Leporacanthicus triactis (L091)

Leporacanthicus triactis (L091)

Nombre común: Leporacanthicus triactis (L091),”Three Beacon Pleco” (en el habla inglesa persiste el error de usar el término “pleco, cuando sólo debería utilizarse para referirse a una especie, el Hypostomus plecostomus).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Zonas arcillosas con formaciones leñosas, rocosas y sombrías, en corrientes fluviales medias.

Distribución:
En la cuenca del alto Orinoco, en Colombia y Venezuela.

Forma:
Forma típica de loricárido, aplanados dorsoventralmente con disposición de boca ínfera, con un ancho de cuerpo que disminuye desde la cabeza a la aleta caudal.

Como características del género, cuenta con una dentadura superior grande y potente, con dos dientes por premaxilar de mayor tamaño que el resto, lo cual les valió el apodo de “plecos” vampiro. También cuentan con una pequeña prominencia a modo de cuerno en el medio del margen supraoccipital (aunque se desconoce su función), este hecho le hizo ganarse el apodo de “tusken pleco”. El labio superior cuenta con dos tentáculos carnosos y el labio inferior tiene forma redonda.

Coloración:
La coloración del cuerpo puede variar desde tonos marrones-grisáceos al negro, dependiendo de su edad y estado anímico. En las aletas impares tiene una coloración anaranjada que ocupa generalmente el primer radio.
Existen dos variedades cromáticas a parte del genérico:

  • “Tiger fin”: La aleta caudal y dorsal, toman por completo la tonalidad anaranjada, con manchas irregulares de cierto tamaño de color negro. El cuerpo es de tono marrón con escasos y pequeños puntos grises oscuros, dando aspecto atigrado.

  • “Dragon fin”: La coloración anaranjada de la aleta dorsal se extiende por casi toda la aleta, y en la caudal, aumenta también su extensión aunque no por completo. El tono anaranjado se torna rojizo dando la sensación de llama, de ahí el apodo “dragon”. La coloración del cuerpo es negra.

Tamaño:
Entre 25 y 30 cm.

Diferencias sexuales:
En ejemplares adultos, los machos tienen la cabeza más alargada, poseen pequeños odontes en los laterales de la cabeza, y un mayor tamaño de éstos en los radios duros de las aletas pectorales y en general por todo el cuerpo. Además, la coloración de los machos suele ser más llamativa o intensa, y la aleta dorsal suele ser ligeramente de mayor tamaño.

Temperatura:
Entre 24ºC y 27ºC.

Agua:
pH: 6.0 – 7.6. Dureza: 5ºd – 10°dGH.

Acuario:
Aunque prefiere un acuario con corrientes medias, ésto puede pasar a ser un factor secundario si al resto de los habitantes no les agrada. Escondites, zonas sombrías de acuerdo a su talla, y raíces se hacen imprescindibles.

Alimentación:
Omnívoro. No es un comedor de algas, pero buena parte de su dieta se basará en ellas o alimentos que las sustituyan (pepino, calabacín, guisantes…). Aceptará con mucho gusto artemia y larva, pudiéndole suministrar también papilla, gamba o pastillas específicas para peces de fondo. Otros crustáceos y moluscos de pequeño tamaño serán también aceptados e ingeridos sin problemas gracias a su potente dentadura.

Comportamiento:
Territorial como muchos loricáridos, tendremos que proporcionarle zonas de cobijo, y no buscarle demasiada compañía con especies que ocupen su misma zona, salvo que se disponga de espacio suficiente. Puede convivir perfectamente con la gran mayoría de especies que viven en su mismo hábitat.

Reproducción:
Pocos datos fiables hay de su reproducción en cautiverio, pero se sabe que en libertad es incubador en cuevas o formaciones arcillosas, siendo el macho el encargado de elegir lugar y cuidar la puesta.