Melanoides granifera

Melanoides granifera

Nombre común: No tiene en castellano. Alemán: Genoppte Turmdeckelschnecke (caracol con cubierta en forma de torre con nudos), o Venezolanische Turmdekelschnecke (caracol con cubierta en forma de torre de Venezuela). Melanoides granifera.

Sinónimos no válidos: Sin datos.

Clasificación:
• Orden: Neotaenioglossa.
• Familia: Thiaridae.
• Subfamilia: Melaniinae.

Biotopo:
Gran variedad de medios y ambientes.

Distribución:
Originaria de Venezuela, aunque este dato no está muy claro ya que actualmente está presente en casi todo el mundo.

Forma:
La forma de la concha es parecida a la de la M. tuberculata, pero más ancha y menos larga, que le confiere un aspecto más redondeado que la alargada M. tuberculata.
La concha además tiene un moteado en relieve, que es lo más característico de esta especie. Parece ser que este moteado está más desarrollado en agua con una dureza alta, mientras en agua blanda es de menor tamaño.

La cabeza del animal tiene forma de lengua. En ella se disponen dos tentáculos (un par de antenas largas y delgadas) y una robusta estructura masticadora (rádula). Presenta ojos simples en la base de cada tentáculo.

Coloración:
El color base de la concha es el marrón, con muchos puntos negros. Hay una variedad que se conoce bajo el nombre de M. “Black-Graniferia” que es totalmente negra.

Tamaño:
Hasta 3 cm.

Diferencias sexuales:
No existen ya que son hermafroditas.

Temperatura:
20 a 26ºC.

Agua:
No tienen ninguna exigencia especial del agua, sólo que ésta posea una dureza total superior a 6º dGH para que puedan desarrollar su caparazón.

Acuario:
El sustrato debe ser preferiblemente de arena o un sustrato fino para que se puedan enterrar sin problemas. Perfectos para cualquier acuario. Hay que tener cuidado con algunos peces que se alimentan de caracoles.

Alimentación:
No se alimentan de plantas, pero si de algas. También aceptan todo tipo de alimento para peces, escamas, gránulos, comida congelada y también verdura hervida.

Comportamiento:
Al igual que M. tuberculata tiene hábitos nocturnos. De día están enterradas en el sustrato, lo cual es muy beneficioso para el acuario ya que lo remueven y lo airean. De todos modos esta es una especie que se deja ver de día más a menudo que la M. tuberculata.

Cuando se acercan a la superficie puede ser un aviso de que algo falla en el acuario y hay que vigilar los parámetros, aunque en esta especie al ser de hábitos menos nocturnos este punto no está tan claro como en el de la M. tuberculata. Algunos autores afirman que gustan de avanzar en grupos, cosa que nunca he observado en mis ejemplares.

Reproducción:
Fácil. No hay que hacer nada para que se reproduzcan. Son vivíparos y dan a luz crías ya desarrolladas. La bolsa de cría se localiza en la cabeza y el número de pequeños caracoles que pueden nacer de un ejemplar y permanecer al mismo tiempo en la bolsa oscila entre 1 y 70, y parece variar según el tamaño del adulto.

Anuncios: