Takifugu ocellatus (Pez globo ocelado)

Takifugu ocellatus (Pez globo ocelado)

Nombre común: Pez globo ocelado, “Eclipse puffer”. En inglés “Fugu Puffer”, “Peacock puffer” o “Red Saddle Puffer”. Takifugu ocellatus.

Sinónimos y nombres en desuso (no válidos): Fugu ocellatus, Spheroides ocellatus, Tetraodon ocellatus, Tetrodon ocellatus, Fugu ocellatus ocellatus, Takifugu ocellatus ocellatus.

Clasificación:
• Orden: Tetraodontiformes.
• Familia: Tetraodontidae. (Peces globo o “puffers”).

Biotopo:
Se trata de una especie anádroma. Habita la capa inferior de aguas interiores y costeras. La mayor parte de su vida ocurre en el mar pero desovan en agua salobre y dulce, incluyendo ríos, lagos y charcas, donde se desarrollan los alevines hasta la etapa de juveniles, tras la cual vuelven al mar y regresan para desovar de nuevo.

Distribución:
Asia: China, Hong Kong y Vietnam.

Forma:
Forma de “porra”, con cuerpo engrosado, típico de los “peces globo”. Más alargado que los del género Tetraodon o Carinotetraodon.

Provisto de espinas en todo el cuerpo con la excepción de la boca y la región caudal. Las aletas dorsal (en posición muy atrasada) y pectorales constituyen órganos motores de notable eficacia, y permiten al pez globo una natación muy ágil, siendo capaz de modificar rápidamente la dirección de sus desplazamientos, incluyendo la natación hacia atrás.

Las especies del género Takifugu son las más tóxicas de la familia Tetraodontidae, y son famosas por usarse en la cocina japonesa, donde se considera un manjar y se despierta cierto morbo, asegurándose que sólo grandes cocineros son capaces de limpiar y preparar estos pescados de manera que no resulten venenosos. Sin embargo T. ocellatus no se considera venenosa y dado su pequeño tamaño apenas se usa para fines culinarios.

Coloración:
Color de fondo verde oliva en la parte superior, con dos manchas características negras orladas de un grueso reborde amarillo. La primera de ellas sobre las aletas pectorales (a veces aparece dividida en tres manchas independientes, pero casi siempre las dos manchas laterales aparecen unidas por una tira, dando el aspecto de una especie de gafas). La segunda mancha, más pequeña y redondeada, se encuentra en la base de la aleta dorsal, que en esta especie, como en toda la familia, está muy retrasada. El vientre es blanco en los especímenes jóvenes y gris claro en los adultos.

Puede confundirse con Takifugu obscurus, que es ligeramente más amarillento y que presenta una marca muy parecida tras las aletas pectorales, pero carece de la segunda marca situada en la dorsal que presenta Takifugu ocellatus. Las otras especies comunes del género: Takifugu rubripes, Takifugu niphobles, Takifugu poecilonotus y Takifugu pardalis presentan una coloración muy distinta, con muchas manchas pequeñas en el dorso y con coloración oscura uniforme en el caso de Takifugu porphyreus. De las 20 especies del género sólo Takifugu obscurus y Takifugu ocellatus pueden desarrollarse en agua dulce, las demás son estrictamente de agua salada y mueren si se las traslada a agua dulce.

Tamaño:
Llega a alcanzar los 15 cm en acuario, pero en libertad se ha reportado algún individuo de 32 cm de longitud.

Diferencias sexuales:
Las hembras son visiblemente más grandes que los machos de la misma edad.

Temperatura:
La temperatura debería estar entre los 22 y 26ºC.

Agua:
Aunque se suele vender como especie de agua salobre, en realidad es una specie anádroma, que vive la mayor parte del tiempo en agua totalmente salada y acude al agua dulce para criar. Sólo los juveniles (menos de 10 cm) deben de mantenerse permanentemente en agua dulce o preferentemente salobre con adición de sal (densidad 1018-1020). Los ejemplares adultos deberían ser mantenidos en acuarios de agua salada, aunque se puede rebajar la salinidad si se desea intentar la reproducción.

Acuario:
Es una especie activa en todos los niveles del acuario y necesita espacio para poder moverse a sus anchas, por lo que el tanque mínimo sugerido es de 200 litros. Como ya hemos señalado, sólo los juveniles deben de mantenerse en agua dulce, aunque la tolera bien de manera temporal, mientras que los adultos deberían de vivir en acuarios marinos.

Alimentación:
Se alimenta de animales bentónicos como caracoles, pequeñas gambas y gusanos.

Puede adaptarse con cierta dificultad a la comida seca en forma de gránulos o “pellets”, pero lo ideal es alimentarlo con caracoles, cuya concha les permite mantener controlada su dentición, ya que esta crece de forma constante y si no la desgasta crecerá en exceso impidiéndole alimentarse correctamente. También aceptará pedazos de gamba o mejillones.

Los peces globo suelen dar la impresión de estar siempre hambrientos, y se muestran como insaciables comedores, no obstante hay que resistir a la tentación de sobrealimentarlos.
Comportamiento:
Estos peces globo se cuentan entre los más nerviosos y activos del género. Pueden tener cierta tendencia a morder las aletas de otros peces.

Reproducción:
Se sabe poco de su reproducción en cautividad, aparte del hecho de que se trata de una especie anadrómica, es decir, que vive habitualmente en agua salda pero desova en agua dulce, donde se desarrollan los huevos y los alevines.

Y. F. Chen (“Journal of Applied Ichthyology”, 2005) ha realizado un estudio sobre ovulación inducida con hormonas de esta especie usando gonadotropina humana, pituitaria y hormona LHRH-a indistintamente; todas las hembras que recibieron el tratamiento desovaron.

Los huevos son esféricos y adhesivos, de aproximadamente 1,5 mm de diámetro, y caen al fondo. A una temperatura de entre 18ºC y 20ºC eclosionan a las 144 horas. Las larvas recién nacidas miden entre 3 y 3,5 mm

La crianza de los alevines es complicada, pues rehusan casi todos los alimentos, aunque se han alcanzado éxitos con microgusanos y nauplios de artemia recién eclosionados.