Hypancistrus sp. (L066) (King tiger “pleco”)

Hypancistrus sp. (L066) (King tiger “pleco”)

Nombre común: King tiger “pleco”, Network “pleco”, Scribbled “pleco”.

Su l-number es el L066(DATZ 09/1990). Hypancistrus sp. (L066)

Clasificación:
• Orden: Siluriformes.
• Familia: Loricariidae. (Loricáridos).
• Subfamilia: Hypostominae.
• Tribu: Ancistrini.

Biotopo:
Zonas de corrientes fuertes y aguas oxigenadas. Fondos suaves y finos, sin apenas vegetación y con formaciones rocosas.

Distribución:
Río Tocantins y río Xingu, estado de Pará, Brasil.

Forma:
Forma habitual en los Loricaridos. Cuerpo ventralmente aplanado y alargado, de mayor ancho en la sección anterior y que se estrecha paulatinamente en la sección posterior. Ojos en disposición lateral. Boca en disposición ínfera, que como el resto de especies del genero hypancistrus es de menor tamaño que en la mayoría de loricaridos.

En etapas juveniles puede ser confundido por coloración con el L287, siendo posible diferenciarlos por la aleta caudal. En el L066 el radio duro superior de esta aleta es de menor longitud que el inferior, mientras que en el L287 son del mismo tamaño.

Coloración:
Cuerpo de color blanco, que puede ser en ocasiones de tonos beige. Esta surcado por múltiples líneas de coloración negra, en su mayoría verticales y no rectilíneas. El grosor de las líneas negras sobre el cuerpo es similar o igual al grosor de las líneas blancas que se forman entre ellas.

La coloración de los ejemplares juveniles, más llamativa quizás, difiere en parte de la coloración adulta. Los juveniles poseen una coloración blanca más limpia, y la dos líneas verticales negra y blanca que tienen encima de los ojos son rectas y definidas (similares al L287), mientras que el resto de líneas son menores en número, más quebradas y de mayor grosor.

Tiene similitud con varias especies su mismo género como el L260 o L333. Con el L260 se puede confundir en la etapa adulta de ambos, y la diferencia está en un mayor grosor de líneas y la ausencia total de punteado; el color de base es ligeramente más amarronadas en el L066.

Con el L333, del que se diferencia por tener un mayor quebrado de líneas, pude producirse en el caso de ejemplares juveniles. Además, siendo el color base en ambas especies el blanco, las líneas de este color en el L333 son menor tamaño que las negras, mientras en el L066 son prácticamente del mismo tamaño. Esto se puede apreciar mejor en una vista superior del ejemplar, o en una vista lateral.

Tamaño:
Entre 12 y 16 cm.

Diferencias sexuales:
Los machos poseen un crecimiento odontal mayor en el radio duro de las aletas pectorales, estas son levemente mas gruesas y un crecimiento de los odontes interoperculares es mayor que las hembras.

Pese a esto, siempre hay que tener en cuenta que podemos encontrarnos con un macho, bien contrastado, y a su lado una supuesta hembra que será en realidad un macho dominado. Este ultimo, ante la presencia de un macho dominante poseerá el crecimiento odontal (tanto en la pectoral, como el interopercular) de menor tamaño.

Como dato añadido, algunas fuentes hablan de un mayor tamaño adulto de los machos, y de un patrón de coloración levemente mas oscuro.

Temperatura:
Entre 26º y 30º C.

Agua:
pH entre 6.4 y 7.2. Agua blanda y muy oxigenada. Son muy sensibles a los cambios bruscos en los parámetros del agua, como a altos niveles de compuestos nitrogenados, los cuales deberán ser siempre muy bajos o inexistentes.

Acuario:
Debemos proporcionarles varios lugares donde puedan guarecerse, bien sean formaciones leñosas o rocosas, objetos de barro o pvc, …. Es aconsejable proporcionarles corrientes en zonas leñosas, aun cuando sea madera que no esté totalmente curada y flote, donde pasaran buena parte del tiempo.

Alimentación:
Como la gran mayoría del genero hypancistrus no son especies comedoras de algas, mas bien al contrario, y el L066 no es una excepción. Omnívoro, la mayor parte de su dieta será de origen proteico y eventualmente aceptara algún aporte vegetal. Agradecerá que su dieta sea de calidad y variada.

Aceptara larvas, artemia y dafnia, ya sea viva o congelada. Además, podemos complementarlo con papilla para discos, gambas y productos comerciales específicos, así como cualquier otro resto de alimento que caiga al fondo y sea de su agrado. Eventualmente, aceptara y habrá que proporcionarle algún aporte vegetal, como pepino, calabacín, guisantes, ….

Comportamiento:
Como muchos loricaridos es una especie territorial, pero relativamente pacifico. Solo mostraran agresividad si hay poco espacio para delimitar territorios, a la hora de comer o en encuentros entre ejemplares, aunque en este ultimo caso no suelen ser mas que pequeñas persecuciones.

De hábitos mas nocturnos que diurnos, aunque no será tan difícil de ver en el acuario como otras especies similares (L046 o L260).

Se recomienda mantenerlos en grupos de 5 o 6 ejemplares si se quiere lograr su reproducción, aunque hay que ser cauteloso con el numero de machos y el espacio del que se dispone.

No es aconsejable que estén junto a otros loricaridos de igual o mayor talla, y de carácter más fuerte, pues no competirán fácilmente por el alimento y el territorio.

Reproducción:
Lograda en cautividad. Se debe mantener el agua en excelentes condiciones, alto nivel de oxigeno, ausencia de amonio, NO2 y NO3, pH ácido y dureza blanda. Esto acompañado de una buena alimentación conseguirán que los ejemplares encuentren condiciones optimas.

La puesta se realiza en una cueva u otro tipo de refugio, normalmente será elegida una cueva en una zona de corriente o cercana a ella.

En días previos a la puesta, el macho limpiara y defenderá su cueva, impidiendo incluso que la hembra entre en ella hasta que lo considere oportuno y llegue el momento. El proceso de desove suele ocurrir a ultimas horas del día.

Los huevos son puestos en la parte superior de la cueva y es el macho el único encargado de su cuidado. El macho abanicará con sus aletas la puesta, sin apenas tomarse un descanso ni para comer. Se logra un mayor éxito sacando en este momento la puesta a otro acuario de cría sin los padres, evitando así cualquier intento de canibalismo por parte del padre, cosa que puede suceder si la mayoría de la puesta tiene hongos o si se siente amenazado.

Los huevos tardan aproximadamente 7 días en eclosionar. Desde este momento los alevines se alimentan de su saco vitelino y continúan en la cueva custodiada por el padre. 7 días mas tarde, habrán consumido el saco vitelino y comenzaremos a alimentarlos con nauplios de artemia y comida especifica finamente triturada. La alimentación de los alevines no supone un gran problema a la hora de sacarlos adelante, pero si lo puede suponer el mantener la higiene del acuario y unos buenos parámetros del agua. El padre, si no se ha separado la puesta a otro lugar, cuidara de los alevines hasta la 3 o 4 semana de vida, momento en el cual ya tienen un desarrollo bueno y se alimentan sin problemas, incluso con el alimento de los adultos.

Anuncios: