Nandopsis tetracanthus (Biajaca)

Nandopsis tetracanthus (Biajaca)

Nombre común: Biajaca, Cíclido Cubano, en inglés Cuban cichlid, en alemán Kubabuntbarsch. Nandopsis tetracanthus.

Antiguas denominaciones Su descripción original ha sido Centrarchus tetracanthus Valenciennes, 1831; otras: Acara adspersa Günther, 1862 Heros nigricans Eigenmann, 1903

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlasomatinae.

Biotopo:
Está presente en ríos y arroyos de curso rápido, desembocaduras y bahías, por lo que su tolerancia al agua salada es muy alta. También se encuentra poblando lagunas y embalses, canales de riego, etc. Es un pez que hace algunos años era muy común en todos los biotopos imaginables de agua dulce y salobre, pero en la última década ha sido desplazado de estos por la especie invasora Oreochromis mossambicus (Tilapia), que ha sido indiscriminadamente introducida con fines de consumo humano en Cuba. Actualmente muchas poblaciones gozan de buena salud, aunque otras han desaparecido totalmente.

Distribución:
Endémica de Cuba.

Forma:
Cuerpo robusto, comprimido lateralmente, con aleta caudal algo redondeada y aletas dorsal y anal algo mayores y más puntiagudas en los machos. Boca tremendamente protráctil.

Coloración:
Fondo gris claro con reflejos azulados y dorso verde aceitunado, con reticulaciones y ocelos en castaño oscuro y negro. Las aletas suelen ser amarillentas u olivadas según el ejemplar. Presenta un llamativo color nupcial donde las aletas se tornan oscuras con bordes rojos encendidos y puntos iridiscentes, los machos en los opérculos en algunos casos. Los ojos pueden ser rojizos principalmente en ejemplares jovenes.

Existen dos morfos, uno con presencia de motas o puntos en la cabeza, mientras que el otro morfo cuenta con marcas más difusas, como si fueran manchas.

Tamaño:
Hasta 30 cm en los machos, aunque se reportan ejemplares de 40 y 45 cm en estado salvaje. En acuarios no suelen sobrepasar los 20-25 cm.

Diferencias sexuales:
Se aprecian principalmente en el mayor tamaño de los machos, así como en las aletas dorsal y anal que éstos tienen más largas y puntiagudas. Las hembras tienden a tener una coloracion más tenue que los machos y no tienen el abombamiento en la frente que los suele caracterizar cuando tienen una edad bien madura.

Temperatura:
24-30°C.

Agua:
Muy tolerante en cuanto a aguas se refiere, pero debería estar con un pH en un rango de entre 6.0 y 8.0 para considerarse óptima para su cultivo. Dureza total entre 1 y 20°dGH.

Acuario:
De 300 litros en adelante. No se recomienda un acuario muy plantado porque excavan mucho y desentierran las plantas. La decoración será a base de rocas y troncos, moderadamente plantado (con especies robustas), con alguna zona para nadar.

Alimentación:
Carnívora-omnívora. Nada exigente en cuanto a alimentación se refiere, puede aceptar escamas, sticks y gránulos de todo tipo, además de comida viva o congelada y papillas caseras. Es importante adicionar algún aporte vegetal a su dieta, bien podría ser algun trocito de fruta (manzana, plátano, melocotón, etc.) y tener en cuenta que es un depredador, por lo que al menos 3 ó 4 veces al mes se le deben proporcionar pequeños peces, crustáceos o lombrices, también acepta de buena gana insectos como grillos, moscas, etc.

Comportamiento:
Territorial y violento en ocasiones, asociación por parejas, más de un macho adulto en un acuario podría traer graves y desagradables consecuencias tanto para los peces como para el dueño o el acuario, pues son peces extremadamente fuertes y ruedan rocas en sus peleas que pueden quebrar algún vidrio. No se debería asociar a ningún pez que sea de carácter tímido o que no iguale al menos la mitad de su tamaño, aunque se ha probado su adaptación desde estados muy juveniles en acuarios con cíclidos convicto, boca de fuego, oscares, jack dempseys y hasta escalares obteniéndose buenos resultados.

Reproducción:
Realizan la puesta en parejas, sobre una piedra plana que ambos padres limpian concienzudamente con anterioridad, la hembra puede poner de 100 a 700 huevos que el macho fecunda seguidamente. La puesta la defenderán incluso con la vida propia contra cualquier intruso y atacarán hasta a una planta en movimiento o la mano del dueño si la introduce para sifonear, en este momento están más irritables que nunca, por lo que es mejor dejarlos en paz por unos días. Esto no siempre es así, ya que en algunas parejas es la hembra sola la que se ocupa de la defensa de la puesta y la cría, en estos casos el macho se vuelve un depredador de su propia prole y es aconsejable retirarlo a otro acuario. Los alevines nacen en 72 horas y en las próximas 8-10 horas empiezan a nadar libremente, alimentándose de nauplios de artemia o comida seca, los padres también se ocupan de la alimentación de los alevines.