Nannacara taenia

Nannacara taenia

Nombre común: Banded dwarf cichlid (cíclido enano bandera o de bandas). Nannacara taenia.

Etimología: El nombre del género, Nannacara, proviene de nanus = pequeño en latín, y acara = cíclido en guaraní, de forma que Nannacara significa pequeño cíclido.

El nombre de la especie proviene del griego, taenia = rayado o a bandas.

Primera importación: probablemente date de 1911 a Hamburgo, Alemania por Siggelkow Co.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlasomatinae.
• Tribu: Cichlasomatini.

Biotopo:
Amazónico, suele habitar zonas poco profundas que contengan una gran vegetación, plantas de tallo, de superficie e inclusive ramas de árboles les dan cobijo. Las aguas van de claras a marrones, y de ligeramente ácidas a muy ácidas.

Distribución:
En el bajo Amazonas, cerca de la ciudad de Belém, también han sido recolectados en el río Guamá.

Forma:
Comprimido lateralmente, esta especie cuenta con aletas caudales redondeadas. Son distintivas sus ocho finas bandas horizontales continuas (las mostrarán cuando se muestren territoriales, agresivos, etc.), si son ejemplares dominados, las bandas pueden verse en forma de zigzag y discontinuas.

Coloración:
Los machos con fondos ocres, nos mostraran una coloración variable de acuerdo a su estado anímico y a su rango jerárquico. Por ejemplo en modo dominante las ocho o nueve finas bandas horizontales tienen una coloración marrón, en tanto que si están en “modo agresivo”, dichas bandas se tornarán rojas. Las hembras en tanto en reposo o en “modo neutral” nos mostrarán una coloración amarillenta, con una amplia y oscura banda horizontal oscura, e iridiscencias en la mejilla; en tanto que en época de reproducción predominan los tonos marrones y finas bandas horizontales rojas.

Nota: conjuntamente con N. anomala y con N. aureocephalus y varias especies procedentes de Venezuela y aún no descriptas, conforman el grupo N. anomala. Todas ellas habitan en el noreste de Sudamérica entre la desembocadura del Amazonas y del Orinoco. El otro grupo es el del N. bimaculata.

Tamaño:
5 cm máximo en ambos sexos, siendo de momento la especie más pequeña del género Nannacara.

Diferencias sexuales:
En los machos la aleta dorsal posee un brillante reborde en color rojo. Las aletas anales y ventrales cuentan con iridiscencias rojas y doradas de las que carecen las hembras. En modo dominante, los machos mostrarán ocho o nueve finas bandas horizontales. Las hembras en tanto poseen como mayor rasgo distintivo cinco bandas verticales oscuras, y carecen del colorido en las aletas anal y caudal (son transparentes).

Temperatura:
Entre 23 y 27ºC.

Agua:
pH entre 5,5 a 6,5 – dGH máximo 12º (conductividad de 400 uS/cm) para el mantenimiento son suficientes.

Acuario:
A partir de 100 litros con abundantes plantas, y es recomendable disponer de zonas en el fondo con hojas conformando una suerte de colchón.

Alimentación:
Vivos preferentemente (gusanos grindal, mosca de la fruta, mosquito del vinagre, artemia, dafnia, etc.), progresivamente irán aceptando pequeños gránulos y escamas.

Comportamiento:
Pacífico, se les puede tener en grupos de hasta veinte ejemplares, si el tamaño del tanque así lo permitiera. De esta manera podremos observar en ellos el comportamiento natural. Otros cíclidos enanos pacífcos, tetras y peces lápiz serían una buena compañía. Estos pequeños Nannacara demostrarán ante posibles predadores que le superen en tamaño, la fuerza de combatir juntos ahuyentando al potencial enemigo de su zona.

Reproducción:
Para ello es necesario tener un pH en torno a 5,8 y una dureza máxima de dGH 6º (conductividad sobre 50 uS/cm). Tras un cortejo breve, ambos padres limpiarán el lugar de la futura puesta. La misma consiste entre 40 y 150 huevos siéndole permitido al macho participar de los cuidados hasta justo antes de la eclosión de los huevos. Cuando se produce la eclosión, el padre ocasionalmente cuidará de ellos, pero será la madre la que desempeñe el rol principal, siendo la encargada del cuidado de los huevos y posteriormente, de las larvas. Dependiendo de la temperatura la eclosión tardará entre 36 y 86 horas. La libre natación oscilará entre los 8 días si la temperatura ronda los 29ºC y los 14 si la misma ronda los 20ºC. A mayor temperatura menor tamaño de las larvas, por ejemplo si criamos a 29ºC tendremos como gran inconveniente el que difícilmente puedan ingerir nauplios de artemia. Lo ideal sería en torno a 26ºC. A este tipo de estructura familiar se le interpreta como un puente entre las de tipo paternal/maternal y las de núcleo familiar. Aproximadamente sobre el día décimo los alevines nadarán libremente, en tanto que ambos padres estarán con ellos, aunque el padre ocasionalmente les abandonará para vigilar su territorio. Entre las dos y cinco semanas los alevines irán abandonando a sus padres, momento en el cual éstos se prepararán para una nueva puesta.