Hypancistrus sp. (L287-LDA69)

Hypancistrus sp. (L287-LDA69)

Nombre común: Es posible encontrarlo bajo varias denominaciones, algunas de ellas muy similares o iguales a los nombres comunes que reciben otros Hypancistrus muy similares.

Estos nombres son Hypancistrus sp. “king zebra”, Hypancistrus sp. “spotted zebra pleco” Hypancistrus sp. “bello monte”, Hypancistrus sp. “brasil” o Hypancistrus sp. “Xingú”, aunque el más habitual es Hypancistrus sp. “King Tiger pleco II”.

Su L-number es el L287 (DATZ 12/2000). Hypancistrus sp. (L287-LDA69).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Zonas de corriente media, con fondos arenosos, de escasa vegetación y formaciones rocosas.

Distribución:
Brasil, estado de Pará, río Xingú. En ocasiones se han exportado ejemplares capturados en el río Para bajo este L-number, pero la asignación correcta y única por el momento se ciñe al río Xingú.

Forma:
Cuerpo característico de loricárido, aplanado ventralmente y alargado, de mayor ancho en su región anterior y que se estrecha paulatinamente hasta el pedúnculo caudal.

Puede ser confundido con otros Hypancistrus, como el L066, del cual se diferencia por una longitud igual en los radios duros de la aleta caudal. Muy parecido al L174 y difícil de diferenciar en forma o coloración, aunque este ultimo no sobrepasa los 9 cm.

Coloración:
Cuerpo de color claro con varias líneas oscuras a menudo interrumpidas. Generalmente la coloración clara es un blanco muy limpio y llamativo, y las líneas/motas oscuras un negro bastante marcado, aunque esto puede ser ligeramente variable dependiendo de su lugar concreto de captura y como sea mantenido.

Los ejemplares juveniles, menores de 5 cm, generalmente no muestran líneas oscuras y solo poseen motas, las cuales darán lugar a las anteriores en etapas adultas. Pese a esto, se han capturado ejemplares con mucha variabilidad en este sentido, desde adultos con muchas líneas y pocas motas, hasta cuerpo totalmente salpicado por motas de pequeño tamaño.

En etapas juveniles, como muchos Hypancistrus, su diferenciación será complicada, aunque se pueden establecer algunas diferencias mejor aplicables en ejemplares adultos.

Se puede diferenciar del L066 por poseer las líneas o motas oscuras de mayor grosor, mientras que en L066 son iguales a las claras y más finas. De igual modo se puede diferenciar de L174, prácticamente idénticos de juveniles, el cual posee las líneas oscuras gruesas y de igual tamaño que las claras. Del L236 se puede diferenciar por un mayor ancho de las zonas claras de este último, y un blanco más limpio de las zonas claras.

Tamaño:
Entre 14 y 16 cm.

Diferencias sexuales:
Clásicas en el género Hypancistrus. Los machos poseen un mayor desarrollo odontal sobre el cuerpo, especialmente en el radio duro de las aletas pectorales y los odontes interoperculares. Aunque estos últimos en un macho maduro dominado pueden ser del mismo tamaño que en una hembra. Los radios duros de las aletas pectorales son ligeramente más gruesos en los machos.

Temperatura:
Entre 25º y 29ºC.

Agua:
pH entre 6.4 y 7.2, aguas blandas y muy oxigenadas. Los niveles de compuestos nitrogenados deben ser muy bajos o nulos.

Acuario:
Acuarios a partir de 150 litros para una pareja sexada, o mayores para un grupo de ellos. No supondrán problema alguno en tanques plantados, no haciendo ningún daño a las plantas, las cuales serán útiles para otorgarles lugares sombríos.

Deberemos ubicar varios escondites a modo de cuevas, lo cual podremos conseguir con raíces, tubos de pvc, cuevas de barro, rocas… Sobre estos lugares sería idóneo dirigir algunas corrientes moderadas.

Alimentación:
No es un buen comedor de algas, al contrario, las ignorará y su labor con ellas será nula. Pese a esto, los aportes vegetales en pastillas específicas para especies de fondo son aceptadas de muy buen grado.

La alimentación, además de lo anterior, debería estar basada en productos con alto contenido proteico como papillas, larvas, artemia…

Comportamiento:
Pacífico aunque territorial por definición como la mayoría de loricáridos. Esta territorialidad la demostrará con mayor ímpetu con sus congéneres, otros loricáridos y otras especies que supongan competencia por territorio o alimento.

Tímido y asustadizo, pasando gran parte de su tiempo en la cueva o escondite elegido, aunque en comparación con otros Hypancistrus no lo es tanto, siendo fácil poder observarle en busca de alimento.

Reproducción:
Lograda en cautividad, aunque no se poseen demasiados datos al respecto. Se sabe que con 10 cm son maduros, son desovadores en cuevas y es el macho el encargado de su cuidado. Aspectos muy similares a otras especies de Hypancistrus cercanos.