Hidropesía (afección en la vejiga natatoria)

Hidropesía (afección en la vejiga natatoria)

Hidropesía (afección en la vejiga natatoria) La hidropesía es una enfermedad que deriva de la retención de líquidos en el cuerpo del pez. Se puede deber a una serie de afecciones en el organismo del pez. Generalmente problemas de riñón o problemas con el intestino, evitando que el pez no pueda hacer sus necesidades básicas. Aunque también pueden ser debidos a virus, bacterias, una mala dieta, parásitos internos, o mala calidad del agua, sobre todo con el amonio, estando muy por encima de lo deseado.

Síntomas:

Es una enfermedad muy común entre los cíclidos africanos, aunque también afecta a menudo a los peces de la familia de los ciprínidos (especialmente los de agua fría) y a los anabántidos. Se caracteriza por una hinchazón del cuerpo, especialmente en el abdomen, que hace que las escamas se separen del cuerpo. Los ojos pueden sobresalir o bien hundirse en las cuencas. A veces aparecen enrojecimientos en las aletas, úlceras en el cuerpo y heces largas y de color claro. En los casos más avanzados de hidropesía, también puede observarse una decoloración de la piel y una pérdida de escamas.

Hidropesía (afección en la vejiga natatoria)Los peces enfermos no mostrarán ningún interés por la comida. A menudo se encuentran cerca del fondo, descansando sobre la arena, o boqueando en la superficie. En los estadios avanzados, el pez pierde el equilibrio y la capacidad de nadar correctamente.

Causas:

Se han identificado tres causas principales para la hidropesía: el exceso de sal (NaCl), una exposición prolongada a agua con mala calidad y una dieta inadecuada, que propicia una infección por parásitos. Otras causas incluyen envenenamiento, heridas internas y tumores cancerígenos. La hinchazón no es la enfermedad en sí, es solo un síntoma causado por la acumulación de fluidos en la cavidad interna del cuerpo debido a un fallo orgánico.

Hidropesía (afección en la vejiga natatoria)Tratamiento:

El tratamiento de la hidropesía es difícil, ya que cuando aparecen los síntomas puede que ya se hayan producido daños en los órganos internos. Cuando veamos los primeros síntomas, debemos tratarlo de inmediato.

Lo primero que debemos hacer es mover el pez afectado a un acuario hospital para tratarlo. El remedio más efectivo es usar antibióticos y metronidazole.

Anuncios: