Labidochromis sp. “Perlmutt”

Labidochromis sp. "Perlmutt"

Nombre común:
“Labidochromis yellow bar”l, “Labidochromis nacarado”. Labidochromis sp. “Perlmutt”.

Sinónimos y nombres en desuso (no válidos): No tiene. En realidad esta especie está pendiente de describir y carece por el momento de un nombre científico como tal.

Konnigs lo catalogó en 1995 dentro del grupo de Labidochromis sp., considerando la posibilidad de que se tratara de una variante geográfica de Labidochromis caeruleus, por el patrón de bandas marginales negras en aletas dorsal, ventrales, anales, o en todas ellas. El nombre de “Perlmutt” hace referencia a la coloración anacarada de su cuerpo.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Pseudocrenilabrinae (Pseudocrenilábridos).

Biotopo:
En aguas profundas próximas a cuevas rocosas, debido a la existencia de corrientes fuertes, lo que le permite protegerse.

Distribución:
Lago Malawi. Aguas profundas de los arrecifes de Higga, Mara y alrededores de la Bahia de Mbamba (Tanzania).

Forma:
Característica de los M’bunas excepto por su cabeza que tiene forma de punta. Cuerpo alargado y achatado por los flancos

Coloración:
Cuerpo blanco, con matiz azulado, lo que le da un aspecto anacarado, con bandas verticales oscuras. Las aletas dorsal y caudal tienen una coloración amarillenta. Las bandas verticales aparecen atenuadas en los machos dominantes, desapareciendo practicamente durante la freza, mientras que aparecen marcadas en las hembras y los ejemplares juveniles.

Tamaño:
Alcanzan los 9-10 cm de adultos, siendo la hembra algo más pequeña que el macho.

Diferencias sexuales:
Las descritas en el apartado de coloración. Hembras más pequeñas. Los machos también suelen tener un mayor número de ocelos.

Temperatura:
23°C a 28°C.

Agua:
pH 7.2 a 8.6 (el valor óptimo rondaría los 8.2) con una dureza de 10-20ºdGH y 6-12ºdKH.

Acuario:
Mantener en un tanque de un mínimo de 150 litros, en los que se puede introducir una pareja, o mejor un trío (un macho y dos hembras), con suficiente cantidad de rocas y cuevas. La vegetación no es indispensable, pero se pueden colocar plantas fuertes del tipo Anubias, Microsorum o Vallisnerias con las raices bien enterradas. La filtración será como mínimo 3-5 veces/hora el volumen del acuario.

Alimentación:
En la naturaleza se alimentan de insectos, zooplancton, asi como de algas. En cautividad habrá que proporcionar una dieta con una base vegetal (escamas, gránulos vegetales, espirulina…), pudiendo añadir mayores cantidades de proteinas en comparación con el resto de M’bunas, proporcionándoles de vez en cuando artemias, krill ó dafnias.

Comportamiento:
Menos agresivos que otros M’bunas, pudiendo mantenerse en acuarios con otras especies, e incluso con los pacíficos Aulonocaras. Pueden existir problemas de territorialidad entre machos en acuarios pequeños, aunque en tanques mayores pueden convivir si se les proporcionan los suficientes refugios. Evitar mantener con otras especies de Labidochromis por riesgo de hibridación alto.

Reproducción:
Incubadores bucales como el resto de M’bunas, siendo la reproducción relativamente fácil. Los machos pueden ser agresivos con las hembras que no estén dispuestas para la freza, por lo que es mejor mantenerlos en trios. El cortejo es el característico de los M’bunas, excavando el macho en el substrato donde intentará atraer a la hembra. Una vez se ha producido la puesta, la hembra recoge los huevos en la boca, prolongándose el periodo de incubación durante aproximadamente tres semanas, momento en el que se producirá la suelta de unos 10-15 alevines (máximo 30).

Los alevines pueden sobrevivir en el acuario comunitario si disponen de suficientes refugios donde esconderse adecuados a su tamaño. La alimentación consistirá en nauplios de artemia, aunque también puede servir la comida de los adultos suficientemente triturada.