trimaculatus (Pez lápiz de tres puntos)

Pseudanos trimaculatus (Pez lápiz de tres puntos)

Nombre común: Pez lápiz de tres puntos, aunque está poco extendido. Pseudanos trimaculatus.

Sinónimos no válidos: Anostomus trimaculatus, Schizodon trimaculatus.

Clasificación:
• Orden: Characiformes.
• Familia: Anostomidae. (Anostómidos).
• Subfamilia: Anostominae.

Biotopo:
Se mueve en bancos por zonas relativamente profundas de arroyos o ríos algo mayores, buscando comida entre raíces y troncos sumergidos.

Distribución:
Gran parte de la parte norte de la cuenta amazónica, desde Perú hasta las Guayanas.

Forma:
De cuerpo ahusado y alargado, muy hidrodinámico. Destacan los ojos grandes y la boca, extremadamente súpera.

Coloración:
El tono general del cuerpo es un marrón plateado, más intenso en el dorso. En el dorso se pueden ver además una serie de franjas verticales muy delgadas y tenues. Destacan dos grandes puntos en los costados del pez: Uno a mitad del cuerpo, bajo la aleta dorsal, y otro en la base de la aleta caudal (junto con el ojo, que sería el “tercer punto”, justifican el epíteto específico de trimaculatus). Las aletas presentan un color rojizo más o menos intenso según el sexo y el estado del pez.

Tamaño:
Hasta 20 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos crecen algo menos que las hembras y suelen estar más coloreados; apreciable dentro de un grupo de peces de la misma edad.

Temperatura:
23-27ºC.

Agua:
Ligeramente ácida a neutra (pH 6.5-7.0) y blanda (GH inferior a 10ºd).

Acuario:
Al ser un pez relativamente grande, sociable y muy activo, el acuario mínimo sería de unos 450 litros (1,5 m de largo). No debe importarnos que el filtro provoque una corriente fuerte de agua, pues estos peces están acostumbrados a ella; es más, prefieren que haya un cierto movimiento que oxigene el agua, cosa que podemos conseguir con algunas bombas sumergidas dirigidas hacia la superficie.

Debe estar bien provisto de refugios en forma de troncos sobre todo, pero teniendo la precaución de dejar un amplio espacio para nadar. Una buena plantación es importante para hacer que se sientan seguros, sobre todo una cubierta de plantas flotantes que tamice la luz. Como tienen tendencia a comerse las plantas, procuraremos utilizar plantas no muy delicadas, y no descuidar nunca el aporte vegetal en su dieta. El acuario debe estar bien cubierto, pues al asustarse suelen intentar saltar.

Alimentación:
Necesita un aporte considerable de alimento vegetal para crecer sano. Éste puede consistir en hojas de distintas verduras ligeramente hervidas para ablandarlas, algas que crezcan en zonas desprovistas de plantas flotantes, pastillas de espirulina… Además aceptarán con gusto todo tipo de alimentos congelados y desecados. Un aporte de alimentos con carotenos como zanahoria rayada o artemia congelada les ayudarán a mostrar sus mejores colores, sobre todo en las aletas.

Comportamiento:
Es de las especies más sociables en su familia, por lo que procuraremos mantener un grupo de al menos 6-8 ejemplares; si son menos los peces se vuelven muy tímidos y crece además su agresividad. Son bastante pacíficos respecto a los otros peces, pero no pueden convivir con los que sean demasiado tranquilos o tímidos tipo disco o escalar, pues les causarán un estrés constante por sus rápidos movimientos, además de que pueden picotear sus aletas. Son unos peces ideales para un acuario amazónico de peces grandes, que pueden ser combinados junto con otros tetras y parientes de talla mediana a grande (Chalceus, Brachychalcinus, Hemiodus…), cíclidos como las distintas especies de Aequidens no muy agresivas o todo el grupo de los “Geophagus”, peces gato de tamaño medio tipo Pimelodus, Dianema o Megalechis, etc.

Reproducción:
No se ha logrado todavía su cría en acuarios. La única especie de su familia que se ha logrado reproducir (Anostomus anostomus) no lo ha hecho sino con mucha dificultad, tras inyectar a los peces hormonas sexuales. Probablemente en la naturaleza dependan de algún factor climatológico desencadenante del desove o de cualquier otra circunstancia que aún no se ha logrado reproducir artificialmente.