Muraena helena (Morena)

Muraena helena (Morena)

Nombre común: Morena. En inglés, Moray eel. Muraena helena.

Familia: Muraenidae.

Biotopo:
Especie típicamente bentónica. Se localizan en el litoral, en las zonas de fondos, hendiduras y salientes rocosos. Desde la superficie hasta los 100 metros de profundidad.

Distribución:
Océano Atlantico Oriental, Mar Mediterráneo.

Forma:
Cuerpo robusto y muy musculoso. Alargado y comprimido. De aspecto serpentiforme. La cabeza es corta pero es de aspecto macizo. Sin embargo la boca es muy grande y presenta dientes largos y en punta en ambas mandíbulas, inclinados ligeramente hacia atrás. Los ojos son pequeños y presenta dos protuberancias (aperturas nasales) en la parte frontal del morro.

Coloración:
Tonos base en colores pardos o pardos rojizos, con manchas negras, blancas, crudas, o amarillas. Los ejemplares jóvenes pueden tener tonos azulados. En general, la coloración es muy variable.

La piel no posee escamas.

Tamaño:
Hasta más de 150 cm. de longitud en la naturaleza.

Diferencias sexuales:
Sin datos.

Temperatura:
Entre los 10ºC en invierno y los 20ºC en verano. Puede tolerar temperaturas algo más altas en verano.

Agua:
Buena calidad de agua, bien oxigenada y con los tóxicos a “0”.

Acuario:
Especie poco activa y sedentaria, con pocas necesidades natatorias. Aunque necesitan un acuario espacioso, provisto de abundante roca, cuevas y oquedades en las que enconderse durante el día. Ejemplares jóvenes pueden mantenerse en tanques a partir de los 300 litros en adelante.

Por el tamaño que alcanzan, cuando empiezan a crecer no deberían mantenerse en acuarios inferiores a 2 metros (unos 600 litros).

Alimentación:
La morena es un predador nato. Se alimenta durante la noche o la mañana (con poca luz), de peces, cefalópodos y crustáceos.

Comportamiento:
Durante el día suelen permanencer ocultos o semi-ocultos en las cuevas y hendiduras de las rocas. Durante la noche o a primeras horas de la mañana, salen en busca de su alimento.

Es una especie poco agresiva, aunque hay que tener cuidado con una posible mordedura, ya que aunque no tenga veneno, sus heridas se pueden infectar fácilmente debido a una viscosidad secretada por su piel.

Reproducción:
Sin datos en acuario. Esta ocurre entre la primavera y el verano.

Anuncios: