Leporacanthicus cf. joselimai (L314-LDA56)

Leporacanthicus cf. joselimai (L314-LDA56)

Nombre común: “Sultan cactus pleco”. Su código L-number es el L314 (DATZ 06/2002), y el previo a su descripción el LDA56. Leporacanthicus cf. joselimai (L314-LDA56).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Amazónico.

Distribución:
Río Curua una, Brasil.

Forma:
Forma típica de loricárido, aplanados dorsoventralmente con disposición de boca ínfera, con un ancho de cuerpo que disminuye desde la cabeza a la aleta caudal.

Como características del género, cuenta con una dentadura superior grande y potente, con dos dientes por premaxilar de mayor tamaño que el resto. También cuentan con una pequeña prominencia a modo de cuerno en el medio del margen supraoccipital (aunque se desconoce su función). El labio superior cuenta con dos tentáculos carnosos y el labio inferior tiene forma redonda.

Coloración:
Gris con cierto tono pardo, salpicado por manchas negras de forma ovalada en su mayoría. En la zona ventral también posee esta misma coloración pero con machas de mayor tamaño y en menor número.

Le diferencia de su congenere L. joselimai (L264), por una tonalidad del cuerpo algo más parda, y por tener un número menor de puntos por el cuerpo.

Los ejemplares juveniles tienen manchas de color blanco en la parte distal de los radios duros de todas las aletas. Esta coloración según crecen va tornando a tonos amarillos-pardos, hasta desaparecer por completo con talla adulta.

Tamaño:
15 cm, quizás alcance tallas de 25 cm, pero de momento no hay datos fiables de ejemplares adultos bien desarrollados en cautiverio.

Diferencias sexuales:
En ejemplares adultos, los machos tienen la cabeza más alargada, poseen pequeños odontes en los laterales de la cabeza, y un mayor tamaño de éstos en los radios duros de las aletas pectorales y en general por todo el cuerpo.

Temperatura:
Entre 25ºC y 28ºC.

Agua:
pH: 6.2 – 7.2. Dureza, de blanda a semidura. Buen nivel de oxigenación. Sensible a niveles altos de nitritos y nitratos.

Acuario:
Gustan de formaciones leñosas, y zonas de rocas oscuras y lisas, donde pueden cobijarse y pasar la mayor parte de día. 500 litros como mínimo seria idóneo para mantener a 3 ó 4 ejemplares.

Alimentación:
No es un loricárido vegetariano, pero gran parte de la dieta la basa en algas y otros aportes vegetales (pepino, calabacín…). No dejará de lado otros alimentos como papilla, escamas… aunque tiene cierta predilección por las larvas.

Comportamiento:
Como la gran mayoría de loricáridos, territorial. No se le debe poner de compañeros especies que compitan con él por territorio o alimento, salvo que se disponga de espacio y escondites suficientes. De hábitos nocturnos.

Reproducción:
No hay datos de su reproducción en cautividad, aunque probablemente no diste mucho de otras especies del género, desovando en cuevas y siendo el macho el encargado de la custodia de huevos y alevines hasta que son capaces de alimentarse por ellos mismos.