Parotocinclus spilosoma

Parotocinclus spilosoma

Nombre común: Es conocido como “gold spot dwarf pleco”, o “pleco enano de motas doradas”. En alemán es conocido como “gefleckter ohrgitter harnischwels”. Parotocinclus spilosoma.

Descrito originalmente por Fowler en 1941 como Plecostomus spilosoma, cambiando de género en el mismo año.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypoptomatinae.

Biotopo:
Zonas de corriente media, con vegetación acuática y ribereña, y con fondos rocosos suaves.

Distribución:
Noreste de Brasil, estado de Paraíba.

Forma:
Cuerpo característico de loricárido, y como todos los Parotocinclus, muy cercano al género Hypostomus. Poseen aleta adiposa, hecho por el cual se les puede diferenciar de otros Loricáridos enanos, los Otocinclus.

Cuerpo aplanado ventralmente, de mayor ancho en su sección anterior y que se estrecha paulatinamente hasta el pedúnculo caudal. Boca suctora en posición ínfera.

Esta especie es muy similar en su aspecto externo a Parotocinclus haroldoi, pero P. spilosoma suele carecer de puntos en las aletas, aunque esta característica es variable. La descripción original de dicha especie no menciona que el pez tuviera puntos en ninguna parte del cuerpo, aunque hay quien señala que esto puede deberse a que se perdieron al tratarse de ejemplares preservados en formol, que degrada los colores. Con esta duda, la única manera fiable de diferenciar ambas especies es mirar a sus vientres: el de P. haroldoi está cubierto de pequeñas placas óseas, y el de P. spilosoma carece de éstas.

Coloración:
Cuerpo de coloración marrón muy oscura, prácticamente negra, con varias motas irregulares de color dorado (hecho que le ha valido el calificativo de “gold spot”).

El color oscuro del cuerpo es muy variable, y dependiendo principalmente del entorno, y también de su estado anímico, puede verse aclarado por zonas o incluso totalmente. En ocasiones es posible observarle con un color de fondo marrón muy pálido, quedando poco perceptibles las motas doradas.

Las aletas poseen la misma coloración, aunque no abundan las motas doradas y las membranas interradiales son muy claras, casi transparentes, especialmente en la aleta dorsal.

Tamaño:
Entre 5 y 6 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos poseen las aletas pélvicas mas largas, las cuales, plegadas, se extienden por detrás del origen de la aleta anal, mientras que en las hembras estas no la alcanza.

En los machos la papila genital está justo después del conducto anal, mientras que en las hembras está unido internamente.

Temperatura:
Entre 22ºC y 28ºC.

Agua:
pH entre 6.0 y 7.5. Aguas semiblandas o semiduras, y muy oxigenadas.

Acuario:
Valido para acuarios comunitarios a partir de 150 litros para un grupo de 5-6 ejemplares. La decoración del tanque puede basarse en raíces, junto a rocas finas y suaves, las cuales servirán de escondites. No es necesario que el tanque este plantado, aunque sería deseable por los beneficios que aportan las plantas, las cuales, salvo que tengan alguna carencia vegetal en su dieta, no serán mordisqueadas por ellos. Si faltan vegetales en la dieta puede devorar brotes y hojas blandas.

El sustrato es muy recomendable que no sea, por supuesto, abrasivo, y preferiblemente de granulometría fina o muy fina, facilitándoles su comportamiento de rebuscar entre la grava. Esta debería ser de color negro o marrón oscuro, lo cual ayudará a que muestre la coloración típica y se comporte de modo menos tímido. En sustratos muy claros o blancos suele palidecer y mostrarse más apático.

Requiere de corrientes medias-fuertes en el acuario, lo cual ayudará a mantener un nivel alto de oxígeno disuelto. Estas corrientes sería indicado dirigirlas hacia lugares donde suelan esconderse, si no ellos mismos buscarán los sitios con corriente donde se sientan seguros.

Alimentación:
Omnívoro, aunque buena parte de su dieta será de origen vegetal. Las algas serán parte de su dieta, y aunque no se le pueda considerar un excelente comedor de las mismas, su labor en este sentido se notará.

Pese a ésto, no debemos dejar su dieta exclusivamente en las algas que pueda ingerir, debiendo suministrarle otros aportes vegetales regularmente. Productos naturales como el pepino, calabacín… unido a los alimentos específicos para peces de fondo con alto contenido vegetal, serán el complemento perfecto a las algas en su dieta. Aun así, en comparación con otras especies del genero (como P. jumbo), su porcentaje vegetal es menor, y suelen desechar los componentes vegetales si disponen de aportes proteicos regulares.

También, aunque con mucha menor frecuencia, debemos aportarle componentes proteicos, siendo apta la comida en escamas o gránulos, las papilla, y alimento vivo (larvas o artemia).

Comportamiento:
Pacífico, en comparación con otros Loricáridos, teniendo una agresividad interespecífica e intraespecífica poco notoria. Este hecho, bueno para poder mantener varios ejemplares juntos sin demasiados problemas, es un inconveniente si se mezcla con otras especies de mayor talla y/o carácter, pudiendo verse con suma facilidad desplazada.

Reproducción:
Conseguida en cautividad, y aparentemente no muestra gran dificultad su consecución si se dedica un acuario especifíco.

La situación propicia para el desove parece estar en un pH entorno al neutro, agua blanda, una temperatura cálida tras bajadas repetidas no muy bruscas (4ºC de bajada), y agua limpia y bien oxigenada. Todo esto unido a una alimentación de calidad, y algo mas abundante en la fase previa. Si se dan estas condiciones, o muy aproximadas, el desove suele producirse 2 ó 3 días después del cambio parcial de agua con el citado descenso de temperatura.

La puesta se realiza de un modo similar al de algunos Corydoras y Otocinclus, pudiendo ser soltados en hojas, raíces, vidrio y otras superficies lisas. Aunque en este caso, se ha podido observar que gran parte de las puestas las pueden ubicar zonas lisas de alguna cueva. El lugar o lugares escogidos, no suelen ubicarse directamente en las corrientes más fuertes, aunque si en las cercanías a las mismas.

Las puestas suelen constar de unos 100 huevos, son de color amarillo verdoso y suelen medir 1 mm. Estos carecen de cuidado paternal, pudiendo ser devorados en parte por los propios progenitores, con lo cual se recomienda retirar a los padres o trasladar la puesta.

A una temperatura de 27º-28ºC, suelen eclosionar en 48 horas aproximadamente. El saco vitelino no es demasiado grande, sirviéndole de alimento sólo para el primer día después de eclosionar. La alimentación en esta primera fase se puede basar en artemia recién eclosionada y en comida muy finamente molida.

El crecimiento de los alevines en buenas condiciones es muy rápida en su fase inicial, mas aun teniendo en cuenta los 5-6 cm de talla adulta de los padres. Según absorben el saco vitelino su tamaño es de 2-3 mm, y semana y media después alcanzan con facilidad los 12-15 mm. En algunos casos, como ha datado Derek Heath en su articulo en “Shane’s world”, ha habido alevines que con 2 semanas han alcanzado 2,5 cm aproximadamente.