Hoplarchus psittacus

Hoplarchus psittacus

Nombre común: Vieja en Colombia, Acará papagaio en Brasil, Papageibuntbarsch en alemán y en inglés se le conoce como Parrot o Green Parrot. Es el cíclido parrot (papagaio en portugués = a parrot) original y no confundir con el engendro creado por el hombre conocido como “blood parrot”.

Antiguas denominaciones: Heros psittacus Heckel, 1840 ha sido la original, Aequidens psittacus (Heckel, 1840), Centrarchus cychla Jardine, 1843, Pomotis fasciatus Schomburgk 1843, y Hoplarchus pentacanthus Kaup, 1860.

Clasificación:
• Orden: Perciformes.
• Familia: Cichlidae (Cíclidos).
• Subfamilia: Cichlasomatinae.
• Tribu: Heroini.

Biotopo:
Amazónico, habita en ríos, lagos y pantanos.

Distribución:
A lo largo de la cuenca del río Amazonas, particularmente en el propio Amazonas y en los ríos Negro, Preto da Eva, Urubu y Jamari en Brasil; también en la cuenca del alto Orinoco en Venezuela y Colombia.

Forma:
Da la sensación de ser un pez muy robusto. La forma general es similar a la del género Heros, tanto que Heckel así le denominó: Heros psittacus, aunque los Hoplarchus son más alargados y por ende, de cuerpo algo más bajo. Cuenta con una poderosa aleta caudal con forma redondeada, la boca cuenta con unos gruesos labios y conjuntamente con la curvatura de la cabeza recuerda a un loro o papagayo, de allí sus nombres comunes: papagaio en portugués y parrot en inglés.

Coloración:
Lo más llamativo es el color naranja de sus ojos. La coloración del cuerpo variará en función del estado de ánimo en que se encuentre el pez; en modo neutral predominan los tonos verdes y un azul cobalto en el tercio superior del cuerpo y en la cabeza, como así también un naranja más claro que el de los ojos en la zona ventral (color salmón). Se destacan además las franjas relativamente gruesas de color azul (más claro que el tono cobalto que le rodea) en el ya mencionado tercio superior de su cuerpo. Una banda horizontal oscura con inicio en el borde del labio superior, que sigue por la zona suborbital, continúa a lo largo de la mitad de su cuerpo, para finalizar en el pedúnculo caudal.
En modo agresivo, dominante o bajo estrés, el tono general es bastante más oscuro y son más evidentes las franjas verticales que atraviesan todo el cuerpo.
Las aletas pectorales son de un tenue amarillo transparente, en tanto que las aletas ventrales, caudal, anal y dorsal cuentan con un patrón de líneas negras y presencia de destellos azulados, además, la dorsal tiene el borde exterior rojo.

Tamaño:
Máximo en torno a 40 cm en los machos.

Diferencias sexuales:
No son muy apreciables, los machos son algo más grandes y las aletas anal y dorsal finalizan en punta.

Temperatura:
Entre 27 y 30ºC.

Agua:
pH entre 5,5 a 6 – dGH entre 5 y 10º.

Acuario:
A partir de 300 litros para una pareja con sustrato conformado por canto rodado. Es importante que los objetos que formen parte de la decoración estén firmemente fijados ya que muy probablemente serán removidos, también hay que tener cuidado y seleccionar bien las plantas, leer al respecto el apartado “Comportamiento”.

Alimentación:
Omnívoros; comerán alimentos vivos, congelados, secos (hidratar siempre los gránulos y/o escamas), pero al igual que a las especies del género Heros, debemos de suministrar una importante dosis de alimento vegetal, aceptando de muy buen grado la espirulina.

Nota: el H. psittacus es capturado por los nativos para su consumo.

Comportamiento:
Proclives a remover el sustrato y a las pequeñas piedras o guijarros, por lo que es conveniente plantar el acuario solamente con aquellas especies robustas y rodeando a los tallos con piedras, aún así, es muy probable que veamos a las plantas flotando… Pueden cohabitar con otras especies pacíficas de tamaño medio a grande –excepto en época de reproducción- y que se desplacen por otras zonas del acuario como por ejemplo con las del género Satanoperca. Aunque vale recalcar que su agresividad se irá incrementando a la vez que van creciendo.

Reproducción:
Durante el cortejo se puede ver a la pareja mordiéndose la boca uno al otro, mostrando los típicos temblorcitos del que hacen gala los cíclidos, para posteriormente elegir una superficie más o menos vertical. Al igual que los escalares no son muy exigentes: troncos, piedras, hojas e inclusive los cristales albergarán una gran puesta que rondará los 600 huevos (según el tamaño y edad de la hembra). Tras nadar libremente, los alevines aceptarán nauplios de artemia, y su crecimiento es tan rápido que en dos meses tendrán casi 1,5 cm de longitud. Es recomendable vigilar la actitud tanto del macho como de la hembra, ya que quizás sea necesario separarles, si bien se puede permitir el libre paso de los alevines de un lado al otro ya que ambos cuidarán muy bien de la prole.

Anuncios: