Parachromis motaguensis (Guapote)

Parachromis motaguensis (Guapote)

Nombre común: Guapote, motaguense red tiger, ciclido motagua, moro, pando. Parachromis motaguensis.

Sinonimos no validos: Cichlasoma motaguense, Heros motaguensis, Herichthys motaguense.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae.(Cíclidos)
• Subfamilia: Cichlasomatinae.

Biotopo:
Vive en ríos y lagos en zonas algo estancadas con poca corriente, entre la vegetación y troncos sumergidos.

Distribución:
Río Motagua (Guatemala), también en Nicaragua, Costa Rica, Honduras y El Salvador.

Forma:
Es un ciclido voluminoso procedente de las regiones de América Central. A diferencia de su pariente cercano Parachromis managuensis, que comúnmente se conoce y se negocia como el ciclido jaguar, el motaguensis no es tan comúnmente encontrado en el comercio de acuarios a pesar de su apariencia visual es muy similar aunque algo más pequeño. Tiene forma alargada y comprimida lateralmente típica del genero Parachromis. La una boca muy protráctil y especializada para la caza piscívora. Sus aletas caudal y dorsal terminan en punta especialmente en los machos.

Coloración:
P. motaguensis (comercializados por muchos nombres, entre ellos Rojo tigre, ciclido dragón rojo) muestra una serie de puntos de color rojo brillante, (de ahí las variantes del nombre común), que corren a lo largo de los flancos a la base de la aleta caudal. Un impresionante conjunto de esta coloración se realiza en distintas las agallas de este pez de colores cuando dicho es muy pronunciada.

Tamaño:
Los machos alcanzan una longitud de 30cm mientras que en las hembras ronda los 25cm.

Diferencias sexuales:
La coloración de la hembra de esta especie a diferencia del macho, es más brillante, con un profundo tono rojo y naranja mucho más que los machos de color. Este color se ve reforzado aún más durante el período de cría.

Temperatura:
Mantenerlos en temperaturas que oscilen entre los 26°C y 30°C

Agua:
El pH oscila entre los 7.0 y 8.0, en aguas duras entre 10° y 15° dGH, aunque son recomendadas también aguas más duras.

Acuario:
Se trata de una especie mediana, así que mínimo para mantener a una pareja lo ideal sería un acuario 100x40x40 que equivalen a 160l, pero de estas medidas en adelante y sin recortar. Al igual que con todos los miembros de su género, estos peces son muy grandes, además son muy agresivos y territoriales. Debe mantenerse a una hembra como mínimo y una capa de arena o grava debe ser utilizado como el principal sustrato muchas piezas planas o roca se deberán incluir también a las hembras para depositar sus huevos. No son comedores de plantas pero, como todo cíclido, tiende a desenterrarlas en los movimientos que hacen con los sustratos.

Alimentación:
Los P. motaguensis no son comedores quisquillosos y aceptaran la mayoría de los alimentos que les ofrezcamos. La dieta debe ser variada sin embargo intentaremos ofrecer una gran variedad de insectos, incluido gusanos, lombrices, grillos (por especímenes más grandes), carne (aunque esto tiene que ser eventual y sin grasas ya que pueden producirles parásitos internos), lo ideal es la carne de corazón de vaca o hígado de pollo. También podemos variarle la alimentación con camarón y peces vivos. El pescado congelado es un gran método preferido para alimentar a los peces ya que muchos conllevan el riesgo de introducción de enfermedades al acuario.

Comportamiento:
Es un pez de carácter agresivo bajo, no llega a ser tan agresivo como un P. managuensis pero sí lo es más que un A. ocellatus. Lo mejor es mantenerlo con peces de talla media y medianamente agresivos.

Reproducción:
La reproducción se puede lograr con muy poco esfuerzo y sin requisitos específicos. Mientras las condiciones del agua se mantengan a una deseable calidad, una pareja reproductora de estos peces desovara fácilmente. Para aumentar la probabilidades de que la adquisición de una pareja reproductora, lo mejor es adquirir varios ejemplares sanos y activos de (entre 6 y 10cm) y dejarlos crecer estos especímenes hasta la madurez sexual. Estos peces notablemente serán más agresivos y territoriales en época de cría como es común en la familia de los cíclidos. Lo ideal sería eliminar todos los demás peces en este momento y mantener la recién formada pareja reproductora por separado. Cuando una pareja reproductora se ha establecido con éxito, el macho se iniciará a los cortejos a la hembra, intentando impresionarla con el fin de que acepte su invitación de apareamiento. La pareja comenzará a limpiar una superficie plana si la hembra es receptiva de los machos anteriores del cortejo femenino. Dado esto la hembra pondrá aproximadamente 1000 o 2000 huevos de color naranja que luego serán fertilizados por el macho. Los huevos son ferozmente custodiados por ambos padres ya sea en estado de huevo o de alevines. Cuando los huevos eclosionan después de aproximadamente 2-3 días, las crías (conocido como alevines en esta fase de desarrollo) están indefensos y son incapaces de nadar. A menudo son transportados a pozos pre excavados de ambos padres para estar bien vigilados. Los alevines comenzarán a nadar en aproximadamente a los 7 días y deben ser alimentados para no tener problemas en el futuro con el mismo alimento triturado con el que los vayamos a alimentar de adultos. Después de esto, los alevines deben de retirarse ya que luego serán confundidos como alimento por los padres, las hembras empezaran a desovar de nuevo al poco tiempo. Una cosa importante es que al adquirir los especímenes con intenciones de tener una pareja reproductora, hay que intentar que procedan de diferentes fuentes, ya que existe una alta probabilidad de que la descendencia nazca con enfermedades genéticas.

Anuncios: