Peckoltia sp. (L205)

Peckoltia sp. (L205)

Nombre común: Peckoltia sp. “Ucayali” o Peckoltia sp. “río Ucayali”, Peckoltia sp. “Perú” y Peckoltia sp. “Spotted Peru”. Peckoltia sp. (L205).

También es conocida en algunos lugares como “Clown plecostomus”, pero este apodo puede dar lugar a confusiones con el Panaque maccus.

Es muy frecuente encontrarla en los comercios a la venta como Peckoltia brevis, especie con la cual guarda un gran parecido. Tampoco hay que descartar la confusión, en los comercios y en la identificación, con otras especies de Peckoltia que habitan o cohabitan con L205.

Recibe el L-number L205 (DATZ 03/1996).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Zonas de curso lento o medio, vegetación densa y gran cantidad de raíces y rocas.

Distribución:
Perú, río Ucayali.

Forma:
Típica de los loricáridos. Cuerpo ventralmente aplanado, de mayor ancho en la región anterior y que se estrecha paulatinamente en la región posterior. Boca suctora en posición ínfera, y ojos en disposición lateral.

Coloración:
Cuerpo de color gris anaranjado pálido, salpicado por gran parte del cuerpo por motas oscuras de tono violeta grisáceo.

Estas motas que posee en la cabeza son puntos de pequeño tamaño, y desde la cabeza hasta el pedúnculo caudal pierden esta forma redonda, siendo irregulares, y de tamaño superior.

En algunos ejemplares, las motas que tienen sobre el cuerpo en la región pectoral no son irregulares y conservan la forma redondeada, pero son de mayor tamaño que los puntos de la cabeza. Esta particular coloración ha dado lugar a errores de identificación con otros loricáridos, como Peckoltia sabaji o Hemiancistrus sp. L147. De Peckoltia sabaji es fácilmente distinguible por la coloración de las aletas (puntos grandes en la primera y líneas en el L205), y del Hemiancistrus sp. L147, por la coloración de las aletas, el tono rojizo del cuerpo y una menor distancia entre puntos en la cabeza.

Las aletas pectorales, pélvicas, dorsal y caudal poseen la misma coloración base que el resto del cuerpo, pero carecen de moteado, estando recorridas por bandas horizontales. Estas bandas suelen ser 3 en cada aleta, y son prácticamente rectilíneas, salvo en la aleta caudal donde la forma es más ondulada. En ocasiones, estas barras pueden estar partidas, sobre todo en la aleta dorsal.

El vientre posee la misma coloración base que el resto del cuerpo pero ligeramente más pálido. Lo tiene salpicado por algunas motas de forma ovalada.

Es frecuente adquirir ejemplares de L205 vendidos como Peckoltia brevis, pero la diferenciación entre ambos es relativamente fácil. El color base de ambos es naranja, siendo en L205 más grisáceo y en P. brevis más amarronado. Las machas en P. brevis solo las posee en la cabeza y en el resto del cuerpo son bandas anchas, mientras que la Peckoltia sp. L205 alcanzan una mayor extensión los puntos y en la región pectoral son manchas, no bandas, de formas irregulares. Estas motas en P. brevis son de tonos marrones oscuros, casi negros, y en L205 son grises violáceos oscuros.

Tamaño:
Alrededor de 14 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos muestran un desarrollo odontal notorio en la región caudal y en el radio duro de la aleta caudal. Las hembras, por el contrario, tienen un desarrollo odontal pequeño, similar al del resto del cuerpo.

Aunque es más difícil de apreciar, puesto que la diferencia entre sexos es menor, el desarrollo odontal del radio duro de las aletas pectorales y los odontes interopercualres, es mayor en los machos que en las hembras.

Además, vistos desde arriba, las hembras son ligeramente más anchas en la región pectoral.

Temperatura:
Entre 24º y 27ºC.

Agua:
pH entre 6.5 y 7.2. Aguas blandas, con bajos o nulos niveles en compuestos nitrogenados y oxigenación alta.

Acuario:
Un acuario a partir de 200 l seria idóneo para una pareja sexada.

La decoración del acuario debería estar basada en raíces y rocas planas a modo de escondites, y zonas de luz tenue, donde pasará gran parte del tiempo.

No es necesario un acuario plantado, aunque no tiene tendencia a tocar las plantas en exceso. Aun así, un acuario densamente plantado siempre es recomendable, ayudará a mantenerlo mejor creando zonas sombrías en el sustrato y evitando que la calidad del agua empeore con mayor rapidez.

EL sustrato debe ser de granulometría fina-media y de tonos oscuros. Los sustratos marrones suelen ser los que dan mayor comodidad al pez, resaltando más sus colores. Hemos de tener en cuenta que cuanto menor sea la granulometría del sustrato, más probabilidades habrá de que escarbe y cree hoyos, aunque no es su comportamiento habitual.

No es una especie que requiera de fuertes corrientes, en su lugar de captura no abundan, aunque en acuario alguna corriente moderada agradecerá.

Alimentación:
De dieta omnívora. No es un buen “comedor de algas”, aunque no será extraño verle comer alguna, sobre todo las marrones.

Es una especie que prefiere una dieta sustanciosa, siendo buena para acuario con discos u otros cíclidos similares. Aceptará comida granulada, en escamas, papilla y alimento especifico para peces de fondo.

No habrá que olvidar suministrarle semanalmente algún aporte vegetal (pepino, calabacín, guisantes…) e incluso proteico (gambas, mejillón…)

Cualquier otro aporte proteico como larvas, gusanos o pequeños crustáceos, ya sean vivos o congelados, serán aceptados de buen grado.

Comportamiento:
Podemos definirla como tímida y territorial.

Tímida, como la gran mayoría de loricáridos, aunque se trata de una especie que no resultará en absoluto difícil poder observarla. Una vez se encuentre aclimatada a nuestro acuario, será frecuente verla cuando alimentemos.

Carácter territorial, sobre todo con su misma especie y algo menos con otros loricáridos y especies que ocupen su misma zona. Puede verse fácilmente desplazada por otros loricáridos de mayor talla, e incluso por otros de menor o similar talla pero mayor carácter, como Ancistrus, Panaques o Hypancistrus.

Reproducción:
No se tienen datos corroborados sobre su reproducción en cautividad, aunque con probablemente se ha logrado en cautividad.

Se sabe que, como muchas especies del genero Peckoltia, son desovadores en cuevas y el macho es el encargado de custodiarla.

Un buen modo de estimular la puesta es con cambios parciales de agua seguidos y con una leve bajada de temperatura, pH y dureza. Todo ello acompañado de una alimentación de calidad y a ser posible, gran parte de ella alimento vivo.