Otocinclus hoppei

Otocinclus hoppei

Nombre común: Otocinclus hoppei.

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypoptopomatinae.

Nota: Se suele vender bajo la denominación errónea de O. affinis, O. arnoldo, O. flexilis e incluso como O. manaus, debido a la gran similitud entre las distintas especies de este género.

Biotopo:
Zonas con vegetación acuática, en el lecho de ríos de curso variable.

Distribución:
Sudamérica: Cuenca amazónica.

Forma:
Cuerpo fusiforme de aspecto ventralmente aplanado. Boca suctora en posición ínfera; ojos en disposición lateral. Presentan espina de refuerzo en todas las aletas, excepto en la adiposa y caudal.

Coloración:
Color de fondo ocre-dorado. Presenta una distintiva franja negra que va desde la base de la aleta caudal hasta la porción terminal de su boca. Va con un moteado negro a café oscuro discontinuo en todo el dorso, hasta la base de la caudal.

Según la revisión de Schaefer (1997) que puso relativo orden a este problemático género, Otocinclus hoppei se distingue por una gran mancha en forma de diamante o rombo en la base del pedúnculo caudal, separada de la raya oscura que recorre todo el costado del pez por un área sin pigmentación, mientras que Otocinclus macrospilus, según esta misma fuente, presenta una marca doble en la aleta caudal que se inscribe en una difusa marca triangular, separada igualmente de la pigmentación de la raya lateral, y seguida por una mancha oscura de forma rectangular o en forma de hoz. Estas claves son discutidas por algunas fuentes que establecen la identificación de ambas especies justo al contrario.

Se distingue de Otocinclus vestitus en que en éste se presenta una raya horizontal en los radios centrales de la aleta caudal, desde la base hasta el margen exterior.

Tamaño:
De 3,5 a 4 cm.

Diferencias sexuales:
La hembra es de talla robusta y redondeada y de mayor tamaño que el macho (más visible si se observan los peces desde arriba). Macho más esbelto y de talla algo menor que la de la hembra.

Temperatura:
De 24° a 27°C. Soportarán mal temperaturas superiores.

Agua:
pH: 5.5 a 7.5 GH: 3ºd a 14ºd. Blanda a semiblanda. Nunca agregar sal. Los peces son bastante sensibles a los parámetros del agua y a su estabilidad. Son difíciles de aclimatar y han de extremarse las precauciones al introducirlos por primera vez en un acuario (aclimatación lenta y controlada, preferentemente con gotero). Los nitratos han de mantenerse por debajo de los 10 mg/l, ya que son muy sensibles a estos. A menudo, ante una mala calidad del agua en el acuario, los primeros en morir son los Otocinclus.

También son muy sensibles a las medicaciones, y suelen morir cuando se medican los tanques. En particular no resisten tratamientos con cobre, flubenol, lombricure, triclorfón, masotén, neguvón, dilox, etc.

Acuario:
Acuarios de cualquier tamaño, pero es recomendable a partir de 40-60 litros siempre y cuando estén plantados. Al ser uno de los loricáridos más pequeños se suelen usar en acuarios de reducido tamaño donde loricáridos mayores estarían incómodos. Es un género que no falta en ningún acuario holandés, donde un pequeño grupo ejercerá una excelente labor de limpieza de algas sin dañar las plantas.

Hay que tener precaución de proteger la entrada del filtro, para evitar que los pequeños Otocinclus sean absorbidos.

No se deben introducir Otocinclus en acuarios recién montados en los que aún no hay algunas algas ya que, aunque se les de con alimentos comerciales, morirán de hambre

Alimentación:
Especie omnívora, pero preferentemente vegetariana casi en la totalidad de su menú, el cual estará basado en algas (verdes y marrones principalmente), vegetales (calabacín, pepino, guisantes, etc.) y protéicos (larvas de insectos acuáticos). Es interesante que dispongan de algún tronco o raíz para proveerse de celulosa.

Comportamiento:
Totalmente pacíficos y entregados eternamente a la búsqueda de su alimento preferido, las algas. Se trata de una especie tímida, la cual no deberá mezclarse con especies robustas o que puedan depredarlos.

Deben mantenerse en grupo, ya que ejemplares solitarios suelen ser más tímidos y se aclimatan peor. Un grupo de 5 ó 6 seria lo idóneo (siempre y cuando el tamaño del acuario lo permita).

Esta especie, pese a ser pacífica, parece no ser compatible con discos (Symphysodon sp.), ya que tiene cierta tendencia a pegarse a sus costados y sorber su rica mucosa. No les hará excesivo daño como sí podrían hacerle loricáridos mayores (como los del género Hypostomus o Liposarcus), pero sí les podría causar stress y molestar en exceso.

Reproducción:
Se conocen casos de desoves en tanques muy plantados, éstos se realizan entre las plantas sin cuidado paterno. Al parecer su mecanismo activador de la freza se ve acrecentado por los cambios parciales de agua (imitación del período de lluvias) y una buena calidad de agua.

Su reproducción es muy similar a la de los Corydoras, con más machos que hembras y sin cuidado de los huevos o las larvas. Generalmente colocan los huevos adhesivos sobre las plantas, aunque a veces también lo hacen en rocas, vidrios y otras superficies. Los huevos eclosionan entre 2 y 3 días después. Las larvas necesitarán plancton (tanto fitoplancton como zooplancton) para sobrevivir, hasta que sean capaces de alimentarse de nauplios de artemia y lograr su propia provisión de algas.

Anuncios: