Paratheraps bifasciatus (Mojarra colorada)

Paratheraps bifasciatus (Mojarra colorada)

Nombre común: Colorada, Mojarra colorada y Panza colorada (fundamentalmente en sus países de origen), en inglés se le denomina Red speck cichlid. Paratheraps bifasciatus.

• Etimología: bifasciata, del griego bi = dos y fasciata = línea, franja o banda.

• Antiguas denominaciones: Heros bifasciatus Steindachner, 1864 Cichlasoma bifasciatum, Cichlasoma bifasciatus, Theraps bifasciatum, Paratheraps bifasciatus Werner & Stawikowski, 1989.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlasomatinae.

Biotopo:
Habita en aguas mansas tanto en ríos como fundamentalmente en lagos y lagunas alimentándose de algas y de plantas.

Distribución:
En la vertiente Atlántica de México y Guatemala, principalmente en las cuencas de los ríos Grijalva, Madrigal y Usumacinta.

Forma:
Oval y de cuerpo relativamente alto, su boca es pequeña en relación al tamaño de su cuerpo. Los ejemplares adultos desarrollan una giba en la nuca; su aleta caudal es truncada.

Coloración:
El cambio es sustancial si se compara la coloración que tienen los ejemplares jóvenes con la que a través del tiempo van mostrando.
De jóvenes el tono base es de un beige “marmolado” y es muy visible la banda horizontal negra.

Hay que mencionar que un gran porcentaje de los P. bifasciatus que hay a la venta son producto de hibridaciones, el auténtico tiene solamente una banda horizontal ligeramente curvada a través del cuerpo, en tanto que los híbridos tienen además una serie de bandas verticales más o menos borrosas. Dicho esto el tono base es variable, hay morfos verdosos, crema y púrpura, destacando en el tercio anterior la pigmentación roja, especialmente en la zona ventral. La banda horizontal negra se inicia tras las aletas pectorales y finalizan en el pedúnculo caudal. Son llamativos también sus ojos, el iris es de un amarillo intenso.

Todas las aletas excepto las pectorales están “salpicadas” de grandes puntos (en la mayoría de los ejemplares en son de color rojo).

Tamaño:
Machos 30 cm, hembras 25 cm aproximadamente.

Diferencias sexuales:
Los machos son de mayor tamaño y presentan un aspecto más robusto, sus aletas impares son ligeramente más alargadas con respecto a las hembras; además los machos adultos desarrollan una gran giba en la nuca.

La diferencia concluyente y definitiva se da al momento de la puesta, cuando se pueden observar los órganos reproductores respectivos.

Temperatura:
22 a 30ºC, en acuarios entre 24 y 28ºC.

Agua:
pH 6.8 a 7.5; dureza total entre 5 y 15º dGH.

Acuario:
A partir de 250 litros para una pareja adulta. Tendremos que tener presente sus hábitos alimenticios a la hora de preparar el tanque, ya que tanto las plantas como las algas forman parte sustancial e indispensable de su dieta.

Alimentación:
En su hábitat se alimenta fundamentalmente en base a algas, plantas y detritus, por lo tanto son fundamentalmente vegetarianos, así que les suministraremos hojas de lechuga, espinaca, guisantes (sin cápsula), etc.
También aceptarán alimento seco (hidratar previamente siempre a las escamas y/o gránulos), e inclusive pequeñas dosis de alimento vivo.

Comportamiento:
Son muy activos y se tornan algo agresivos a medida que envejecen, no obstante es importante recalcar que comparten su hábitat con varios géneros de cíclidos, por ejemplo con Paraneetroplus, Chuco, Amphilophus, Thorichthys, Theraps… también se les puede combinar con loricáridos robustos y especies de similar talla.

Reproducción:
La relación es de tipo biparental, y son por lo general excelentes padres.
Tras seleccionar una superficie lisa y limpiarla cuidadosamente, depositarán unos 500 huevos aproximadamente, que en función de la temperatura del agua, eclosionarán entre el tercer y cuarto día, momento en que los padres trasladarán cuidadosamente a las larvas a un hoyo realizado en el sustrato.
Al cabo de otros cinco días comenzarán a nadar libremente, momento en que les suministraremos artemia salina recién eclosionada aunque también aceptarán alimentos comerciales en polvillo.

Siempre tendremos que tener a mano un sólido separador para evitar la muerte de la hembra por parte del macho, es más, muchos acuaristas sugieren separar al macho a lo sumo a las dos semanas del desove por parte de la hembra.

Nota: he leído un dato que no he podido contrastar suficientemente y es que los alevines en cuanto comienzan a nadar libremente, se alimentan de la mucosa que segregan los padres.