Neovespicula depressifrons (Pez escorpión de agua dulce)

Neovespicula depressifrons (Pez escorpión de agua dulce)

Nombre común: Pez escorpión de agua dulce, “Mero de agua dulce”, en inglés se encuentran referencias esta especie como “Leaf goblinfish”, “Indonesian Butterfly Fish”, “Butterfly Goby” (este último se usa también para algunos gobios verdaderos, como Awaous flavus).

Sinónimos y nombres en desuso (no válidos): Apistes depressifrons, Vespicula depressifrons.

Clasificación:
• Orden: Scorpaeniformes.
• Familia: Tetrarogidae.

Biotopo:
Zonas estuarinas.

Distribución:
Indonesia, India, Filipinas y Nueva Guinea. Los reportes de la presencia natural de esta especie en Japón son erróneos.

Forma:
Cuerpo alargado, con gran boca. Aletas grandes en comparación con el cuerpo, especialmente pectorales y dorsal, provistas de espinas duras. La dorsal es muy característica, ya que ocupa todo el dorso del pez, desde la nuca hasta el pedúnculo caudal, y se muestra siempre erguida por la presencia de espinas duras eréctiles, en mayor número que los radios. La aleta dorsal cuenta con 13-14 espinas duras, seguidas de 6-7 radios blandos, la aleta anal consta de 3 espinas duras y 4-5 radios blandos.

Este pez cuenta con glándulas venenosas en las bases de las espinas de las aletas dorsal y pectorales, por lo que hay que tener muchísima precaución al manipularlo y no hacerlo nunca con las manos desnudas. El pinchazo no es mortal, pero si es muy doloroso y por la presencia de veneno el miembro afectado (normalmente un dedo), puede estar levemente hinchado una temporada. El dolor de la picadura, algo mayor al que se siente con el de una avispa, suele pasarse en 30 minutos. Si la hinchazón es grande y el dolor no se pasa o se extiende se debería de acudir inmediatamente a un centro médico. Si el aficionado ha manifestado con anterioridad intolerancia alta a la picadura de insectos, arácnidos u otros animales, por precaución es preferible que no mantenga esta especie en su acuario.

Coloración:
Color de fondo beige claro, con manchas marrones dispersas por todo el cuerpo, pero más presentes en las aletas, salvo la caudal, que es casi transparente. Presenta dos rayas oblicuas (una a cada costado) desde el inicio de la caudal hasta la boca, que atraviesan los ojos.

Tamaño:
No superan los 10 cm de longitud.

Diferencias sexuales:
Desconocidas. Aunque se ven ejemplares más dorados y otros más oscuros, se desconoce si esto es un dimorfismo sexual o no.

Temperatura:
24ºC-28ºC

Agua:
Es una especie de agua salobre, aunque por su caracter estuarino puede pasar temporadas en agua dulce y también en agua salada. Para su mantenimiento la densidad debe de estar entre 1.008 y 1.016. pH entre 7.2 y 8.2. Dureza por encima de 12ºdGH.

Acuario:
Acuarios de tamaño medio (calcular 25-30 litros por cada ejemplar para un acuario específico) con algunos escondites y sustrato arenoso, preferiblemente de color claro o medio.

No mezclar con peces pequeños como tetras o rasboras (el agua tampoco aconseja estas mezclas) o juveniles de mollys o guppies, pues servirán de alimento vivo de los Neovespicula depressifrons. Tampoco son compatibles con invertebrados, como gambas o camarones, pues los devoran sin contemplaciones de un solo bocado.

Alimentación:
Son difíciles de alimentar, pues estos depredadores requieren alimento vivo que puedan capturar en movimiento, al menos al principio. La artemia adulta viva es el mejor alimento en un principio, hasta que se acostumbran a otras cosas, como larvas de mosquito. También puede aceptar bastante bien una vez que se acostumbra pedazos de mejillón, gamba o calamar, pero es dif´cil que acepten alimento seco es gránulos o escamas. Depredará sobre peces pequeños o alevines de otras especies.

No deben de mezclarse con peces que sean muy voraces o rápidos comiendo, pues los Neovespicula se toman su tiempo para observar las presas o la porción de alimento antes de comerla, lo que puede hacer que en presencia de compañeros más rápidos haga que se queden sin comer.

Comportamiento:
Los peces recién introducidos suelen pasar el día escondidos tras piedras, plantas o cualquier objeto de decoración del acuario, y salen a últimas horas del día o para alimentarse. No son peces que se dejen ver con facilidad, no sólo por su carácter tímido, sino porque en la naturaleza su estrategia de supervivencia como depredador consiste en pasar desapercibido para cazar. Sin embargo bien aclimatados, acostumbrados a las horas de alimentación y en un tanque dedicado a ellos en exclusiva se muestran muy activos durante el día y apenas se esconden.

Hay que tener cuidado con sus compañeros de acuario, pues devorarán cualquier pez que quepa por su boca. Tampoco son compatibles con gambas o camarones, a los que se comerán en cuanto los vean.

Reproducción:
Desconocida en acuario.