Hypancistrus sp. (L199)

Hypancistrus sp. (L199)

Nombre común: Su “L-number” es el L199 (DATZ 09/1995). Hypancistrus sp. (L199).

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Aguas de curso medio-rápido, con fondos rocosos.

Distribución:
Venezuela, curso medio del río Orinoco.

Forma:
Cuerpo característico de loricárido, ventralmente aplanado, de mayor ancho en la región anterior y se estrecha paulatinamente hasta la región caudal. Ojos en disposición lateral y boca suctora ínfera.

La boca cuenta con dos prolongaciones carnosas a ambos lados, procedentes del labio superior, y como es norma en el género Hypancistrus, es de menor tamaño que en otros loricáridos similares.

Coloración:
Coloración blanca y negra bastante llamativa. El cuerpo es de color blanco, aunque en algunos ejemplares y en determinados entornos puede ser ligeramente marrón pálido. Esto es debido en parte a la iluminación sobre el desarrollo odontal del cuerpo, las condiciones en las que es mantenido y su lugar de captura.

Esta surcado por varias líneas verticales de color oscuro, prácticamente negro, y que generalmente son más anchas que las bandas claras intermedias. Estas líneas verticales no suelen verse bifurcadas, sobre todo en ejemplares juveniles. El vientre posee una coloración clara y sin líneas oscuras.

Tamaño:
Alrededor de 10 cm.

Diferencias sexuales:
Característica del género. Los machos poseen un desarrollo odontal más notorio sobre el cuerpo, radio duro de las aletas pectorales (el cual es de mayor grosor) y de los odontes interoperculares.

Temperatura:
Entre 25º y 29ºC.

Agua:
pH entre 6.5 y 7.2. Aguas blandas y bien oxigenadas.

Acuario:
Valido para acuarios a partir de 150 literos para un par de ejemplares.

Deberá estar provisto con numerosos escondites, siendo idóneos los conseguidos con raíces y piedras lisas. No es esencial que esté plantado, aunque una buena plantación con especímenes de hoja ancha (Echinodorus por ejemplo) y alguna planta flotante, ayudarán a atenuar la iluminación.

Requieren de corrientes medias, sobre todo en los lugares donde se esconden y permanecen más tiempo.

Alimentación:
Como Hypancistrus que es resultará ineficaz con las algas, las cuales no forman parte de su dieta. Algún aporte vegetal podemos suministrarle eventualmente (pastillas de fondo), aunque la mayor parte de su dieta sea carnívora.

Una buena dieta la podemos conseguir alternando los alimentos naturales como larvas, artemia, papillas… con los productos comerciales habituales en gránulos o escamas.

Comportamiento:
Pacifico con la mayoría de especies, excepto con otros ejemplares de L199, otros loricáridos, y cualquier especie con la que cohabite en la zona inferior del acuario y suponga competencia por territorio o alimento. Puede verse desplazado por especies con las que tenga que competir y sean de la misma talla o superior, incluso por especies más pequeñas pero con mayor carácter.

Tímido y con hábitos más nocturnos que diurnos. Pese a esto, si le brindamos espacios de luz tenue, con una buena plantación y escondites numerosos, será relativamente fácil poder observarlo durante la alimentación.

Reproducción:
Lograda en cautividad y muy similar a otras especies de Hypancistrus.