Parotocinclus haroldoi (Parotocinclus de Haroldo)

Parotocinclus haroldoi (Parotocinclus de Haroldo)

Nombre común: Parotocinclus de Haroldo. Suele importarse incorrectamente etiquetado como “Pit bull pleco” o “Pit bulletin Pleco” que en realidad es otra especie distinta de coloración mucho más clara, Parotocinclus jumbo (LDA25), del que se puede consultar su propia ficha en este mismo Atlas. Como hemos señalado en otras fichas, no se debe de generalizar el uso del erróneo vocablo de “pleco” para todos los loricáridos”. Parotocinclus haroldoi.

Sinónimos en desuso: Hypostominae sp. haroldoi, “Parotocinclus cf. cesarpintoi” . También se le ha confundido muy a menudo con la especie válida Parotocinclus spilosoma (Fowler, 1941).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypoptopomatinae.

No obstante algunos autores señalan que es más cercana a la subfamilia Hypostominae.

Biotopo:
Zonas con escasa vegetación acuática, en el lecho de ríos de aguas negras o claras y curso medio-rápido, con cierta corriente y muy oxigenadas. Fondo de arena fina y arcillosos con algunas piedras y troncos formando refugios y oquedades.

Distribución:
Brasil: río Sanharó, Piauí.

Forma:
Cuerpo típico de los loricáridos, muy similar a los del género Hypostomus, aunque de mucho menor tamaño; con aspecto ventralmente aplanado y sección ensanchada en la parte delantera, y estrechada en la mitad posterior. Boca suctora en disposición ínfera. También se asemejan a los Otocinclus, y por el tamaño similar pueden ser confunidos con estos, pero hay una diferencia fundamental que permite diferenciarlos rápidamente: la presencia en los Parotocinclus de una pequeña aleta adiposa –entre la dorsal y la caudal– de la que los Otocinclus carecen.

Los machos tienen las aletas pélvicas más largas, con los extremos de estas extendidos hacia el nacimiento de las aletas anales de cada lado. Tiene pequeños odontes en el extremo de la boca que son tan largos como anchos.

Esta especie es muy similar en su aspecto externo a Parotocinclus spilosoma, pero ésta suele carecer de puntos en las aletas. La descripción original de la especie no menciona que el pez tuviera puntos en ninguna parte del cuerpo, aunque hay quien señala que esto puede deberse a que se perdieron al tratarse de ejemplares preservados. Con esta duda, la única manera fiable de diferenciar ambas especies es mirar a sus vientres: el de P. haroldoi está cubierto de pequeñas placas óseas, y el de P. spilosoma carece de éstas. Por lo demás, no hay ninguna garantía de que las fotos de P. spilosoma y P. haroldoi que circulan por libros y webs no estén incorrectamente identificadas; y ni siquiera podemos asegurarlo al 100% con las que ilustran esta ficha.

Pueden ser confundidos también con Parotocinclus sp. “Recife”, aunque es de coloración mucho más clara. No obstante, al tener capacidad mimética, especialmente los individuos jóvenes de Parotocinclus sp. “Recife” ubicados en acuarios con sustrato oscuro pueden ser confundidos con Parotocinclus haroldoi.. Hay una variedad de Parotocinclus sp. “Recife” que presenta ligeras variaciones y a la que se denomina Parotocinclus sp. “Pernambuco”.

Coloración:
El color de fondo de este loricárido es marrón oscuro (aunque al tener características miméticas, es más oscuro cuanto más oscuro sea el sustrato sobre el que se posa), y sobre el cuerpo se disponen multitud de puntos irregulares de color dorado. La parte inferior (ventral) es grisácea-amarillenta. La aleta caudal presenta tres barras verticales de color dorado.

Paratocinclus jumbo (ver ficha en este Atlas), la especie con la que suele ser confundida en las importaciones, es de color de fondo ocre claro con manchas grises, por lo que no hay confusión posible con dicha especie. Aquellos que aparecen contaminantes en envíos de P. jumbo sí son P. spilosoma, puesto que comparten hábitat.

Tamaño:
4-5 cm. Se cuentan entre los loricáridos más pequeños que existen.

Diferencias sexuales:
Los machos son algo más pequeños y las hembras tienen unos labios más cortos y redondeados. El “hocico” del macho es más largo y puntiagudo.

Temperatura:
20-26ºC.

Agua:
Ligeramente ácida a neutra: pH: 6.2 a 7.4; GH: 2ºd a 10ºd, altamente oxigenada.

Acuario:
No necesitan un acuario demasiado grande, dado su reducido tamaño. También pueden formar parte de un comunitario con peces pacíficos.

Necesitan disponer en el acuario de alguna zona con buena corriente, donde se les verá a menudo. Requieren agua muy oxigenada y, en caso de caer súbitamente por alguna razón los niveles de O2 en el acuario, serán los primeros habitantes del acuario en acudir a la superficie en busca de las zonas con mayor concentración de oxígeno. Acuario decorado con algunas rocas o troncos y, si se desea, algunas plantas. Se le pueden proporcionar cuevas hechas con vasijas, acumulaciones de piedras dispuestas de forma sólida u oquedades en troncos. Fondo preferentemente con sustrato de arena o grava suave muy fina de color oscuro.

Estos peces varían bastante de comportamiento según el fondo en el que se encuentren. Sobre sustrato oscuro se muestran menos tímidos y temerosos, y muestran sus colores más marcados y oscuros. Tienen buena capacidad de mimetismo, y si el fondo es claro se muestran más pálidos y descoloridos..

Esta especie tiene la costumbre de cavar y esconderse bajo el sustrato cuando se asusta, por lo que ha de ser suave y no abrasivo o se harán daño al intentarlo.

Es un excelente limpiador para acuarios con grava de grosor medio, ya que suele coger cada grano de grava entre sus gruesos labios para comerse todas las algas que pueda tener. No obstante, parece ser algo más agresivo con las plantas que Parotocinclus jumbo cuando en su dieta falta componente verde.

Alimentación:
Principalmente vegetariano y alguívoro. Acepta alimentos preparados para loricáridos, especialmente aquellos que contienen espirulina, y cualquier preparado comercial en copos, gránulos o escamas e incluso alimentos protéicos (larvas, artemias…), aunque conviene no abusar de estos últimos.

Comportamiento:
Pacífico. No debe mantenerse con grandes loricáridos u otros peces de gran tamaño, porque podrían comérselo.

Es un excelente limpiador de algas verdes del sustrato, si este está compuesto por grava de grosor medio: cogen con la boca cada grano de grava y lo van dando vueltas en su boca hasta que lo dejan limpio de algas, y así repiten la operación con el resto de los granos que tienen a su alrededor.

No obstante, si no tienen suficiente alimento vegetal y celulosa en su dieta, pueden raer las hojas de algunas plantas como las espadas del Amazonas.
Esperanza de vida:
Como otros peces del género, se cree que su esperanza de vida supera los 10 años o quizá más.

Reproducción:
Parece que se ha conseguido en cautividad en alguna ocasión, con agua ácida (pH 6.0-6.5) dureza siempre por debajo de 10ºdGH y una temperatura bastante moderada, en torno a 20ºC. La conducta reproductiva es similar a la de los Otocinclus o a la de algunos Corydoras.

Los huevos son despositados en pequeños grupos sobre las hojas de las plantas o los vidrios del acuario y eclosionan (a la temperatura citada) 10 días después de la puesta y se alimentan al absorber el saco vitelino de micro-algas y poco después de nauplios de artemia, comida de la que no hay que abusar pues sólo la aceptan si pasa por delante de sus bocas.

Anuncios: