Parablennius gattorugine (Cabruza)

Parablennius gattorugine (Cabruza)

Nombre común: Cabruza. Tompot blenny. Parablennius gattorugine.

Familia: Blenniidae.

Biotopo:
Especie bentónica, que habita los fondos rocosos, hasta los 30 metros de profundidad.

Distribución:
Atlántico oriental y Mediterráneo.

Forma:
Presenta la morfología típica de la familia a la que pertenece. El cuerpo es alto en la parte delantera y robusto. Desciende a medida que nos acercamos a la cola. La aleta dorsal es única y la anal alargada. Las aletas pélvicas le permiten erguirse en una simpática pose que caracteriza esta familia de peces. Los ojos son grandes y móviles y se sitúan en la parte alta de la cabeza. Presenta apéndices cutáneos o “tentáculos” supraorbitales muy ramificados y que superan el diámetro del ojo. La boca es grande y armada con un hilera de dientes por cada mandíbula.

Coloración:
Coloración base muy variable, en tonos pardo oscuro, con numerosas manchas y 7 bandas transversales más oscuras en los flancos.

Tamaño:
Hasta 30 cm. de longuitud en la naturaleza.

Diferencias sexuales:
No existe dimorfismo sexual.

Temperatura:
Entre 10ºC y 18-20ºC.

Agua:
Es necesaria agua de “calidad” con amoniaco y nitrito a “0”. Los nitratos siempre por debajo de 20 ppm (y preferiblemente a “0”) pH: 8.3; S.G: 1.020-1.025; KH: 8-12º dKH.

Acuario:
Es fundamental un acuario muy “maduro y establecido”. El tamaño mínimo recomendable del tanque rondaría los 250-300 litros aproximadamente.

Alimentación:
El acuario debería contar con una abundante población de pequeños organismos bentónicos (gusanos, moluscos, crustáceos). Con el tiempo también aceptará de buen grado comida seca en escamas y comida viva deshidratada.

Comportamiento:
Solitario y muy territorial. No tolera otros individuos de su especie en el acuario. Es un pez muy interesante y divertido de observar, sobre todo, cuando se encuentra erguido en su posadero favorito mirando con curiosidad todo lo que ocurre en el entorno cercano con sus ojos móviles.

Reproducción:
Ovíparo. Se reproduce en primavera. Los machos son los encargados de cuidar la puesta, oxigenándola constantemente, hasta el momento de la eclosión.