Microctenopoma ansorgii (Perca de aletas rojizas)

Microctenopoma ansorgii (Perca de aletas rojizas)

Nombre común: Perca de aletas rojizas. Microctenopoma ansorgii.

Sinónimos en desuso: Ctenopoma ansorgii, Ctenopoma ansorgei.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Anabantidae.(Anabántidos).

• La familia Anabantidae agrupa a los peces –casi todos africanos a excepción de un par de especies del subcontinente indio– denominados también como “percas trepadoras”. En algunas fuentes anticuadas aún se sigue una clasificación errónea que denomina como “anabántidos” a los laberíntidos asiáticos de la familia Osphromenidae, de los que los géneros Betta, Gourami, Colisa y Macropodus son los más conocidos.

Biotopo:
Aguas con poca corriente.

Distribución:
Africa Central: Angola, República Democrática del Congo y Zaire, además de Madagascar (al menos hasta el año 1988, puede que se hayan extinguido de este país). Cuencas de los ríos Zaire, Luali y Congo en Africa Central y el río Mangoro en Madagascar.

Forma:
La forma del tronco es casi idéntica a la del betta. Las aletas dorsal y anal son, sin embargo, mucho más cortas. La aleta caudal es simple, sin terminaciones en punta.

Coloración:
Es su mayor atractivo: a lo largo del cuerpo tiene unas rayas negras verticales sobre un fondo amarillo anaranjado, mientras que en las aletas dorsal y anal el amarillo se convierte en rojo apagado.

Tamaño:
Llega a alcanzar los 10 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos son mayores y más robustos. Como en muchos laberíntidos, las aletas del macho son más largas y puntiagudas en las terminaciones, y tienen colores más vivos que las hembras, sobre todo en época reproductiva. La hembra tiene el vientre más redondeado, pero esta característica no es fácil de ver.

Temperatura:
La temperatura debería estar entre los 24-28ºC, pudiendo ser un poco menor.

Agua:
El pH óptimo estaría al rededor del neutro, aunque aguantará valores desde 5 al 7.5. El GH puede variar: 1-20ºd.

Acuario:
Aunque sea un anabántido, no es especialmente agresivo ni le importa demasiado tener cierta corriente en la superficie del agua. Es una especie activa en todos los niveles del acuario, pero se volverá tímida si no tiene plantas y raíces entre las que poder nadar. También le conviene que haya plantas flotantes y, sobre todo, espacio para poder moverse a sus anchas.

Alimentación:
Es un depredador. Comerá todo lo que se mueva y le quepa en la boca, por lo que no es un buen acompañante para los alevines aunque sus padres les protejan. Puede acostumbrarse al alimento congelado (artemia, daphnia…). No es muy probable que acepte las escamas.

Comportamiento:
Sería un buen compañero con otros laberíntidos pacíficos y peces de fondo, pero no aceptaría bien la compañía de otros peces igual o más activos y rápidos que él. Es inútil tenerlos en el mismo acuario que unos alevines y esperar que no se los coma.

Reproducción:
Un acuario de tamaño medio (no menor de 40 litros) nos valdría. La altura del agua debe ser baja desde el principio, no más de 15 cm. Tendremos que llenar el pequeño acuario con musgo de Java para que los alevines se sientan seguros y plantas flotantes para ayudar con la construcción del nido. Es más fácil conseguir la reproducción si los padres han sido alimentados con comida viva durante las semanas anteriores a la reproducción.

El macho construye el característico nido de burbujas en la superficie y coloca allí los huevos que la hembra expulsa. Normalmente lo hacen por la noche. La pareja se quedará en el acuario hasta un día después, ya que entonces los huevos eclosionan y corren el peligro de ser devorados por sus propios padres. Las crias empezarán a alimentarse de infusorios y comida comercial para alevines a los 3-4 días, y en una semana están preparados para comer nauplios de artemia.