Maylandia callainos

Maylandia callainos

Nombre común:
Bright blue (azul brillante) o Azul cobalto. Maylandia callainos.
También conocido por el sinónimo Metriaclima callainos.

Originalmente fue descrito por Stauffer y Hert como Pseudotropheus callainos y llegó a ser considerado en un principio como una variedad del M. Zebra.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Clase: Actinoptergii (Actinopterígios).
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Pseudocrenilabrinae (Pseudocrenilábridos).

Biotopo:
Encontrado en hábitat rocosos en las profundidades entre 1 y 25 metros (3-80 pies). También se ve en la zona intermedia. Los machos adultos mantienen territorios de alimentación y cría de 1 ó 2 metros cuadrados sobre las rocas.

Distribución:
Lago Malawi (Africa) en la Bahía De Nkhata, encontrado en la costa del noroeste de la isla de Kande a Ngara, y en entre la costa nordestal Ikombe y el río de Ruhuhu. También visto al oeste de las islas Likoma, Thumbi y la isla de Maleri en donde tienen establecidas poblaciones numerosas y en la costa nororiental entre Liuli e Ikombe.

Forma:
Son peces de cuerpo corto y robusto. Tienen una frente corta inclinada levemente hacia atrás. Su boca es bastante grande y los dientes separados.

Coloración:
Los machos tienen un color azul suave en el cuerpo, sin ninguna barra vertical y marcados ocelos en su aleta anal, en las hembras son de un azul más ligero casi azul-grisáceo y no suelen presentar ocelos.

Tamaño:
Hasta 15 cm en estado salvaje. En acuarios, no suele sobrepasar los 12 cm en los varones y cerca de 10 cm. las hembras.

Diferencias sexuales:
No hay diferencia obvia de color entre los machos y las hembras. Los varones desarrollan ocelos en la aleta anal y crecen algo más.

Temperatura:
De 25º a 27º centígrados.

Agua:
Mantener unos valores aproximados a estos:
pH: entre 7,5 y 8,3.
GH: sobre 15ºd.
KH: similar al GH.
Se le puede mantener en un amplio margen por encima y debajo de estos valores de dureza aunque preferiblemente por encima.
Es recomendable cambios de agua frecuentes, una fuerte filtración por encima de 4 ó 5 veces la capacidad del acuario y buena una oxigenación.

Acuario:
Se recomienda un largo del tanque de 120 cm. y una capacidad mínima de 200 L.
El tanque se debe arreglar con estructuras de roca que se extiendan del fondo del tanque a la superficie del agua. Son convenientes y proporcionan buen efecto las rocas de lava, la piedra arenisca. Las rocas deben colocarse de tal forma que proporcionen suficientes lugares para ocultarse y fijarlas de tal forma que no se desmorone la estructura al retirar la grava de su base, ya que es un pez muy cavador, sobre todo en época de freza.

Alimentación:
Dentro de los M´Bunas, es uno de los mejor adaptados para alimentarse de plancton, pero la base de su dieta en estado salvaje son filamentos y diatomeas, algas en la superficie de las rocas.

En el acuario aceptarán escama, alimento congelado y camarón, aportar otros alimentos a base de materia vegetal en su dieta ya que son principalmente vegetarianos, también pastarán las algas de las rocas del tanque lo que les servirá como complemento alimenticio.

Es fácil a sobrealimentar a estos peces y son propensos a la obesidad.

Comportamiento:
Es territorial y enérgico en la defensa de su área de influencia, principalmente durante el desove y contra congéneres. Son buenos compañeros para otros M´buna pero hay que evitar otras especies similares.

Reproducción:
Utiliza el clásico baile en forma de “T” que describo a continuación:
El macho atrae a la hembra hasta el lugar elegido por él previamente preparado y limpiando a conciencia excavando un hoyo en el sustrato (normalmente en un lugar poco expuesto) una vez allí comienzan el cortejo dando vueltas y en el que se van turnando para arrastrar la aleta anal por el sustrato mientras que la pareja se coloca de forma perpendicular, cuando comienza la freza, la hembra expulsará algunos huevos que recogerá rápidamente con la boca, en el turno del macho los fecundará en la misma boca de la hembra, este proceso lo repetirán una y otra vez hasta que se dé por concluida la puesta y fecundación. Las hembras llegarán a poner más de 30 huevos las más experimentadas.
Durante todo el proceso el macho estará pendiente de la defensa del lugar expulsando a cualquier intruso que se acerque con gran firmeza.
Los huevos comenzarán a eclosionar a los pocos días y en un plazo de 10 ó 12 días habrán absorbido el saco vitelino (en el interior de la boca de su madre) culminando su desarrollo con la liberación de los alevines a los 20 días aproximadamente. Estos permanecen bastante estáticos en los primeros días agazapados entre las rocas y solo saliendo para alimentarse.