Nandopsis haitiensis (Cíclido dinosaurio)

Nandopsis haitiensis (Cíclido dinosaurio)

Nombre común: “Cíclido dinosaurio”, “Haitiensis”, en Haití se le conoce con el nombre de odo y en inglés se le denomina “The dinosaur cichlid”, “Haitian cichlid” y “Black nasty”.

Sinónimos no válidos: Cichlasoma haitiensis, Cichlosoma vombergi, Chromis tetracanthus.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlasomatinae.

Biotopo:
En los remansos de los ríos o lagunas (aunque habita también en algunas zonas de aguas rápidas).
El fondo es rocoso, con troncos sumergidos y con densa vegetación o bien en otras áreas el fondo es de arena con grandes rocas y troncos; estos ríos son tropicales; la vegetación es exuberante en las orillas de tipo selvática.

Distribución:
Republica Dominicana y Haití. Este género es exclusivo de las Antillas e incluye además a Nandopsis tetracanthus y a Nandopsis vombergei.

Forma:
Su forma es un tanto primitiva: cuerpo alto, musculoso, con una gran boca, aletas largas y de apariencia poderosa.

A este pez se le dice “cíclido dinosaurio” por su mirada y por su forma.

Coloración:
La coloración de juvenil es un tanto parecida a la de su congénere Nandopsis tetracanthus y suele confundirse con él, pero el cíclido oriundo de Cuba es rarísimo de encontrar en los comercios, sólo los coleccionistas lo mantienen o algún acuarista afortunado.

La coloración de los alevines es gris verdosa en la parte del vientre y el resto del cuerpo es de color verde oliva con manchas en la parte central del cuerpo. Ya en una etapa de juvenil su fondo es blanco con estrías negras-marrones en todo el cuerpo, esto va dependiendo de cada individuo ya que de adulto la coloración base de todo el cuerpo es gris, blanco o gris verdoso con finas estrías en la parte superior del cuerpo, las aletas son de color gris, en tanto que algunos ejemplares pueden tener tonos verdes o dorados variando en función de la decoración e iluminación, aparte del estado anímico de este cíclido.

Tamaño:
Este pez en acuarios grandes puede llegar a medir los 45 cm de longitud -un verdadero gigante- mientras que en la naturaleza crece menos, 25 cm aproximadamente.

Diferencias sexuales:
El macho es mucho más grande que la hembra y posee una giba en la cabeza, siendo estos dos los rasgos más diferenciadores.
Como en muchas otras especies las aletas impares de los machos finalizan en punta.

En época de reproducción la hembra se oscurece más que el macho a parte de notársele su papila reproductora.

Temperatura:
24ºC a 27ºC.

Agua:
pH entre 7.0 y 8.0. Dureza media.

Acuario:
Al hablar de un acuario para los Nandopsis haitiensis nos estamos refiriendo a un tanque de aproximadamente 500 litros para una sola pareja como mínimo, además es aconsejable mantenerlos solos por su rareza y belleza, un cíclido de verdad fascinante.

El acuario estará constituido por grandes rocas formando cuevas, troncos, piedras planas por si en algún momento dado se lograra un desove, también se puede incluir alguna planta para que el acuario se vea más natural, éstas deberán de estar sembradas en macetas y preferiblemente de tipo fuerte y fácil de mantener; su disposición será en lugares donde no estorbe la visión para estos peces, de lo contrario serán arrancadas.
El fondo será de grava de granulometría fina sin llegar a ser arena, también se pueden incluir algunas plantas flotantes.

Alimentación:
Este pez acepta alimentos comerciales, aunque sólo esporádicamente aparecen en el comercio ya que la gran mayoría proviene de capturas en su lugar de origen, así que se recomienda una dieta a base de alimento vivo o mejor aún con una papilla especial para cíclidos, además de pequeños peces libres de enfermedades o parásitos.

Comportamiento:
Muy agresivo, sin llegar a conductas tan extremas como en el caso de los Parachromis spp.

Reproducción:
Lo recomendable es comprar un grupo de unos 8 ejemplares juveniles y esperar a que se emparejen.

La puesta es realizada sobre una piedra plana, algunas hembras llegan a depositar más de 200 huevos, el desove es cuidado por los padres y después de 48 horas eclosionan.

Las crias tras haber consumido su saco vitelino se deberán de alimentar a base de nauplios recién eclosionados de artemia.