Potamotrygon laticeps (Pastinaca de agua dulce)

Potamotrygon laticeps (Pastinaca de agua dulce)

Potamotrygon laticepsNombre común: Pastinaca de agua dulce, Raya de agua dulce, Raya laticeps. Potamotrygon laticeps.

Antiguos nombres científicos ya en desuso son Disceus laticeps y Paratrygon laticeps.

Clasificación:
• Orden: Rajiformes.
• Familia: Potamotrygonidae. (antes Paratrygonidae).

Biotopo:
Amazónico y subtropical.

Distribución:
Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Cuencas del Orinoco y del Magdalena.

Forma:
El cuerpo es plano y las aletas pectorales están colocadas en un disco que rodea todo el cuerpo. El esqueleto interno es cartilaginoso. El esqueleto externo está formado por escamas en forma de placas que se transforman a la altura de las mandíbulas en fuertes dientes. La boca tiene forma de hendidura transversal con la misma estructura que las escamas. La cavidad branquial se comunica con el exterior a través de varias hendiduras separadas por los arcos branquiales, dándole el aspecto de la refrigeración de un coche de altas prestaciones. Tienen un espiráculo (orificio grande situado detrás de los ojos) y cinco hendiduras branquiales sobre la cara inferior. La cola cuenta con una espina ligada a una glándula venenosa.

Coloración:
Color de base parduzco con motas más oscuras, de dibujo y grosor variable (en ocasiones forman círculos, pero también simple moteado). Los machos son de coloración más contrastada.

Tamaño:
Hasta 70 cms. incluyendo la cola.

Diferencias sexuales:
La familia Potamotrygon se sexan muy fácilmente, pues los machos tienen dos órganos sexuales en las orillas internas de las aletas ventrales, muy cerca de la cola llamados terigópodos.
Erroneamente se les diferencia a menudo por una espina venenosa en la cola del macho, dos en la de la hembra. El error es porque se han encontrado algunos ejemplares con dos espinas, pero ello ocurre por que cuando mudan algunas veces antes de tirar la espina vieja ya está apareciendo una nueva.

Temperatura:
23 a 25ºC.

Agua:
pH entre 6,5 y 7; agua blanda o semiblanda (hasta 10ºdGH). Los peces son delicados y especialmente sensibles ante contaminantes o presencia de amonio, nitritos o nitratos.

Acuario:
Dado su gran tamaño, no habría que pensar en mantener estos peces en acuarios de menos de 400-500 litros para un par de ejemplares. (Ivan Petrovicky recomienda al menos 1.000 litros, pero se puede reducir el tamaño del tanque haciéndolo más bajo, ya que no necesitan acuarios altos). El sustrato ha de ser de arena suave y fina y no estar apenas o nada plantado para permitir desplazarse a este pez. Si se pueden colocar plantas flotantes. Sustrato de unos 10-15 cms. de profundidad para permitir que se entierre bajo él en períodos de estrés. Decoración mínima que permita la natación, con algunas rocas lisas (granito erosionado o pizarra plana) y algún tronco fósil.

Alimentación:
No presenta problemas, pues es una especie voraz que aceptará de buen grado carne de mejillón, papillas a base de corazón de vacuno, carne de pescado, etc. Prefiere comida viva y/o congelada de buen tamaño, como gambas y larva roja de mosquito. En la naturaleza se alimenta especialmente con insectos y crustáceos de fondo –incluso cangrejos– y con pequeños peces vivos que cazan por la noche. Lo mismo ocurrirá con cualquier pez de menor tamaño que ellos, que será devorado. La pastinaca lo acorralará en una esquina y lo cubrirá con su gran cuerpo discoidal, hasta acabar con su vida por asfixia primero y comiéndoselo después.

Comportamiento:
A la dificultad de su mantenimiento y el enorme espacio que necesitan se une su peligrosidad. Su aguijón, un pequeño pincho retorcido situado al extremo de la cola, es venenoso y muy doloroso. El veneno de la pastinaca, aunque no tan mortal como el de una cobra real resulta mucho más doloroso que el de esta última y se deja notar durante varios días. Produce una marca en forma de media luna. Si se produce una picadura hay que extraer el veneno lo antes posible y acudir a un centro hospitalario.

Se trata de un animal de costumbres nocturnas. Ya hemos hablado de su técnica de caza en el apartado dedicado a alimentación, pero quizá merezca la pena extenderse más por su peculiaridad: para ingerir alimento se echan de tal forma sobre el fondo que tapan totalmente a su presa con su cuerpo, luego soplan un chorro de agua hacia el fondo que provoca un remolino en el que arena y el posible alimento entran en la boca de la pastinaca, siendo escupida la arena con posterioridad. En caso de presas más grandes, que no quepan por su boca, simplemente las mata por asfixia con su cuerpo.

Reproducción:
No hay referencias de que se haya conseguido nunca en acuarios particulares, pero sí en grandes acuarios públicos. La primera documentada se produjo en el acuario público de Detroit (Estados Unidos) en 1969, si bien es cierto que posteriormente apenas si hay más referencias e incluso en libros tan consultados como el Mergus se dice que no existe absolutamente ningún dato.

Es una especie vivípara, y en libertad los nacimientos están espaciados entre 3 y 4 meses. La fecundación es interna: los machos tienen órganos copuladores pares (terigópodos) fruto de la modificación de las aletas ventrales.

Durante los juegos nupciales el macho muerde a la hembra, dejando a esta cicatrices en forma de disco que curan rápido. Alrededor de dos a tres meses después de la cópula aparecen jorobas sobre la espalda de la madre y se pueden observar los movimientos de los embriones en el cuerpo de la madre. Los alevines son bastante grandes (de 9 a 13 cms.) y comienzan a nadar inmediatamente, siendo copias exactas de sus padres a escala reducida. Según los datos del Acuario de Detroit, nunca se contabilizaron más de cuatro alevines a la vez.