Hyphessobrycon herbertaxelrodi (Neón negro)

Hyphessobrycon herbertaxelrodi (Neón negro)

Nombre común: Neón negro, Tetra negro. Hyphessobrycon herbertaxelrodi.

Primera importación en 1960 a EEUU.

Clasificación:
• Orden: Characiformes.
• Familia: Characidae (Carácidos).
• Subfamilia: Tetragonopterinae.

Biótopo:
Vive en los bajíos grandes de los bosques inundados, en zonas sombrías.

Distribución:
Pez originario del Rio Taquarí, Mato Grosso, Brasil.

Forma:
Típica de los carácidos.

Coloración:
Brillante, con una franja negra característica que abarca todo el cuerpo, y justo encima de ésta, una más fina de color amarillento. La zona superior de los ojos está coloreada por un rojo fuego.

Tamaño:
Hasta 4 cms.

Diferencias sexuales:
Hembra mas corpulenta que el macho. La línea que atraviesa el cuerpo, en las hembras es menos continua y perfecta que en los machos y a consecuencia la parte negra de las hembras es irregular.

La mancha negra del centro del costado en el macho es prácticamente negra, sólo con algunas escamas azules y éstas sólo en los bordes, con el centro totalmente negro. En la hembra, se halla más salpicada toda la superficie negra con escamas azules.

Temperatura:
23º a 28º centígrados.

Agua:
Pez poco exigente respecto a la dureza del agua pudiendo aguantar durezas de hasta 15-16º Gh, pero estará mejor en aguas que ronden los 6º Gh de dureza. El ph debe de ser ácido, de 5,5º a 6,5º.

Acuario:
Acuarios bien plantados, pero con espacios abiertos para permitir la natación. Iluminación no muy intensa, preferiblemente tamizada por plantas flotantes.

Alimentación:
Omnívoro, acepta cualquier tipo de alimento, liofilizado, congelado, en copos, etc…

Comportamiento:
Pez muy pacífico de cardúmen ocupante de las zonas medias del acuario.

Reproducción:
Pez no es especialmente difícil de reproducir. Se deberá preparar un acuario de cría de unos 20 litros, el cuál debe de ser totalmente aséptico, ya que los huevos y larvas son muy sensibles a los hongos. Es importante no dar de comer a la pareja, puesto que el resto de alimento, que seguro que lo habrá puesto que los peces tras el cambio no suelen presentar ningún interés por la comida perjudicará seriamente a la puesta. Se suele recomendar poner unas mopas verdes sintéticas para que los huevos se depositen en ellas y sean menos las probabilidades de que sean devorados por los padres.

Anuncios: